Trabajoso acuerdo

Tregua en AFE para analizar reestructura

Las obras en las vías férreas son fundamentales para que UPM tome la decisión final de invertir para construir una segunda planta de celulosa en Centenario (Durazno).

Valls, exgerente general de AFE, fue cuestionado por el director blanco y el gremio. Foto: Archivo
Foto: Archivo

Durante buena parte de la tarde de ayer pareció que el acuerdo para levantar el duro conflicto en AFE se caía porque la empresa había querido incluir algunos puntos nuevos, pero sobre las 18.30 se llegó en el Ministerio de Trabajo a un entendimiento que implicará que no se reducirán los ingresos de los alrededor de 200 trabajadores que se verán afectados por la paralización durante tres años de la operativa ferroviaria por la reparación de vías entre Paso de los Toros y Montevideo. Las negociaciones ayer duraron siete horas.

Se creará una comisión que estudiará la situación del personal que tendrá que ser trasladado porque quedará sin tareas para realizar y, en particular del que tenga necesidades especiales como niños a cargo o familiares enfermos, explicó a El País el secretario general de la Unión Ferroviaria, Mariano Pouso. El sindicalista no quiso opinar sobre cómo afectarán las obras la operativa de la operadora SELF, perteneciente a AFE y consideró que "ese será un tema de gestión". Habitualmente, el sindicato es muy duro con el directorio que preside Wilfredo Rodríguez (quien pertenece a la lista 711 del exvicepresidente Raúl Sendic). Ayer durante varias horas se volvió a ver afectado un embarque con arroz de exportación mientras el sindicato realizaba una asamblea.

Las obras en las vías férreas son fundamentales para que UPM tome la decisión final de invertir para construir una segunda planta de celulosa en Centenario (Durazno). Por ellas se trasladará la pasta de celulosa al puerto montevideano. Está previsto que las obras comiencen en febrero próximo. Todo indica que serán adjudicadas a un consorcio en el que están las empresas nacionales Saceem y Berkes.

A su vez, el directorio de AFE se comprometió a presentar antes de que termine el mes una "hoja de ruta" para la reestructura de la empresa pública, que incluirá la reducción de sus gerencias. Hoy son una decena, como reflejo de una época en la que la empresa tenía muchas actividades y pasarán a ser solo cinco.

Aparentemente, entonces, se llega finalmente a una tregua en el prolongado conflicto ferroviario que tuvo su momento más álgido cuando debió cancelarse la ceremonia de reapertura del servicio de trenes de pasajeros entre Montevideo y Empalme Olmos pese a que la propia vicepresidenta, Lucía Topolansky, ya estaba presente en la terminal de AFE para asistir al evento. La situación generó un enorme malestar en AFE e incluso podría traer consecuencias sobre los cuerpos gerenciales en los próximos días, según supo El País.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)