IGLESIA CONMEMORÓ A SAN FELIPE Y SANTIAGO

Celebraron las fiestas patronales en la Rural

Presentaron una investigación sobre los 400 años de historia de la Iglesia Católica en Uruguay.

Celebración: la misa final de las fiestas patronales de San Felipe y Santiago. Foto: Francisco Flores.
Celebración: la misa final de las fiestas patronales de San Felipe y Santiago. Foto: F. Flores.

Designados como protectores de la ciudad de Montevideo en el año 1726, las reliquias de San Felipe y Santiago ya tienen un lugar definitivo en la catedral metropolitana. Durante siglos permanecieron en la catedral de lo 12 Apóstoles de Roma, tras una gestión de la Arquidiócesis fueron traídas a Uruguay.

Con la instalación de las reliquias comenzaron el jueves las fiestas de los patronos de Montevideo. La celebración litúrgica dio paso a actividades culturales, sociales y recreativas en distintos puntos de la ciudad.

Mientras tanto, ayer se cumplió la última jornada de las fiestas con un evento masivo en la Rural del Prado. En la ocasión miles de fieles se congregaron desde la mañana detrás de diferentes propuestas recreativas y litúricas para toda la familia.

"Estamos convencidos de que en esta sociedad nuestra, en este Uruguay que queremos, el mejor bien que podemos hacer es anunciar a Cristo. Todos nuestros amigos y vecinos, tienen el derecho de conocer a Cristo y no podemos quedarnos egoístamente en el rinconcito", afirmó el cardenal durante la misa.

Cultura.

Uno de los puntos altos de las fiestas tuvo que ver con un trabajo sobre la historia cristiana en Uruguay. Resumir cuatro siglos de historia no es una tarea fácil. A modo de "memoria institucional", la Iglesia Católica uruguaya encargó a los comunicadores Paulo Olascoaga y Natalia Espasandín un libro sobre el aporte de la institución religiosa a la sociedad. Junto a ellos trabajó directamente el cardenal Sturla.

Tras varios meses de trabajo, el pasado jueves se presentó en sociedad el libro "Desde la matriz, 400 años de presencia y servicio de la Iglesia en Uruguay". La presentación tuvo lugar en la sala Mario Benedetti de la Torre de Antel, siendo el principal acto cultural de las fiestas patronales.

El acto contó con la presencia de autoridades eclesiales, civiles y militares, representantes del gobierno, legisladores, embajadores, representantes de otras confesiones cristianas y de la comunidad judía.

Olascoaga se encargó de la investigación y edición de los textos. El periodista aseguró a El País que "hay material para hacer varios libros más, intentamos hacer un buen resumen".

Mientras tanto, Espasandín se ocupó de trabajar sobre más de 9.000 imágenes obtenidas para el trabajo. Al final, se pudo incluir en el libro un total de 308. Los investigadores buscaron material en archivos de la Iglesia y periodísticos, entre ellos el de El País, junto a aportes de las familias.

Gran parte del libro retoma un trabajo realizado por la Revista Umbrales sobre la historia de la Iglesia en Uruguay, los padres Quinto Regazzoni y Daniel Bazanno dedicaron años a investigar y divulgar.

Olascoaga destacó que la primera vez que una cruz tocó suelo uruguayo fue en el año 1516, cuando arribó la expedición del español Juan Díaz de Solís. Aquella primera experiencia terminó con un enfrentamiento con los indígenas que costó la vida al expedicionario.

De allí en adelante se vivieron distintas etapas donde la relación entre el gobierno y la Iglesia atravesó difíciles circunstancias hasta la separación definitiva en el siglo XIX.

La idea es que la obra tenga una amplia difusión. Si bien tiene una versión papel, compuesta por más de 400 páginas, se realizará una publicación en la página web de la Arquidiócesis de Montevideo. La idea es que "un profesor de historia le pueda decir a un alumno que acá tiene una mirada diferente de estos temas", dijo Olascoaga.

Por su parte, el cardenal Sturla destacó que "apenas nos estamos asomando a la vida de la Iglesia en el Uruguay" y anunció una nueva edición.

De rojo por los santos patronos

Sturla y el obispo auxiliar, Milton Tróccoli: presidieron la misa final de las fiestas patronales de San Felipe y Santiago. Foto: Francisco Flores.
 Foto: Francisco Flores.

La misa final de las fiestas patronales de San Felipe y Santiago fue presidida por el cardenal Sturla y el obispo auxiliar, Milton Tróccoli. Ambos vistieron de rojo en recordación de los santos, según indica la norma eclesiástica. Como cierre de la celebración se sorteó un fondo especial al que postularon diversas obras de caridad que se realizan en Montevideo. Ganó el Santuario Nacional Gruta de Lourdes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º