DEPORTADO POR VENEZUELA

El sirio Diyab regresaba vigilado por el gobierno

Estaba previsto que en esta madrugada llegase a la Base N° 1 de la Fuerza Aérea en un avión de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) el excautivo de Guantánamo, el sirio Jihad Diyab, a quien Venezuela deportó a Uruguay luego de tenerlo retenido durante un mes.

A Diyab se le realizarán estudios médicos y retomará su condición de refugiado porque no ha cometido ninguna falta en Uruguay. El gobierno intentó que todo el operativo de retorno transcurriese en reserva.

Jon Eisenberg, abogado de Diyab, dijo a El País que "en mi opinión Diyab tiene una gran necesidad de compasión, asistencia y paciencia". "Ha sufrido mucho y necesita sanar. Mi plan inmediato es hablar con él por teléfono lo más pronto posible. Llevarlo directamente a un hospital sería una cosa buena. No sé nada sobre su seguridad, solo que ha estado haciendo huelga de hambre, lo que es muy preocupante", agregó.

Diyab llegó a Venezuela, después de atravesar Brasil, y se presentó en el consulado uruguayo en Caracas pidiendo ayuda para reunirse con su familia que huyó a Turquía para escapar de la guerra civil siria. El sirio estuvo encerrado en la cárcel de Guantánamo desde 2002 hasta diciembre de 2014 cuando llegó a Uruguay junto a otros cinco excautivos que, como él, habían sido acusados de terrorismo. Los otros cinco, aunque con dificultades, parecen haberse adaptado a Uruguay pero Diyab nunca quiso quedarse en el país. No habla español y ha reclamado con insistencia que venga su familia, compuesta por sus tres hijas, su esposa y su madre. Estarían en la capital turca, Ankara, aunque también se maneja la posibilidad que hayan vuelto a Siria. Diyab fue a Venezuela pensando que el gobierno chavista, por ser crítico de Estados Unidos y del funcionamiento de la cárcel de Guantánamo, lo ayudaría a reunirse con su familia, algo que no ocurrió. Estuvo recluido un mes en una oficina del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) en el sur de Caracas. Allí hizo huelga de hambre.

En los próximos días un tribunal de Estados Unidos se expedirá sobre el juicio comenzado por una serie de medios estadounidenses que reclaman al gobierno que permita la difusión de filmaciones que muestran la forma en que se habría alimentado a la fuerza a Diyab en Guantánamo durante sus varios ayunos. Esas huelgas de hambre lo debilitaron por lo que se desplaza con muletas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)