CORONAVIRUS

Se suspenden las ceremonias religiosas presenciales hasta el 10 de enero

El secretario de la Presidencia informó que esta decisión fue resuelta hoy de "común acuerdo" con los líderes religiosos tras una "consulta" con el presidente Luis Lacalle Pou.

El jueves el gobierno comunicó a las distintas iglesias su decisión de reabrir ceremonias. Foto: Archivo El País
Ceremonia religiosa. Foto: Archivo El País

El secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, dijo este lunes de tarde que se suspende la presencialidad en todas las ceremonias religiosas hasta el 10 de enero de 2021, fecha que coincide con la finalización primaria de un paquete de medidas que anunció el gobierno la semana pasada para contener la propagación del COVID-19 en Uruguay.

El jerarca informó que esta decisión fue resuelta hoy de "común acuerdo" con los líderes religiosos tras una "consulta" con el presidente Luis Lacalle Pou. Delgado participó de una reunión vía Zoom con los líderes religiosos y el ministro de Salud Pública, Daniel Salinas.

Las ceremonias religiosas se suspendieron el 13 de marzo tras el anuncio del gobierno de Lacalle Pou que comenzaba a regir en el país una emergencia sanitaria por la irrupción del coronavirus.

El 19 de junio se retomaron las ceremonias bajo un estricto protocolo sanitario, que marcaba condiciones de higiene, así como un aforo determinado para evitar contagios.

Posteriomente, sobre las 20:00 horas de este lunes, la Conferencia Episcopal de Uruguay emitió un comunicado en el que "aceptan el pedido del gobierno" con "mucho dolor" de suspender las celebraciones con fieles.

En tanto, se subraya que las iglesias "seguirán abiertas" y las celebraciones "se transmitirán por las redes sociales y los medios de comunicación".

Si bien se aclara que desde la reapertura del 19 de junio "no hubo ningún caso de contagio", la "cercanía de la Navidad hace doblemente dolorosa esta decisión".

A fines de octubre, el cardenal Daniel Sturla, arzobispo de Montevideo, declaró a "Punto de Encuentro" (Radio Universal): "En ningún local de la Iglesia Católica hasta ahora ha habido dificultades y creo que los problemas se han dado sobre todo en Rivera por el trasvase de mucha gente entre Santana (do Livramento) y Rivera, y ahí sí que no ha habido cuidado en algunos encuentros religiosos que hubo". Posteriomente se comunicó con el presidente del Consejo de Representatividad Evangélica del Uruguay (CREU), Louder Pablo Garabedian, para "disculparse por la mención de que algunos encuentros evangélicos habrían incumplido en Rivera los protocolos establecidos".

Los líderes religiosos dieron un paso más y el 13 de diciembre enviaron un mensaje de Navidad en conjunto llamando a tomar precauciones para evitar contagios de COVID-19, en un momento de crecimiento de casos en las últimas semanas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados