ENTREVISTA

Barry Rassin: "Todo proyecto rotario es por paz"

Presidente del Rotary International en Uruguay.

Barry Rassi presidente del Rotary International. Foto: Marcelo Bonjour
Barry Rassin presidente del Rotary International. Foto: Marcelo Bonjour

El presidente del Rotary International llegó a Uruguay especialmente para participar de las celebraciones por los 100 años del Rotary Club de Montevideo. Rassin, un experto en administración hospitalaria de Bahamas, resaltó que el club montevideano fue el primero en fundarse en todo el hemisferio sur y que sirvió como base para la multiplicación de la entidad en todo el continente. La principal figura del rotarismo resaltó la necesidad de fortalecer el servicio en procura de la paz en el mundo. Además, destacó que muchas organizaciones están apostando fuerte a la transparencia, una tarea en la que el Rotary cuenta con experiencia.

—El Rotary Club Montevideo se encuentra celebrando sus primeros 100 años. ¿Qué significa para el rotarismo internacional este centenario?

—Tenemos que pensar que el Rotary Club Montevideo fue el primer club rotario en el hemisferio sur. No es solamente el primer club de Uruguay. Por ese motivo, el Rotary ha crecido de manera exponencial para hacer más servicio alrededor del mundo. Aquí hay más de 100 clubes rotarios y en América Latina hay muchos otros. Hay muchas cosas buenas que están sucediendo porque un club rotario comenzó hace 100 años. Estoy aquí para decir gracias por todo lo que han hecho y reconocer el trabajo realizado.

—¿Cuál es el principal desafío del Rotary Internacional?

—Cuando uno tiene una institución que tiene 113 años tiene que dar un paso atrás y pensar si está en la mente de la generación actual. Estamos haciendo todo lo posible para ser mucho más pertinente para los jóvenes profesionales. Uno de nuestros valores de base es la diversidad como organización. Tendremos que representar a nuestras comunidades en las profesiones, la etnicidad, las razas, las edades y el género. Cuando representamos a nuestras comunidades así de bien, podemos responder mejor a sus necesidades. Tenemos 35.000 clubes rotarios en el mundo entero y cada uno de ellos necesita reconocer ese desafío.

—En términos morales, ¿usted entiende que hay un proceso de cambio en la forma de ver el mundo?

—Hay muchas personas en todos lados que dicen que debemos volver a la integridad. Las corporaciones internacionales recién están empezando a tomar una nueva posición en este sentido. Esta nueva posición sería como el director de la confianza, el trabajo de este nuevo cargo va a ser asegurarse que las organizaciones sean responsables y transparentes en todo lo que hacen. El Rotary siempre lo ha hecho y ahora las empresas están poniéndose en el mismo nivel. En la actualidad los jóvenes están impulsados por la integralidad y la honestidad. Vamos a continuar trabajando con los gobiernos para traerlos también a todo esto.

—¿Cree que hay una oportunidad para entender una nueva forma de servicio?

—El servicio se trata de ayudar a las personas. Este valor central de base hay que recordarlo, es lo que somos nosotros como personas y lo que hacemos para que otras personas estén mejor. Y también es cómo hacemos que nuestro mundo sea mejor. ¿Cómo podemos utilizar la inteligencia artificial para que nos ayude a hacer algo más en favor de la gente? Por ejemplo, tenemos a un rotario que ha desarrollado una nueva tecnología utilizando drones para detectar el material plástico en el océano. Hay muchas oportunidades para hacer las cosas mejor y crecer con la tecnología disponible hoy en día.

—¿En qué grandes misiones está pensando el Rotary?

—Tenemos que volver a nuestra misión de base que es la comprensión a nivel mundial, la paz. Debemos volver a esa misión. Hay muchos países en los que estamos trabajando de esta forma. Llevamos 12 años con los planes de estudio de los Centros de Rotary pro Paz. Hemos graduado a 1.200 personas a los que Rotary les ha dado las herramientas básicas para trabajar en la resolución de conflictos. Están trabajando en más de 100 países de todo el mundo y están ascendiendo en sus organizaciones trabajando en favor de la resolución de los conflictos. Cada proyecto de servicio que nosotros hacemos va en la dirección de conseguir la paz. Si le traemos agua potable a una comunidad ya no pelean para quién obtiene el agua potable.

—¿Le preocupa los enfrentamientos por motivos religiosos que se producen en diversos países del mundo?

—Nos preocupa cualquier confrontación. Cuando pensamos en el involucramiento del Rotary en la radicación de la poliomielitis hay que recordar que había organizaciones religiosas que estaban opuestas a vacunar a los niños. Fueron los voluntarios del Rotary los que se reunieron con ellos, les hablaron y ayudaron a que se entendiera la importancia de lo que se estaba haciendo. El Rotary es no religioso y no político, por tanto podemos hablar con todos.

—¿Cómo se imagina el futuro del Rotary?

—Soy muy optimista con respecto al futuro del Rotary, estoy convencido de que seguiremos siendo la organización humanitaria número uno en el mundo. Nos van a ver seguir creciendo con más clubes y más individuos y mucho más corazón y dedicación para hacer que el mundo sea un lugar mejor.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º