DURAZNO

Aún no saben qué fue lo que intoxicó a los niños en Durazno: siguen en observación

Se sigue investigando, mientras los niños se recuperan luego de que el sábado se sintieran mal tras un partido que jugaron en Durazno. Hay siete internados en el hospital y otros tres en una mutualista.

Las madres esperan el diagnóstico. Foto: Víctor Rodríguez
Las madres esperan el diagnóstico. Foto: Víctor Rodríguez

Los diez niños del plantel de fútbol infantil del club Vecinal de Villa del Carmen, en Durazno, que el sábado resultaron afectados de cuadros de náuseas y vómitos tras un partido, continúan hoy lunes internados.

Siete permanecen en observación en el hospital Emilio Penza y tres en la mutualista Camedur, se informó esta mañana a El País.

“Por suerte están bien los niños, recién hoy les dan un diagnóstico tras haberlos visto ayer el pediatra”, dijo Celia Fellosa, madre de uno de los pequeños  internados en el hospital Durazno.

La situación que derivó en una posible intoxicación (se espera el diagnóstico para determinar el cuadro clínico) comenzó a verificarse cuando el plantel emprendía el retorno a la localidad de Villa del Carmen, a unos 45 kilómetros de la ciudad de Durazno, después del partido disputado en categoría 2007 ante el club Santa Bernardina.

“Tenemos la categoría 2007 y 2008 en conjunto, niños de 11 y 12 años, nos íbamos después de terminado el partido en el estadio (José Pedro) Varela, íbamos saliendo a la altura de la Fuerza Aérea (intersección de rutas 5 y 14, hacia Villa del Carmen), un niño se nos desvanecía, se sentía mal, le dolía el pecho, lo cual decidimos volver, al llegar a Camedur que era la sociedad que le correspondía al niño lo entramos”, dijeron las madres, señalando que no todos fueron atendidos en el lugar y otros derivados al hospital.

“Teníamos diez niños en total con síntomas, que se estaban vomitando, con náuseas, con fiebre, con malestar, éramos dos madres con dos niños ajenos y un director técnico”, relató Carol Rodríguez.

Hospital Dr Emilio Penza. Foto: Víctor Rodríguez
Hospital Dr Emilio Penza. Foto: Víctor Rodríguez

Sobre qué pudo haber desencadenado los cuadros sanitarios, las entrevistadas dijeron que no se ha informado aún.

“Se ha dicho de todo, se han dicho muchas cosas del agua, todavía no hay un diagnóstico médico de que fue lo que pasó”, en referencia a una versión sobre que los jugadores ingirieron agua de un bidón durante y/o después del partido.

La policía, que actuó en el lugar, incautó el recipiente para investigarlo.
Las madres consultadas confirmaron a El País que “los niños comenzaron a sentirse mal “en el viaje, después que terminó el partido”, abonando así la probabilidad (manejada extraoficialmente) de posible afectación a causa de monóxido de carbono.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados