POR NUEVA NORMATIVA

Boliches dicen que decreto de la Intendencia de Montevideo es inconstitucional

Cambadu estudia recurrir ante el Tribunal de lo Contencioso.

Nueva norma: obliga a los boliches a colocar cámaras hacia el exterior y a controlar lo que ocurre afuera y en las proximidades. Foto: Nicolás Pereyra
Nueva norma: obliga a los boliches a colocar cámaras hacia el exterior y a controlar lo que ocurre afuera y en las proximidades. Foto: Nicolás Pereyra

La nueva normativa sobre la nocturnidad que fue aprobada hace pocas semanas por la Junta Departamental y que establece una serie de medidas para boliches, bares y restaurantes con el objetivo de solucionar el problema de los ruidos molestos, generó el rechazo del Centro de Almaceneros Minoristas, Baristas, Autoservicistas y Afines del Uruguay (Cambadu).

La gremial asegura que el nuevo decreto tiene artículos que son inconstitucionales, por lo que le presentó al prosecretario de la Intendencia, Christian Di Candia, una lista con todos los puntos en los que tiene discordancias.

En caso de que no se contemplen sus planteos, planea recurrir la inconstitucionalidad de algunos artículos ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo (TCA).

“Lo primero en lo que no estamos de acuerdo es en la desigualdad de horarios de cierre establecidos para los distintos tipos de locales: consideramos que la noche es una sola y que todo el mundo tiene derecho a trabajar lo mismo que los otros. La hora que sea para todos igual”, sostuvo Daniel Fernández, presidente de Cambadu.

La gremial tampoco está de acuerdo con que los boliches deban estar atentos y denunciar los disturbios que ocurren en la cuadra o en las cercanías, como lo establece la nueva normativa.

“Los locales nocturnos no pueden tomar la actitud de policía ciudadana. Son cosas que le corresponden a la seguridad nacional, a la Policía y al Ministerio del Interior, pero se la quieren cargar al comerciante”, dijo el presidente de Cambadu.

“Hoy la movida camina por las calles, ya no es clienta de un solo boliche, circula y circula en la zona. En esos casos ¿de quién es el público?, ¿quién se debe hacer responsable?”, se preguntó.

Cámaras.

Fernández remarcó como otro punto en discordancia el hecho de que los locales sean obligados a instalar cámaras de seguridad en las puertas “para ver quién entra y quién sale”, así como colocar un dispositivo que mide los decibeles. “Todo eso tiene un costo elevadísimo, y son cosas que no nos corresponden poner a nosotros”, sostuvo.

El presidente de Cambadu agregó que todas estas medidas “son imposibles de llevarlas a cabo de un día para el otro” y que provocarán “que el bolichaje chico desaparezca”.

Reglamentación.

La nueva norma establece que los responsables del local, organizadores de un evento o personal dependiente de cualquiera de ellos, deberán “impedir que el público o los usuarios salgan con bebidas de los locales o entarimados” y evitar el uso de envases de vidrio.

También los obliga a “informar a la Policía cualquier conducta ilícita en el exterior y en la proximidad de sus establecimientos y de los espacios donde se celebran los espectáculos públicos o actividades recreativas”, y a “adoptar medidas para prevenir aglomeraciones de personas que ocupen la vía pública con motivo del acceso o la salida de los mismos y, en particular, para ordenar las entradas y salidas a efectos de evitar riesgos, peligro o molestias”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º