Un proyecto polémico

Buquebus: gobierno insiste con nuevo puerto tras "trancazo" del FA

Rossi dijo que hay que buscar alternativas, aunque no se ha vuelto a reunir con López Mena. Reiteró que el proyecto vetado era “excelente”.

Dique Mauá. Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto

Pese a que su fuerza política no le dio los votos que necesitaba en Diputados para aprobar el proyecto portuario de Buquebus junto al dique Mauá, en la rambla de Montevideo, el gobierno dará batalla para que la compañía de ferrys se instale en otro sitio. Así lo dijo ayer el ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi, en un desayuno de trabajo de Somos Uruguay.

"Por supuesto que no renunciamos ni a la ampliación de la terminal de pasajeros de Colonia, que es la terminal de pasajeros más importantes del país, ni a una nueva y mejor terminal de pasajeros en Montevideo. Tenemos que encontrar la forma de concretarla porque le sirve a la actividad portuaria y fundamentalmente le sirve a Montevideo y al turismo. Esperamos, con la ministra de Turismo, encontrar el camino para poner en marcha el mejoramiento de la recepción de cruceros, que por suerte este año va a aumentar y que necesitamos atender mejor; así como ofrecer más servicios a los pasajeros, porque es parte también del negocio. La ministra quiere mudar el Ministerio para poder disponer de esa área para la atención de los pasajeros", señaló Rossi.

Consultado posteriormente por El País, el secretario de Estado dijo que no se ha reunido todavía con Juan Carlos López Mena para escuchar si tiene otra propuesta para instalar su terminal fluviomarítima en Montevideo. Rossi reiteró que el proyecto para el dique Mauá le parecía "excelente" y admitió que en Uruguay "somos complicaditos" para aprobar iniciativas como la propuesta por el empresario naviero. También indicó que es posible que el proyecto original pueda ser retomado en próxima legislatura.

"Montevideo necesita una nueva terminal de pasajeros; sería útil poder realizarla. Primero, porque el lugar que ocupa actualmente interfiere con la actividad portuaria. En el cruce de entrada pasa una alta cantidad de la carga del puerto de Montevideo y eso es inconveniente. En segundo lugar, porque Montevideo recibe un porcentaje importante de visitantes por el puerto", declaró el ministro a El País.

Rossi y Cola repasaron lo hecho y los planes para 2018. Foto: Nicolás Pereyra
Víctor Rossi. Foto: Nicolás Pereyra

La situación actual.

En el desayuno de trabajo de Somos Uruguay, Rossi dijo que se necesitan mejorar las condiciones de la actual terminal "tanto para los pasajeros que nos visitan como para el mejor funcionamiento del puerto de Montevideo. Por lo tanto, habrá que seguir analizando todas las opciones".

"Buquebus es un actor que desde luego tiene intereses en esto, porque hoy es la empresa de ferry que trae los pasajeros de Buenos Aires, pero esto es un problema primero que nada del Uruguay y de Montevideo. Nosotros estamos muy interesados en que nos visiten por todas las vías. Donde está hoy genera interferencias con el funcionamiento del puerto de cargas, entonces tenemos que buscar opciones… Yo no me dejo desalentar, esperemos que los empresarios tampoco. No creo que la resolución (de los diputados del Frente Amplio) se refiera a no hacer una nueva terminal; la resolución se refirió a un asunto en concreto", indicó el secretario de Estado.

Propuesta descartada.

El dueño de Buquebus se propuso construir la terminal fluviomarítima junto al dique Mauá con una inversión que el ministro Rossi situó en unos 200 millones de dólares. Sus asesores se lo han dicho y López Mena lo sabe: el negocio de la empresa está en el agua y no en tierra. Y la inversión que se manejaba era inamortizable. Pero López Mena aseguró a El País en una entrevista realizada en Buenos Aires que su objetivo era "dejarle a Uruguay la mejor terminal marítima del mundo".

Frente a la posibilidad de que el Poder Legislativo completara la aprobación de la enajenación de los padrones, López Mena formalizó una alianza con el estudio Foster + Partners, uno de los más importantes del mundo, para que terminara de darle forma al proyecto. No le interesa que el gobierno le otorgue otra concesión, quiere tener su propio puerto, porque considera que lo puede gestionar mejor que el Estado. "Si esto no sale, buscaré otra cosa", aseguró el dueño de Buquebus.

Empresario: aguarda que el Parlamento apruebe la enajenación de los predios para desarrollar la iniciativa privada. Foto: Andrés Lopez Reilly
Juan Carlos López Mena. Foto: Andrés Lopez Reilly

Además del puerto, el empresario pretendía construir en esa zona olvidada de la rambla una urbanización amigable con el ambiente, que utilizara la energía solar y que autogestionara sus residuos.

Si bien su proyecto contaba con el respaldo del gobierno nacional, la Intendencia de Montevideo, Patrimonio, la oposición política en general y muchos vecinos, los diputados del Frente Amplio terminaron haciéndolo naufragar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)