EL FA CELEBRA SU CONGRESO

El valor del trabajo para la sociedad divide al Frente Amplio

Documento sobre principios y valores compartidos será tratado el fin de semana en el Congreso de izquierda.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Alrededor de 1.500 delegados se reunirán este fin de semana en el Palacio Peñarol. Foto: Archivo

El Frente Amplio reivindica "el trabajo digno y creativo como valor principal del desarrollo humano" en un documento común de principios y valores que se tratará este fin de semana en el Congreso de la coalición. El punto genera desacuerdos, ya que el sector de la senadora Constanza Moreira propuso eliminar al trabajo como un valor fundamental.

El documento original del Frente contiene 120 puntos sobre los valores comunes en los que la coalición de izquierda centra su actividad política. Entre los que se destacan la solidaridad, la justicia social, la democracia, la paz, la transparencia y la ética de gestión en el gobierno. El tema será considerado por 1.500 delegados de sectores y bases.

Sin embargo, no todos están de acuerdo con los valores incluidos. Casa Grande, sector de Moreira, entiende que se debe eliminar del texto al trabajo como un valor fundamental. "El trabajo puede ser esclavizador, explotador, alienante, sin contrapartes de seguridad social, asignado por ideología o por cultura de mala manera y discriminatoriamente. Por otra parte, el trabajo no remunerado en muchas ocasiones no ha sido considerado trabajo", sostiene el documento presentado por Moreira.

Además, el grupo político reivindica como valores fundamentales la laicidad, la despatriarcalización y el antimperialismo y pidió incluir dentro de la actualización ideológica, que se propone la izquierda, la mejora de la distribución de la riqueza.

El sector no acepta el sistema capitalista "como algo dado, inamovible o incuestionable" y apunta a trabajar para lograr mayores equilibrios entre el Estado, el capital y la sociedad.

En tanto, reclama la eliminación de la brecha de desigualdades de género y raciales, para lograr "una sociedad más justa". El sector de Moreira se define como un grupo político de izquierda, "socialista, feminista y ecologista".

"Somos una izquierda feminista: Casa Grande combate la desigualdad de género, cuestiona la división sexual del trabajo como un orden natural (...) Promueve el derecho a decidir como premisa básica del ejercicio de ciudadanía, aspira a la paridad entre varones y mujeres en los cargos de dirección y representación, así como a erradicar la violencia de género", explica el documento.

Para Casa Grande, el Estado debe asumir el compromiso de revertir la desigualdades socioeconómicas basadas en género, raza y etnia, así como la concentración de la propiedad "para avanzar a niveles más sustantivos de igualdad". Para eso, piden impulsar sistemas de economía social y propiedad colectiva".

"Ofensiva".

Por su parte, el Frente Violeta Setelich por la liberación de la mujer, del Movimiento de Participación Popular, analizó en un documento —que estará a estudio del Congreso— la realidad económica y social de la región y la situación de la izquierda en Uruguay. El texto, al que accedió El País, sostiene que "se quiere convencer de que se terminaron las posibilidades del Frente y hay que cambiar de gobierno si se quiere seguir creciendo".

Según afirman, la "deslegitimación" del proyecto progresista se asienta "en la confluencia de una ofensiva política y comunicacional" que busca culpabilizar al Frente Amplio del enlentecimiento del crecimiento de la economía. "Sobre la base de la distorsión de la realidad, se miente sobre la ética de los referentes de izquierda. Se cuestionan las capacidades y resultados de la gestión, y los logros se los adjudican a un supuesto viento de cola que para nosotros ni siquiera existió", subrayan.

El MPP entiende que "se busca generar y promover el enojo de la sociedad", sobre la base de los problemas de seguridad y convivencia. "A este discurso hay que responderle con movilización, con creatividad y voluntad de lucha, pero sobre todo con ideas que dibujen un horizonte hacia donde conducir nuestro esfuerzo junto al pueblo uruguayo", afirman.

Constanza: la segunda preferida en el frente.

La senadora Constanza Moreira viene ganando fuerza a la interna del Frente. Un ranking de preferencias de frenteamplistas, elaborado por Factum, señala que Constanza Moreira es la segunda con más apoyo (6%) después del intendente Daniel Martínez. Le sigue el ministro de Trabajo Ernesto Murro (3%) y con 1% el subsecretario Pablo Ferreri, el presidente del BCU Mario Bergara, el intendente de Canelones Yamandú Orsi y la senadora socialista Mónica Xavier.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados