REFUGIADO

El sirio Diyab será deportado por Venezuela a Uruguay "cuanto antes"

El gobierno de Maduro enviará "cuanto antes" a Diyab de regreso a Uruguay, dijo una fuente de la cancillería venezolana a la agencia Sputnik.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Diyab hizo huelga de hambre en Guantánamo y reclamó ver a su familia. Foto: V. Molnar

El gobierno de Venezuela tiene previsto deportar "cuanto antes" a Uruguay al ciudadano sirio Jihad Ahmed Diyab, quien fue liberado de la prisión de Guantánamo en 2014 y actualmente se encuentra bajo custodia del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), confirmó a la agencia Sputnik una fuente de la cancillería venezolana.

El traslado se realizará de manera sigilosa y "posiblemente será entre viernes y sábado, pero no estoy seguro", añadió la fuente.

Diyab, quien residía en Uruguay desde que fue liberado por EE.UU. en diciembre de 2014, se encuentra en manos del servicio de inteligencia venezolano desde el 26 de julio "bajo proceso administrativo de deportación", dijo a esta agencia el miércoles el inspector en jefe del Sebin, Marcos Alberto Maestre.

La información del paradero de Diyab fue confirmada el miércoles por Sputnik tras obtener una fotografía del hombre que había sido tomada en el Sebin luego de su detención.

En los días previos, funcionarios del Sebin habían negado a defensores de derechos humanos que Deyab estuviese bajo su custodia.

El hombre fue visto por última vez en el consulado de Uruguay en Caracas el martes 26 de julio. Acudió solo, usando muletas y cargando dos bolsas con medicamentos, según informó un testigo de la delegación diplomática.

Al presentarse en el consulado, Diyab aseguró que había viajado en autobús desde Uruguay y pidió ayuda para volar a Turquía. Cuando se retiró de allí, fue abordado por 13 agentes, tres de ellos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas.

Según pudo saber esta agencia, las autoridades venezolanas han intentado evitar que este asunto se convierta en un escándalo y por eso "se ha tratado el tema con guantes de seda, funcionarios de Uruguay han estado al tanto de la situación, solo ha habido discreción".

El hombre, de 45 años, pasó más de 12 en la prisión militar estadounidense de Guantánamo para sospechosos de terrorismo, pero nunca fue acusado de delito alguno por la justicia.

Diyab goza de estatus de refugiado concedido por el Gobierno uruguayo y no tiene prohibición legal para dejar el país, pero más de una vez había expresado su malestar por las condiciones de vida que tenía y porque no había logrado reunirse con su esposa y sus tres hijos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)