RODAJE

Cobran "peaje" vecinal para filmar en una calle de la Ciudad Vieja

Imponderables de un rodaje internacional entre bocas de pasta base.

Filmación: millones de dólares ingresan a Uruguay gracias al negocio de los rodajes de cine publicitario. Foto: Fernando Ponzetto
Filmación: millones de dólares ingresan a Uruguay gracias al negocio de los rodajes de cine publicitario. Foto: Fernando Ponzetto

Un cliente internacional quería filmar una escena de Nueva Delhi en Montevideo. Se buscó una locación que pudiera parecerse en algo a la capital de India. Tras evaluar distintos lugares de la ciudad, la productora eligió una cuadra de la Ciudad Vieja: Cerrito entre Pérez Castellano y Maciel.

Situadas a una cuadra de la seccional primera de la Policía, en los últimos meses algunas viviendas de la zona han sufrido una importante cantidad de allanamientos policiales en represión a las bocas de pasta base. Allí el ambiente sigue siendo difícil a pesar de la presión uniformada.

La grabación de la escena en cuestión llevaría al menos siete horas de trabajo. Para ello debía cortarse la calle previa autorización de la Intendencia, colocar algunos artilugios escenográficos sobre las viviendas, quitar todos los vehículos de la cuadra y asegurarse que los vecinos no afectaran el trabajo durante el rodaje.

Por ello, en estos casos la tarea previa es fundamental. El personal encargado de asegurar la locación tiene que hablar con los vecinos y arreglar los problemas que vayan surgiendo sobre la marcha.

En esta oportunidad, según supo El País, los titulares de tres viviendas de la zona marcaron que allí tenían su “negocio” -en referencia a la venta de droga- y que precisaban ser compensados.

Al final, fue necesario disponer de unos US$ 100 para cada una de las tres viviendas “afectadas” por la filmación. No hubo violencia ni amenazas, según destacaron las fuentes consultadas.

Por otro lado, una parte del equipo de la productora debió frenar a varios “clientes” que no sabían que entre las 8 de la mañana y las tres de la tarde del domingo los “negocios” estarían cerrados.

En otros rodajes realizados en la Ciudad Vieja las productoras han acordado algunos pagos por molestias ocasionadas.

Como es habitual, todos los participantes del rodaje firmaron un acuerdo confidencial, por lo que no pueden formular declaraciones sobre lo que ven o escuchan antes o durante la filmación y las siguientes etapas de la producción fílmica.

Un informante confirmó que parte de los equipos de seguridad debió permanecer en la cuadra durante la noche del sábado y la madrugada del domingo. Allí varios hombres se ocuparon de colocar conos para evitar que se estacionaran los vehículos.

Durante esas horas de oscuridad, los trabajadores -que no conocen el ambiente de la zona por vivir en otros barrios- vieron a decenas de personas entrar y salir de las viviendas en cuestión.

Además, recibieron varias ofertas de desconocidos que circulaban en la zona: dos cajas de balas calibre 9 milímetros a $ 2.000, un televisor plasma 32 pulgadas a $ 400, un teléfono celular y otros objetos. Con delicadeza, para evitar problemas, los trabajadores eludieron los ofrecimientos y permanecieron en el lugar hasta que se cumplió con la tarea y regresaron a sus domicilios.

Operativos

Durante los últimos meses del año 2019 se produjo una serie de allanamientos en distintos sectores de la Ciudad Vieja. En aquel momento la Policía, con ayuda de personal del Municipio B, tapió varias viviendas y detuvo a los vendedores de drogas que se encontraban dentro de las bocas en el momento del operativo.

Una esquina clave para el movimiento de turistas

La esquina de Cerrito y Pérez Castellano es estratégica para quienes viven del turismo. “Pérez Castellano es nuestra Gorlero”, dijo un comerciante de la Ciudad Vieja. Cada año miles de visitantes pasan por el lugar rumbo al Mercado del Puerto.

También pasan los turistas que llegan a Montevideo en los cruceros. Ese lugar también fue conocido porque el Mides resolvió instalar un refugio para personas en situación de calle frente a un hotel boutique.

La polémica con el Mides llevó varios años, aunque en principio se dijo que la instalación sería “por unos meses”, hasta que el refugio se trasladó hacia otro lugar. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados