SINDICATO

Triunfa línea dialoguista en Ancap

El sindicato renovó autoridades y la agrupación oficialista, liderada por comunistas, perdió.

Movilizados: los dos últimos años han sido de duro enfrentamiento entre el sindicato y la empresa por diversos temas. Foto: Francisco Flores.
Movilizados: los dos últimos años han sido de duro enfrentamiento entre el sindicato y la empresa por diversos temas. Foto: Francisco Flores.

El sindicato de Ancap está de elecciones y, si bien no han votado todavía los trabajadores de la planta de cemento de Minas, los primeros resultados indican que triunfará una lista que tiene un perfil relativamente moderado, lo que es recibido con satisfacción por las autoridades de la empresa pública. Estas han tenido una relación muy accidentada con el gremio en los dos últimos años. Según supo El País, la lista 20 de Octubre que postulaba a la presidencia al combativo dirigente comunista Salvador Sprovieri para sustituir a Edwin Villero —que integra la misma agrupación— va a ser derrotada por la plancha identificada con el número 2.016, que candidateó a Gerardo Rodríguez, quien ha sido secretario general. Rodríguez trabaja en la refinería de La Teja y es funcionario de Ancap desde hace 24 años.

En las elecciones han votado hasta ahora algo más de 1.000 trabajadores y la lista 2016 lidera cómodamente el escrutinio, seguida de la 11, que tiene como referente al dirigente Óscar Flores y en tercer lugar se ubica la 20 de Octubre. Las fuentes aseguraron que si bien el segundo puesto podría ser arrebatado por la 20 de Octubre a la 11, está claro que se colocará en primer lugar la 2016.

El martes votarán alrededor de 100 trabajadores que se desempeñan en la planta cementera de Minas. Ya lo hicieron otros 50 que trabajan en el departamento de Maldonado, pero sus votos todavía no fueron contabilizados. Si bien todavía no se puede decir cómo va a quedar la correlación de fuerzas en el sindicato, la agrupación 2016 está obteniendo alrededor del 43%, de los votos y se quedaría con cuatro de los ocho cargos de la dirigencia nacional que se renueva cada dos años. Las restantes agrupaciones quedarían con dos directivos cada una.

Los dos últimos años han sido de duros enfrentamientos en Ancap. El sindicato resistió el año pasado la eliminación del servicio médico de la empresa, al que consideraba una conquista. El gobierno consideraba que el servicio era un privilegio que generaba elevados costos. Luego se produjo un conflicto también prolongado por la resistencia del sindicato a la reducción de las guardias mínimas en la refinería de La Teja. Y después la planta de cemento de Ancap en Lavalleja estuvo más de un mes sin producir por la oposición del gremio a la reestructura que impulsa el directorio para revertir los números de esta muy deficitaria área de negocios.

Ahora el sindicato se opone con dureza a que se retire del servicio el buque Ancap IX, que transporta combustible. El directorio entiende que está obsoleto pero accedió a abrir un compás de espera para que la Armada haga un nuevo peritaje para determinar si la embarcación puede continuar navegando. En abril Sprovieri interrumpió, encabezando un grupo de sindicalistas, el concurrido acto en el que la ministra de Industria, Carolina Cosse, presentaba los resultados financieros de la empresa pública y mantuvo un diálogo con ella en el que reivindicó que el buque debe seguir navegando.

El barco está en servicio hace 39 años y traslada combustible al puerto de Juan Lacaze (Colonia). La nave puede trasladar solamente 3.400 metros cúbicos de combustible cuando la capacidad ideal para una embarcación así es de 6.000 metros cúbicos. Su tripulación actual es de 24 personas cuando este tipo de embarcación lleva en general entre 14 y 15. El buque tanque fue fabricado en Japón en 1979.

Cambios en las subsidiarias

Ancap renovó sus representantes en algunas de sus empresas asociadas. Victoria Hernández presidirá Alcoholes del Uruguay y la distribuidora Ducsa. Ruben Schiavo será director en representación de Ancap, en Gasoducto Cruz del Sur y vicepresidente de Gas Sayago, la empresa que se constituyó para construir la fallida regasificadora y que va a cerrar.

LA FUTURA ORIENTACIÓN.

Defensa del cemento y la logística

Gerardo Rodríguez, el probable nuevo presidente del sindicato de Ancap, se considera "dialoguista", pero advierte al directorio que debe cumplirse el convenio firmado en 2016 por las actuales autoridades y que, en caso contrario, el gremio podría denunciar la situación ante el Ministerio de Trabajo e incluso ante la Organización Internacional del Trabajo. Rodríguez dijo a El País que cree que, si se determina que el Ancap IX no puede navegar más, se tendría que comprar un nuevo barco (que costaría unos US$ 6 millones) y, si esto no fuera posible, se debería alquilar uno pero estableciendo la condición de que debe ser tripulado por personal de Ancap. "Esa es una condición sí o sí", advirtió El Ancap IX, reconoció, necesita entrar cada dos años y medio a dique para recibir mantenimiento.

Rodríguez dijo que tiene matices con las otras dos agrupaciones pero que el sindicato "no va a tener grandes cambios" y que apuesta a la defensa de los puestos de trabajo tanto en la industria cementera estatal como en el área logística. "Apostamos a la reconstrucción del sindicato", sostuvo Gerardo Rodríguez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º