HABILITACÍÓN

Canelones habilita venta de alimentos registrados en otros departamentos e insta a seguir su ejemplo

“No hay 19 países, hay uno solo”, dijo el intendente, Yamandú Orsi, que busca impulsar el llamado Registro Único Nacional de Alimentos que se discute desde 2009 en el Congreso de Intendentes.

tartas

Actualmente, si un productor de alimentos de Flores quiere vender en Montevideo debe tramitar el registro en esa intendencia. Supongamos que vende tortas de chocolate. En unos meses el negocio florece y decide ampliar su oferta e incluye alfajores de maicena. Entonces, tiene que hacer (y pagar) otro trámite de habilitación. Y si desea enviar también su producción para que se venda en Maldonado, entonces serán dos nuevos trámites.

Los departamentos mencionados son solo ejemplos, porque el sistema funciona así en todo el país: 19 registros para cada producto que se quiera vender en cada Intendencia. Y cada uno dura dos años. Al vencimiento se debe volver a hacer (y pagar) el trámite.

Para terminar con estas trabas burocráticas que se imponen a los productores de alimentos (ya sean a nivel industrial como de emprendedores), es que desde 2009 el Congreso de Intendentes trabaja en el llamado Registro Único Nacional de Alimentos (Runae). Se busca que con un solo trámite, centralizado, se pueda comercializar alimentos en todo el país.

Según informó a El País Tania Yanes, coordinadora del Gabinete Productivo de la Intendencia de Canelones, hay acuerdo para avanzar hacia ello a nivel nacional, pero mientras no se logra, la comuna canaria habilitó la comercialización de productos alimenticios registrados en otras intendencias. Es decir que, desde ahora, esa intendencia toma por válidos los registros realizados en los demás departamentos del país y permite que esos productos se vendan en los comercios locales.

Esta disposición regirá hasta diciembre de este año y se acompaña con un llamado a que los demás gobiernos departamentales se sumen. Según la resolución aprobada por la Intendencia de Canelones, la medida significa una “renuncia fiscal superior a las 4.800 Unidades Reajustables (UR)”, ya que cada trámite cuesta 5 UR.

“El Runae viene a ser como el Sucive de los alimentos”, graficó Yanes, y señaló que desde el gobierno canario buscan promoverlo para que, tras tantos años de trabajo en el Congreso de Intendentes, finalmente se llegue a consolidar.

“No hay 19 países, hay uno solo”, dijo el intendente de Canelones, Yamandú Orsi, en un evento realizado este miércoles en la Cámara de Industrias, y destacó que en el momento actual de emergencia sanitaria y de complicaciones en materia económica no es posible “darse el lujo de que, por un mes o dos, las empresas caigan”.

Registros por familias de productos

Yanes explicó que en noviembre del año pasado, la Intendencia de Canelones ya había habilitado el “registro por familias de productos”. Esto quiere decir que si una empresa vende tartas de frutilla, por ejemplo, no tiene que tramitar otro permiso para incluir tartas de coco, porque ya se lo permite el trámite inicial. Lo mismo para quien comercializa licores o alfajores.

Esto, dijo la coordinadora, genera un impacto en los ingresos de la Intendencia, ya que cada trámite tiene un valor monetario que se dejará de percibir. Pero afirmó que hay un convencimiento del intendente Orsi en cuanto a la medida y esperan que su decisión impulse a las demás intendencias del país a hacer lo mismo.

Por otra parte, Yanes recalcó que no solicitar un registro por cada alimento no implica una baja en los controles de calidad, sino una demostración de confianza en los procesos de control bromatológico que realizan las otras intendencias y a que el Runae puede ser un hecho.

“Orsi estima que el Runae está cerca y esto intenta ser una señal”, agregó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error