PLANTEO EN EL PARLAMENTO

Taxistas advierten que el "fracaso" de la regasificadora los dejó en ruinas y piden aumentar tarifas

En la comisión de Hacienda dijeron que no pueden manejar los costos tras dejar el gasoil para pasarse a la nafta. No descartan hacer una demanda judicial contra el Estado.

Movilización de taxistas en el centro de Montevideo. Foto: Leonardo Mainé (Archivo)
Movilización de taxistas en el centro de Montevideo. Foto: Leonardo Mainé (Archivo)

Debido al aumento del precio de combustibles, la Gremial Única del Taxi pidió en el Parlamento aumentar las tarifas, algo que ya fue planteado directamente al presidente Luis Lacalle Pou. Los taxistas admitieron que fueron “seducidos” para dejar el gasoil y pasarse a la nafta, pero quedaron embarcados en un proyecto de “regasificadora” que fracasó y ahora no pueden manejar los costos.

El planteo se hizo en la comisión de Hacienda la semana pasada, cuando el gremio pidió una entrevista para dejar en claro sus discrepancias con una serie de beneficios tributarios que pidió el diputado colorado Sebastián Sanguinetti para los choferes de Uber.

“El taxi en 2015 fue golpeado por una actividad que se instaló en forma disruptiva, sin pedir permiso, con características mafiosas porque le quitaron el trabajo a quien lo tenía. Y sí, decimos con características mafiosas porque el que toma lo que no le pertenece en un estado de derecho está en contra de las normas”, justificó Oscar Dourado, de acuerdo a la versión taquigráfica.

En agosto el taxímetro cumplió 90 años de vida, de los cuales los últimos dos fueron “de supervivencia debido a la disrupción de Uber”, dijo. Luego cuestionó la reglamentación “con muchos beneficios y casi sin obligaciones” de las aplicaciones. Dourado relató entonces que muchos taxis dejaron el gasoil, que “era una solución”, porque “el proyecto de la regasificadora se empezó a construir y después falló”.

“Pero las bases (del proyecto) se hicieron. Nosotros creímos en esas bases y ese empuje y fuimos a la nafta. Tanto fue así que nos dieron una exoneración de los impuestos a la nafta que venció en noviembre de 2019, porque se pensaba que el proyecto no iba a llevar más de cuatro años”, explicó.

Luego señaló que, aunque fueron “seducidos” (no en mala fe), los taximetristas quedaron “embarcados en un proyecto que fracasó”. “Un proyecto que llevó a que quienes se quedaron con la nafta estén en una situación ruinosa; también a los que están a gasoil, porque los coches a gasoil salen el doble que los de nafta”, indicó.

Dourado afirmó que en ese momento se iba a pagar una nafta a $ 18 o $ 20 el litro y hoy cuesta alrededor de $ 70. Eso hace que un taxi que gasta 1.100 litros por mes supere los $ 70.000 de combustible, mientras que el a gasoil supera los $ 55.000.

“Veo poco la televisión, pero ya vi que quien lideraba el proyecto (por Marta Jara) le hace un juicio al Estado para cobrar porque no se pudo culminar. El fracaso de ese proyecto le da derechos. Eso también podría pasar con el taxímetro. Nosotros no podemos -o no deberíamos; o no queremos- hacer un juicio al Estado porque nos dijo que fuéramos a la nafta, y después fracasó”, concluyó Dourado.

En ese marco, se mostró confiado en encontrar “mejores soluciones” con el Ejecutivo “que permitan atemperar la situación del combustible”.

Según Dourado no se buscan “soluciones mágicas”, pero sí pagar en el surtidor lo que valía cuando estaba el descuento del impuesto a las naftas. “No queremos una subvención”, afirmó, y pidió “por favor” a los parlamentarios que le soliciten a Lacalle que escuche al sector. “No nos hemos apurado en iniciar una demanda porque entendemos que formamos parte de la sociedad uruguaya, no somos una empresa extranjera que agarra la plata y se va”, finalizó Dourado.

Dourado y aplicaciones se declaran la guerra

“Es muy difícil ser tan golpeados durante siete años, mantenerse en silencio, no romper una silla, no romper un vidrio y seguir trabajando”, dijo en la comisión de Hacienda de Diputados Óscar Dourado, de la Gremial Única del Taxi. Como parte de sus argumentos en contra de Uber, afirmó: “El esfuerzo de nuestros padres se ha regalado a piratas que pusieron de mascarón de proa a uruguayos que hoy están fundidos y a los que alguien les quiere dar una solución, pero ellos tendrían que haber respetado a los que estamos trabajando”.

En tanto, esta semana el gremio de aplicaciones definió la realización de una denuncia por difamación e injurias contra Dourado por las declaraciones que hizo a medios de prensa cuando afirmó que los choferes de Uber eran unos “piratas”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados