FUE CERRADO EN 2016

Abandono en el zoológico de Paysandú; ahora se transformará en un jardín botánico

Pasando el portón de ingreso al viejo zoológico todo es abandono. Algunas jaulas ya no existen y, las que se mantienen en pie, a pedazos, ya no lucen sus tejidos.

Así se encuentra actualmente el predio de funcionó hasta 2016 el zoológico sanducero. Foto: Santiago Balbis
Así se encuentra actualmente el predio de funcionó hasta 2016 el zoológico sanducero. Foto: Santiago Balbis

Fue el 20 de mayo de 2016 cuando las puertas del zoológico de Paysandú cerraron para siempre, aunque dos meses antes había comenzado el proceso de liberación de los animales. Yacarés, tortugas, ciervos y diferentes especies de aves fueron trasladados a un nuevo hogar. Siguieron el mismo camino ñandúes, pecaríes, nutrias, halcones, ciervos, chivos, gansos, pavos, gallinas, conejos y hasta burros, que también dejaron el zoológico, aunque el mayor desafío fue encontrarle un nuevo hogar a los dos leones, que volaron finalmente a una reserva en Estados Unidos.

Así se encuentra actualmente el predio de funcionó hasta 2016 el zoológico sanducero. Foto: Santiago Balbis
Foto: Santiago Balbis

El zoo ya no está. “En este espacio estuvo ubicado el Zoológico de Paysandú hasta el 20 de mayo de 2016, fecha en la que ha sido transformado en el Jardín Botánico París Londres”, reza una placa en el ingreso al predio, ubicado dentro del Parque Municipal, aquel que dio la vuelta al mundo gracias al olvidable escándalo sexual que tuvo como escenario a la Casita del Parque, en 2013.

Así se encuentra actualmente el predio de funcionó hasta 2016 el zoológico sanducero. Foto: Santiago Balbis
Foto: Santiago Balbis

Mientras en el Parque Municipal la famosa casita ha sido remodelada y se han talado los árboles enfermos en procura de comenzar a darle otra cara a este clásico paseo sanducero, pasando el portón de ingreso al viejo zoológico todo es abandono.

Así se encuentra actualmente el predio de funcionó hasta 2016 el zoológico sanducero. Foto: Santiago Balbis
Foto: Santiago Balbis

Algunas jaulas ya no existen y, las que se mantienen en pie, a pedazos, ya no lucen sus tejidos. Solo la de los pecaríes se mantiene como hace cuatro años atrás, como muestra de la crueldad.

Así se encuentra actualmente el predio de funcionó hasta 2016 el zoológico sanducero. Foto: Santiago Balbis
Foto: Santiago Balbis

Todo es abandono, desazón y silencio, solo cortado por unos pocos chiquilines curiosos que recorren el fantasmagórico lugar, levantando alto los pies para caminar por el amarillento pastizal.

Así se encuentra actualmente el predio de funcionó hasta 2016 el zoológico sanducero. Foto: Santiago Balbis
Foto: Santiago Balbis

Las fuentes ya no tienen agua, salvo un bebedero que seguramente auxiliará a los caballos de la zona. De la enorme jaula de los pájaros donde caranchos, cuervos y lechuzas vivieron añorando el exterior, solo se mantiene estoico el armazón y el techo. Y el abandono es total en aquel vivero que era atracción, rodeado de una fosa donde tomaban sol las tortugas.

Así se encuentra actualmente el predio de funcionó hasta 2016 el zoológico sanducero. Foto: Santiago Balbis
Foto: Santiago Balbis

Cientos de animales fueron exhibidos en el zoológico desde el 6 de enero de 1980. Pero ya es historia. Ahora, las autoridades buscan plasmar allí el futuro. Se espera que el proyecto elegido para las 27 hectáreas que ocupa el Parque Municipal pueda comenzar a mediados de este mes.

Así se encuentra actualmente el predio de funcionó hasta 2016 el zoológico sanducero. Foto: Santiago Balbis
Foto: Santiago Balbis

Se trata de una inversión de $ 38 millones, provenientes del fondo concursable del Programa de Desarrollo y Gestión Subnacional de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, que espera transformar el lugar en un atractivo para los sanduceros, sin jaulas y con jardín botánico, juegos, vivero y peatonales para la práctica del deporte.

Así se encuentra actualmente el predio de funcionó hasta 2016 el zoológico sanducero. Foto: Santiago Balbis
Foto: Santiago Balbis

Y de una vez por todas, eliminar los rastros de aquella cárcel que estuvo abierta a lo largo de 36 años.

Así se encuentra actualmente el predio de funcionó hasta 2016 el zoológico sanducero. Foto: Santiago Balbis
Foto: Santiago Balbis

Tuberculosis en los monos

El zoológico de Paysandú ya había sido temporalmente cerrado en 2013, luego de la muerte por tuberculosis de uno de los monos. Posteriormente, se procedió al sacrificio de otro por posible contagio y más tarde surgieron sospechas de que algunos monos podrían haber contagiado de tuberculosis a un funcionario. Desde el 6 de enero de 1980 cientos de animales de muy diferentes especies ocuparon el predio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados