ROCHA

Carnaval de La Pedrera: se realizó "sin inconvenientes" y con menos público

En total hay diez personas detenidas por delitos menores y el número de denuncias por parte de los vecinos fue mucho menor que en ediciones anteriores

Decenas de niños, adolescentes y jóvenes realizaron la tradicional guerra de agua. Foto: F. Ponzetto
Carnaval de La Pedrera. Foto: F. Ponzetto

En la noche de ayer se realizó una nueva edición del Carnaval de La Pedrera que, a diferencia de años anteriores, se llevó a cabo "sin grandes inconvenientes", indicó a El País Flavia Coelho, intendenta de Rocha.

Esta mañana Coelho, quien asumió en su cargo el 8 de febrero, se reunió en la comisaría del balneario junto con el jefe de Policía de Rocha y el alcalde Ruben González para hacer un balance de cómo transcurrió la noche.

En total hay diez personas detenidas por delitos menores y el número de denuncias por parte de los vecinos fue mucho menor que en ediciones anteriores, cuando incluso se llegó a pedir que se prohibiera el carnaval debido a la violencia que se registraba.

De todas maneras el número de personas que participó en el carnaval, según las estimaciones primarias, llegó a ser de 5.000 a 6.000 entre las 02:00 y las 03:00 de la madrugada, el momento de mayor asistencia. Este número parece decrecer año a año: en 2015 se registraron unas 20.000 personas y en 2018 cerca de 9.000.

La intendenta indicó a El País que uno de los aspectos que ayudó a que la fiesta se desarrollara con tranquilidad fue el carnaval infantil que los vecinos de la zona organizan desde el año pasado y que tiene lugar antes de la fiesta.

"En el carnaval infantil los niños desfilan por la avenida principal y realmente le da otra tónica. Hay una presencia de niños muy importante que después se quedan, así que el ambiente se vuelve muy familiar", indicó Coelho.

Por otra parte la jefa de la comuna rochense indicó que también fue clave el operativo que se realizó antes del carnaval para informar a vecinos y turistas qué elementos estaban prohibidos, como por ejemplo la espuma, el consumo de alcohol en la calle y las botellas de vidrio. 

Además se realizó un operativo en la ruta y, al igual que en años anteriores, se instalaron las llamadas "carpas de achique" con médicos y paramédicos, destinados a atender a las personas por exceso de consumo de drogas y alcohol. Este año se atendió un total de nueve personas, un número mucho menor al presentado en años anteriores, explicó Coelho.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error