FUEGO EN LAS SIERRAS

Controlaron el incendio en el Cerro de Verdún

Llevó dos días de trabajo y participaron cientos de personas.

El fuego afectó una superficie de sierras superior a las 300 hectáreas. Foto: R. Figueredo
El fuego afectó una superficie de sierras superior a las 300 hectáreas. Foto: R. Figueredo

Tras más 48 horas de intenso trabajo, fue controlado el incendio que afectó los cerros Verdún y de los Chivos en las afueras de Minas.

Sobre el final de la tarde, Bomberos anunció a los mandos del Ejército, la Fuerza Aérea y de la Intendencia de Lavalleja que las tareas de apoyo habían dado sus frutos y que el fue ya estaba controlado.

El incendio comenzó en la tarde del jueves y afectó unas 300 hectáreas y por poco no llegó a alcanzar la imagen de la Virgen María que está en la cima del cerro Verdún, ni las antenas de televisión y telefonía instaladas en la parte más alta del cerro de los Chivos.

Tampoco se vieron afectados los barrios Ancap y La Coronilla situados a pocos metros de ambos cerros.

Se trata de un terreno agreste, con vegetación de sierra y algunas islas de eucaliptus. Todos los participantes en las labores de extinción del fuego coincidieron en que la sequía reinante provocó la multiplicación del incendio.

Las llamas se iniciaron en los campos linderos. En tal sentido, la vocera de Bomberos, Mariela Vivone, declaró a El País que la causa probable del incendio sería un descuido humano en un establecimiento rural cercano a la Ruta 8.

Apoyo.

Las dificultades topográficas del terreno obligaron a los bomberos de Minas a pedir colaboración a la Brigada Forestal de Piriápolis, la Policía local, unidades del Ejército de la zona, funcionarios de la Intendencia de Lavalleja y vecinos voluntarios.

El día viernes dos helicópteros de la Fuerza Aérea trabajaron durante varias horas. En horas del mediodía fue necesario enviar una tercer aeronave. Participaron cuatro tripulaciones completas, rescatistas y transporte de combustible, en total 16 efectivos, según dijo el encargado de comunicación de la Fuerza Aérea, mayor Gerardo Tajes.

El Ejército dispuso de un centenar de hombres que trabajaron en diferentes turnos. La tarea de los soldados se centró en el combate directo de los focos que se iban encendiendo por efecto del viento, indicó el jefe de Relaciones Públicas, coronel Wilfedo Paiva.

Por otro lado, funcionarios de Vialidad de la Intendencia y empleados de Cementos Artigas realizaron operaciones en el terreno con maquinaria pesada para evitar que el fuego se desplazara a otros sectores.

El obispo de Minas, Jaime Fuentes, estuvo pendiente del avance del fuego en lo alto del Verdún y a través de su cuenta de Twitter pidió oraciones a los fieles católicos ante la proximidad de las llamas.

Esta noche quedó en el lugar del incendio una guardia con funcionarios de Bomberos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)