Publicidad

Supergás: Megal dice que cuatro gremios la ahogan

El sindicato de Ancap dice que no entrega supergás por un tema de seguridad. Foto: Archivo

Presión sindical

Medidas de los sindicatos de Ancap, Riogas y Acodike.

La empresa Megal está denunciando que la acción coordinada de cuatro sindicatos distintos le está impidiendo funcionar. La envasadora de supergás atraviesa desde hace semanas una dura situación conflictiva porque, en el marco de una reestructura, decidió despedir personal. Y si bien el miércoles una decisión judicial obligó a que el gremio de la firma desarmase una carpa que impedía el acceso a la planta, la intervención de otros tres sindicatos le está impidiendo vender. Por un lado, el sindicato de Ancap decidió no entregar la materia prima (supergás) a Megal y, por otro, los gremios de Acodike y Riogas resolvieron no hacer el “clearing” de garrafas por lo que Megal no puede envasar. El “clearing” es el intercambio de envases que hacen las distribuidoras entre sí.

El presidente del sindicato de Ancap, Gerardo Rodríguez, explicó a El País que la decisión se vincula con que Megal no tiene la cantidad necesaria de personas en su planta para funcionar. “No están garantizadas las condiciones de seguridad para el trasiego de supergás. Es irresponsable que la planta funcione con la mitad de la gente. Se juega con la integridad física de los trabajadores. No sabemos qué hay del otro lado, es como poner una bomba, puede haber una explosión. Sabemos que Megal está desesperada por trabajar pero ¿quién se hace responsable? Además, hay una clara persecución sindical”, dijo Rodríguez. Reconoció que el directorio de Ancap presiona al gremio para que vuelva a entregar la materia prima a Megal.

La otra campana.

Pablo Durán, abogado de Megal, dijo a El País que la empresa está analizando ampliar el pedido de amparo y extenderlo a los sindicatos de Ancap, Riogas y Acodike en el entendido de que con medidas gremiales están perjudicando a una empresa con la que no tienen vinculación. “Es algo absolutamente ilegítimo”, sostuvo. Durán dijo que si la paralización de planta no se revierte probablemente el lunes todo el personal de la instalación deberá ser enviado al seguro de paro.

“Lo que dicen los sindicatos de que la planta es una bomba, es gravísimo y es mentira. Es algo incomprensible e infundada. La Ursea (Unidad Reguladora de Servicios de Energía y Agua) nos audita”, aseguró. Megal incluso podría llegar a denunciar a Acodike y Riogas porque entiende que se están beneficiando indirectamente de la situación. “Desde el 30 de enero estamos con medidas de paralización. Ahora no nos traen las garrafas para cargar”, agregó. Hoy habrá una nueva reunión en el Ministerio de Trabajo para intentar un acuerdo.

Ursea aprueba los envases

La Unidad Reguladora de Servicios de Energía y Agua (Ursea) emitió un comunicado en el que señala que los envases en la planta de Megal están conformes a la normativa vigente. Las instalaciones fueron inspeccionadas ayer por la Ursea y personal del LATU. El monitoreo es constante, aclaró la Ursea.

Publicidad

Publicidad