TRÁNSITO FATAL EN CARRETERAS

En 6 años aumentaron casi 25% las muertes en las rutas

Solamente en los primeros dos meses de 2018 hubo 60 fallecimientos.

Accidente de tránsito en San Carlos. Foto: Ricardo Figueredo
En 2016 perdieron la vida en rutas 214 personas y el año pasado hubo 40 víctimas fatales más. Foto: Ricardo Figueredo

Aunque los fallecidos en siniestros de tránsito vienen disminuyendo en general desde 2012, las muertes en rutas nacionales han aumentado 24,5%, pasando de 204 en ese año a 254 en 2017.

En los últimos tres años hubo una marcada tendencia al alza. En 2015, de los 506 fallecido en accidentes de tránsito, 122 murieron en las rutas nacionales. En 2016 perdieron la vida 214 y el año pasado hubo 40 víctimas fatales más en las carreteras uruguayas. Esa tendencia prosigue este año: según datos de la Unidad Nacional de Seguridad Vial (Unasev), en los primeros dos meses de 2018 se han registrado 100 muertes en siniestros, de las cuales 60 ocurrieron en rutas.

De acuerdo a un informe de la Unasev, en 2017 un 58% (270) de los fallecidos murieron en el lugar del accidente mientras que el 27% (128) perdió la vida dentro de las siguientes 24 horas. El momento de fallecimiento varía respecto a la ocurrencia del siniestro.

Según el informe, en los accidentes ocurridos en ciudades, el 44% de las víctimas muere en el lugar. En cambio, en rutas nacionales el porcentaje asciende a 69%. Esta última cifra difiere de lo que sucede en otras partes del mundo, donde el porcentaje, de acuerdo a estudios internacionales, se sitúa entre el 40 y el 50%. Eso, de acuerdo a Julio Trostchansky, presidente del Sindicato Médico del Uruguay (SMU), "se debe a un déficit de cobertura asistencial" en el país.

"Hay una cifra de muertes en el lugar del siniestro que no puede evitarse. Son las víctimas que sufren lesiones importantes, como traumatismos de cráneos graves o heridas en grandes vasos. Pero esa cifra no debería superar el 50%", explicó Trostchansky.

Lo que ocurre en el país, de acuerdo al experto, es que no se cuenta con un sistema de trauma y emergencia médica que atienda de forma rápida a las víctimas en rutas nacionales.

"Muchas muertes podrían ser evitables: están falleciendo personas que de haber sido tratadas de forma adecuada en la primera hora tras el accidente (la llamada "hora dorada") se podrían haber salvado, pero por el tiempo de demora de la asistencia terminan falleciendo en el lugar", explicó.

Sistema.

Para mejorar esa situación, Trostchansky sostiene que es fundamental crear un sistema en el que todos los actores que participan en la atención de los heridos en el tránsito estén en comunicación para "lograr que la persona sea atendida en el menor tiempo posible y que sea llevada al lugar adecuado".

"Muchas veces sucede que el siniestro ocurre a tres cuadras de una policlínica, pero a pesar de la cercanía, si yo tengo a un paciente con traumatismo de cráneo y en ese lugar no hay un neurocirujano, no me va a servir de nada llevarlo hasta allí. Tal vez el lugar indicado está a 300 km y necesito de un transporte sanitario aéreo", explicó.

Para coordinar y saber esas cosas se requiere contar con un "mapa sanitario del país" en el que se establezca qué hospitales y mutualistas pueden atender a qué tipo de lesionados, conocer qué recursos humanos hay en cada uno de los lugares y la cantidad de ambulancias.

Según Trostchansky, para bajar la cifra de muertes en rutas es fundamental capacitar al personal "que se dirige en primer lugar a la escena del hecho, como la Policía de Tránsito", así como también a enfermeros y paramédicos, "para que realicen la primera atención y puedan trasladarlos en condiciones correctas".

"Tenemos emergencias móviles, ambulancias, personal médico en distintas partes del país, y asistencia aérea. Con eso hay que generar una cadena: los eslabones están, pero no unidos", dijo el profesional.

Atención médica solo en verano y en ruta 9

De acuerdo a Trostchansky, el único momento que existe cobertura asistencial en rutas nacionales es durante el verano en la Ruta 9. "Se instala allí porque es donde hay más tránsito de turistas. Han tenido un porcentaje de atención importante. No tengo las cifras, pero seguramente la mortalidad en esa ruta es mucho menor en ese período", dijo. "En ese programa se instaló una nueva modalidad que nosotros defendemos: la atención rápida inicial no necesariamente depende de un médico. Puede depender de un paramédico, como ocurre en muchas partes del mundo, es decir de enfermeros capacitados en emergencia", explicó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º