UN TEMA DE POLÉMICA

El sistema se "deja dominar" por un "puñadito de mujeres"

El intendente de Durazno Carmelo Vidalín es contrario a cuota de género.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Intendente: Vidalín también se mostró contra existencia del balotaje. Foto: D. Borrelli

El intendente nacionalista de Durazno, Carmelo Vidalín, tiró leña al fuego en la discusión por la ampliación de la cuota de género dentro del Partido Nacional que todavía no encontró unanimidad en esa fuerza política.

Vidalín es contrario a la cuota política de género y no lo oculta. Entrevistado por el programa Quién es Quién de Diamante FM, Vidalín sostuvo que no está de acuerdo y que considera que las mujeres deberían "ganarse el lugar por sí mismas".

"Yo estoy en contra de las políticas de género. No estoy de acuerdo en la cuota. Si fuera diputado no la votaría", remarcó.

Pero agregó: "Creo que la presión que ejerce un puñadito de mujeres sobre el todo el sistema que se deja dominar no es bueno. Creo que la mujer que tiene vocación de servicio se gana el lugar por sí misma".

Según Vidalín, en Durazno, hay "ejemplos de esas características y a nivel nacional también hay muy buenos ejemplos de gente que no necesita cuota política para ocupar sus lugares; nosotros a veces también nos engañamos y ponemos una mujer sabiendo que va a ir un hombre".

El Parlamento discutirá este año la instrumentación para mantener la cuota femenina. Para esto hay varios proyectos. La fórmula con más apoyo es similar al sistema que se empleó para el 2015. Este implica que cada tres elegidos, uno debe ser una mujer.

Los diputados del Partido Nacional Gloria Rodríguez y Juan Andrés Arocena presentaron un proyecto que propone extender la cuota femenina por los comicios 2019 y 2024 en el caso de las nacionales y 2020 y 2025 para las municipales.

El diputado blanco Pablo Abdala y su correligionario Jorge Gandini han expresado también estar en contra de la cuota. Independientemente de sus posturas, el Partido Nacional apoyará la extensión de la cuota femenina por un período más.

Vidalín rechazó la cuota política incluso pensando en una fórmula presidencial de cara a las elecciones de 2019.

"Hemos visto en otras partes del mundo casos muy buenos como la canciller de Alemania, Angela Merkel y Bachelet en Chile a quien se le terminó su tiempo, Cristina Fernández de Kirchner, Dilma, para llegar a donde llegaron no necesitaron cuota política, llegaron por compromiso, por militancia, entonces en Uruguay igual si hay compromiso y militancia no se necesitan cuotas políticas", dijo.

El País consultó a varias mujeres que se plantean como potenciales candidatas a las vicepresidencia y si bien plantearon que les gusta la idea no quieren que sea por "marketing político" ni "por la foto".

Balotaje.

El intendente de Durazno, por otra parte, también se mostró partidario a eliminar el balotaje.

"Hay que competir", dijo. "En el año 1996 un grande que a veces no valoramos, el doctor Alberto Volonte llevó adelante una reforma constitucional que fue valiosa en diferentes aspectos. Se hizo una reforma electoral que estableció las elecciones internas y el balotaje y ahí se creyó con picardía que con el balotaje no iba a ganar el Frente Amplio", planteó Vidalín quien acotó que "a la gente no se la corre con poncho". Cree que el balotaje como mecanismo "sobra" porque "el que gana gana".

Vidalín sostiene que a futuro no va a haber mayorías parlamentarias por lo que se va a tener que reforzar el mecanismo de la negociación. También sostuvo que es partidario de que haya elecciones internas dentro del Partido Nacional en donde se compita y después "no nos peleemos".

El nacionalista asegura que en 2019 ganará su partido, pero sostiene que le "encantaría" que en ese caso el gobierno "abriera las puertas" a otros partidos.

"Es cierto que con los blancos se vive mejor, pero no todos los mejores hombres son de mi partido, en todos los partidos hay gente con vocación de servicio, competentes y honestos", planteó.

Para Vidalín, es clave "interpretar el sentir de la gente" porque "a veces los gobernantes nos encerramos entre cuatro paredes y oímos lo que los alcahuetes de turno nos quieren decir y la realidad está en el comedor, la cocina o el boliche de la esquina y es donde tenemos que estar". El intendente dijo que a veces los políticos "temen andar por la feria por lo que les van a decir", pero es "buena cosa" recibir esos mensajes y que la gente tenga "respeto".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)