Cerro Largo

Por accidente, obrero terminó de doble en famosa película

Trabajador de Melo fue la sombra de César Troncoso en El Baño del Papa.

Bedurete dobló a Troncoso cuando tuvo una hemorragia nasal. Foto: Néstor Araújo
Bedurete dobló a Troncoso cuando tuvo una hemorragia nasal. Foto: Néstor Araújo

El 11 de mayo de 2005 comenzaba el rodaje de la famosa película El baño del Papa. La filmación, dirigida por Enrique Fernández y César Charlone, con producción de Elena Roux, se extendió hasta mediados de junio, incluyendo locaciones en Melo y Montevideo. El equipo de Laroux Cine estuvo integrado por una treintena de técnicos uruguayos. Y Fernández también fue responsable del guión.

Los protagonistas del largometraje fueron Virginia Méndez y César Troncoso, quien interpretó a "Beto", un contrabandista y buscavidas. Pero en plena filmación, en una fría jornada de junio, se debió apelar al chofer del vehículo que transportaba la utilería, un ciudadano melense muy parecido físicamente al personaje, debido a que Troncoso sufrió una descompensación en pleno rodaje de la película en Melo.

Quien hizo de "Beto" entonces fue Luis Bedurete, un trabajador de la construcción que después de 13 años de aquel rodaje en Cerro Largo contó, por primera vez, cómo tuvo la suerte de participar de la película.

Bedurete es el que aparece en las escenas donde "Beto" huye de los aduaneros en un Chevette, al comienzo del film, y luego en otra de las tantas corridas en bicicleta por las calles y en un campamento de contrabandistas.

César Troncoso
César Troncoso. Foto: Archivo El País.

"Como pegó bien hice otras apariciones en escenas mudas, básicamente aquellas filmadas desde lejos donde existió esfuerzo físico, como cargar el inodoro con el que se hizo el baño, pedalear la pesada bicicleta con la que cargábamos el contrabando y otras donde además se emprende una fuga de los aduaneros que celosamente controlaban la frontera de Cerro Largo con Brasil", confesó Bedurete.

"En ese momento yo había sido contratado para conducir el vehículo de la utilería, el de las prendas que llevaban los actores. A fines de mayo, de tantas veces que se filmó una de las partes (cuando cargaban el inodoro), Troncoso tuvo una hemorragia nasal y no pudo seguir", relató Bedurete.

Estaba todo armado y los actores listos, pero debieron "salir en busca de un doble para el protagonista principal. Y sin buscar mucho, me señalaron con el dedo", recordó. "Charlone me vio y dijo: ¡Este será Beto!", añadió.

"Protagonista".

"En ese mismo momento quiso el destino que me transformara en el protagonista", recuerda el obrero con orgullo. "Me vistieron, me maquillaron, y así comencé", dice. Y luego asegura: "En casi todas las imágenes que se ven en la película con escenas de velocidad o fuerza estoy yo y no Troncoso (...) No lo digo en desmedro de nadie, mucho menos de César".

En 2006, Bedurete cayó a un pozo de cinco metros de profundidad mientras trabajaba para una empresa privada elaborando las bases para los molinos eólicos de uno de los parques que están en Cerro Largo y sufrió varias lesiones.

"Cuando me reintegré, me cesaron. Inicié un reclamo vía judicial y ya no me tomaron en ninguna empresa", señala el trabajador. "Lo de la película a nadie se lo había dicho antes; solo unos pocos de mi entorno lo sabían. Y ahora lo sabe El País", remarcó en la entrevista.

La película.

El viernes 3 de agosto de 2007 se estrenó en Montevideo la película El baño del Papa. Un proyecto que comenzó en el papel en 1999 y que luego de un trabajo que demandó 8 años llegó a la cartelera montevideana.

La película de Enrique Fernández y César Charlone se basa en la visita de Juan Pablo II a la ciudad de Melo, departamento de Cerro Largo, en el año 1988. Allí, una serie de pobladores locales esperan con ansias la visita de un público que se decía superaría las 50.000 personas, arribadas de todos lados, con la esperanza de hacer un buen dinero vendiendo comidas, bebidas, o en el caso de "Beto", alquilando el servicio de un excusado que construyó al lado de su casa luego de contrabandear los artefactos, entre ellos un inodoro. La de este personaje es apenas una de las tantas historias que componen esta película que fue presentada mundialmente en la edición 60 del Festival de Cannes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)