RESOLUCIÓN DE LA COMUNA

Academias critican a la IMM por requisitos en prueba de conducir

Presentarán ante la SCJ una acción de inconstitucionalidad.

Fuente laboral: en 79 academias trabajan 700 personas. Foto: archivo El País
Fuente laboral: en 79 academias trabajan 700 personas. Foto: archivo El País

La Asociación Nacional de Instructores y Propietarios de Escuelas de Conducción (Andipec), presentará un recurso de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia contra la resolución de la Intendencia de Montevideo que modifica requisitos para las academias.

Al reglamentarse ahora el decreto 36.199 aprobado por la Junta Departamental el 15 de diciembre de 2016, las clases prácticas de manejo pasan de 15 a 25 por alumno, solo en Montevideo.

Para el presidente de Andipec, Álvaro Beloqui, "hay modificaciones muy arbitrarias, hay tres artículos inconstitucionales". Por ejemplo la obligatoriedad de las 25 clases.

"Todo el mundo no tiene la misma capacidad de aprendizaje; estamos pidiendo que la gente que viene a las cademias con conocimientos, que necesita menos clases, pueda presentarse al examen bajo su responsabilidad y la de la propia academia", dijo Beloqui.

La persona que tenga vencida la libreta de conducir hace dos años debe volver a dar los exámenes práctico y teórico pero no deberá en cambio recibir y acreditar otra vez haber tomado más clases.

Otro punto que critica Andipec es que Montevideo aparezca como el único departamento de Uruguay en donde se exigirán las 25 clases.

Eso violenta el principio de igualdad establecido en la Constitución, afirma Beloqui. Pero además alienta a no poca gente a sacar la libreta en el interior, para bajar los gastos.

El costo fijo, solo por pago de clases, en la capital pasaría a ser de $ 16.000 a partir del 2 de mayo, y a eso hay que sumar otros $ 4.000 por la propia libreta, certificado médico y alquiler del auto.

"Esto va a atentar además contra la fuente laboral de la gente que trabaja en las academias, que son 700 personas en Montevideo".

Otro punto cuestionado es que para ser instructor se deba tener una foja limpia, sin ninguna infracción de tránsito, ni una multa por una lámpara rota.

"Eso es una sanción perpetua, algo también inconstitucional, no se establece un plazo, la norma es fría, tajante, arbitraria. Y esa prohibición también corre para el dueño de la academia, que está sentado en una oficina", sostiene Álvaro Beloqui.

Andipec critica asimismo que se pueda sacar la libreta tomando clases con un particular, cuyo seguro no le cubre los siniestros porque su vehículo no tiene destino de auto- escuela sino de paseo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)