LA NUEVA NORMALIDAD

Coronavirus: protocolo para los gimnasios autoriza a funcionar con el 50% de usuarios

La resolución municipal establece una reducción en el aforo de los establecimientos de un 50%, a efectos de evitar la aglomeración en zonas de circulación y espacios de uso compartido.

Se debe mantener una distancia mínima de 2 metros entre las personas. Foto: Marcelo Bonjour
Se debe mantener una distancia mínima de 2 metros entre las personas. Foto: Marcelo Bonjour

La Intendencia de Montevideo (IMM) aprobó esta semana un protocolo para el funcionamiento de gimnasios, canchas, clubes deportivos, polideportivos y similares. El mismo está alineado a otros protocolos como el implementado por los grandes clubes que retomaron la actividad el 1° de junio. La resolución municipal establece una reducción en el aforo de los establecimientos de un 50%, a efectos de evitar la aglomeración en zonas de circulación y espacios de uso compartido.

A su vez, prohíbe el uso de los vestuarios y duchas, así como el de mesas, sillas, mostradores o barras en las zonas de cantina, cafeterías, parrilleros y espacios similares ubicados dentro o en cercanía del espacio deportivo, y que motiven la permanencia del usuario en el mismo luego de finalizada la actividad deportiva.

“Se prohíbe el funcionamiento de los espacios de saunas secos y baños de vapor así como las piscinas y demás zonas de agua interiores y exteriores”, agrega.

Del mismo modo, señala que se debe mantener una distancia mínima de 2 metros entre personas en todos los espacios de uso compartido y que en las salas de ciclismo indoor también se debe guardar una distancia similar alrededor de cada bicicleta fija. En caso de no poder mantener dicha distancia, se precintarán bicicletas para no ser utilizadas y asegurar las distancias mínimas.

“Una vez finalizada la actividad se debe desinfectar cada bicicleta por completo así como todas las superficies con agua y jabón o soluciones de hipoclorito de sodio”, destaca.

Reapertura se hizo parcialmente, sin piscina ni vestuarios. Foto: Leonardo Mainé
Reapertura se hizo parcialmente, sin piscina ni vestuarios. Foto: Leonardo Mainé

Canchas.

En cuanto a canchas de tenis y similares, el protocolo de la Intendencia de Montevideo señala que se debe hacer uso de las mismas previa desinfección de manos y calzados. Y que solo se permite el ingreso a los jugadores titulares y jueces.

“Se debe mantener la distancia de seguridad de 2 metros entre personas. Serán de uso individual y exclusivo los materiales tales como raquetas, paletas, conos y similares, debiendo desinfectar todos estos elementos en cada uso. A estos efectos se debe disponer de alcohol en gel a disposición de los usuarios”, agrega el documento.

Con respecto a las canchas de fútbol, básquetbol, vóleibol, boxeo y otros deportes de contacto, el protocolo de la IMM no establece ningún recaudo.

Simplemente dice que “la práctica de deporte de equipos de más de dos componentes; como ser fútbol, básquetbol, vóleibol y similares así como de deportes de contacto como boxeo, artes marciales y similares se regularán de acuerdo a las condiciones y fases que establezcan los organismos competentes”.

Cabe recordar que si bien la IMM cumple un rol fiscalizador sobre distintos locales, la autoridad sanitaria (Ministerio de Salud Pública) es la que establece las reglas de funcionamiento.

El protocolo municipal establece que “se debe asegurar una ventilación adecuada de todos los espacios interiores, de manera de regular dejando acceder el máximo aire desde el exterior a través de sus aberturas aunque se disponga de ventilación mecánica”. Y que en los baños debe haber agua en todos los artefactos, así como dispensador de alcohol en gel, jabón líquido y toallas de papel a disposición de los usuarios en los espacios destinados al lavado de manos.

“En el caso de servicios sanitarios masculinos, no se permite el uso de orinales de pared”, destaca.

Cambios en exigencias a bares y restaurantes

La Intendencia de Montevideo resolvió modificar parte del protocolo sanitario aprobado para bares y locales de comida luego de recibir críticas de los comerciantes gastronómicos, quienes consideraron que las disposiciones eran demasiado exigentes. El protocolo establece entre otras cosas el distanciamiento de mesas y personas, lo cual complica el funcionamiento de los locales chicos. Una vez que se publicó el protocolo, Cambadu lo rechazó y señaló que algunos de los puntos eran “impracticables”.

La directora de Desarrollo Social de la comuna, Fabiana Goyeneche, dijo a El Observador que la Intendencia revisará la regulación a partir de los planteos recibidos en reuniones con los sectores afectados. Está previsto que la nueva regulación quede lista para fines de la próxima semana.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados