Cultura y sociedad

Conflicto por la taquilla entre IMM y cineastas

Denuncian que no hay control de venta de entradas.

Venta: las salas vendieron 2.538.000 entradas aunque la cifra de espectadores fue mayor.
Las salas vendieron 2.538.000 entradas aunque la cifra de espectadores fue mayor.

La Asociación de Productores y Realizadores de Cine del Uruguay (Asoprod) señala que la Intendencia de Montevideo no tiene "ningún tipo de mecanismo de contralor" de la declaración de venta de entradas que hacen los cines en la ciudad y eso afecta la producción nacional.

Datos de la comuna capitalina muestran que en 2016 se comercializaron 2.538.798 entradas. Si son menos de 2.900.000 entradas se les exonera un 65% del impuesto a los espectáculos públicos de las salas de exhibición cinematográfica comercial, algo que se viene manteniendo en la última década.

Lo que sí deben pagar de ese impuesto —unos 12 millones de pesos anuales según cifras oficiales— alimenta la realización de producción nacional a través del programa Montevideo Socio Audiovisual, cuyo objetivo es contribuir al desarrollo del sector en Uruguay.

Lo que dice la normativa es que "mientras más entradas vendan, más pagan el impuesto. Esto es lógico", comentó Francisco Magnou, directivo de Asoprod. Si venden entre 2.900.001 y 3.200.000 la exoneración es de un 60% y así sucesivamente.

El problema es que este decreto, redactado dentro del marco de una salida a una crisis económica, no tiene asidero en la actualidad, debido a que en los últimos 15 años mucha más gente va al cine, según los productores uruguayos.

"La declaración de entradas vendidas por parte de las salas comerciales se ha mantenido casi incambiada", señala una carta enviada al intendente Daniel Martínez, y es realizada "sin ningún tipo de mecanismo de control por parte de las autoridades municipales".

Asoprod asegura además que el sistema de venta de 2 por 1 existente en muchísimos distribuidores locales afecta directamente a la industria nacional. "Cuando te declara a vos como productor, te dice que vendió solo una", indicó Magnou.

La Intendencia de Montevideo verifica que van más personas al cine que lo que se declara como entrada vendida. En el Anuario del Instituto Nacional de Estadística, la comuna aclara en una nota al pie: "La asistencia de público fue mayor".

Reuniones.

Preocupados ante este panorama, los realizadores uruguayos pidieron reuniones al departamento de Cultura de la Intendencia de Montevideo.

En esos encuentros, las partes entendieron necesario actualizar el decreto. Según Asoprod, se acordó que en lugar de un beneficio de exoneración que parta del 65% de ese impuesto a las salas de cine, pasen a tener una exoneración mínima del 40%. Esto engrosaría los ingresos para este fondo y, en consecuencia, mejoraría el financiamiento de la producción local. Este tema también tiene un impacto en la inversión extranjera, aseguró Magnou.

"El fondo, que llama proyectos de series de televisión o películas, le presta a producciones uruguayas para filmar en Uruguay. A partir de que tenés parte de la financiación, salís a buscar socios afuera para que pongan plata en tu película y la producción se pueda hacer", indicó. "Pero el aporte de este fondo es inicial, con esta plata no financiás toda una película", aclaró.

Ahora las autoridades "se comprometieron" a llevar la propuesta ante la Junta Departamental "para su aprobación", señala Asoprod en un comunicado. Durante un año, los realizadores se reunieron con ediles de todos los partidos políticos para informarles de este tema y buscar apoyos. Y "fuero bien recibidos", dijeron los cineastas .

Finalmente, el pasado 30 de julio Asoprod recibió la información de que la comuna no va a modificar el beneficio a las salas y seguirán pagando lo mismo. Esto despertó el enojo de esta asociación que sacó un comunicado mostrando su disconformidad. "Sentimos una profunda decepción por la decisión tomada, que augura un futuro muy poco auspicioso y un pésimo antecedente al no ser cambiada", indican.

Los realizadores locales creen que se sigue "favoreciendo y protegiendo" a las obras de Hollywood, que dominan la enorme mayoría de la taquilla en todo el país.

Visión de la IMM.

Ramiro Pallares, director interino de Cultura de la comuna y participante de estas reuniones, dijo a El País que la idea es "ir haciendo un trabajo progresivo" con respecto a este tema, luego de evaluaciones realizadas con los directores del área financiera de la Intendencia.

El único compromiso asumido es que las obras nacionales dejarán de pagar el impuesto de espectáculos públicos. "Como medida para estimular la programación del cine nacional en sala lo exoneramos del pago de impuesto", indicó.

Los cineastas aseguran que esto no es suficiente porque no hace crecer al programa Montevideo Socio Audiovisual. "Dentro de todo es lo único que se logró", indicó Magnou, pero aclara que la no modificación del beneficio a las salas de cine perjudica el desarrollo "del ecosistema del sector uruguayo".

Sobre el tema de la fiscalización de la venta de entradas, Pallares dijo que "va a empezar a ser a través de un formato de soporte digital". Esto permitirá una "fiscalización mejor" para obtener información más precisa y, de esa forma, lograr lo que reclaman los cineastas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)