Sindicatos

Sindicato suspende 10 años a un dirigente de la salud

Polémica entre la FFSP y César Pisciottano por grabación

Diferencias: el ex dirigente sindical se enfrenta con la Federación de Funcionarios de Salud Pública. Foto: Marcelo Bonjour
Diferencias: el ex dirigente sindical se enfrenta con la Federación de Funcionarios de Salud Pública. Foto: Marcelo Bonjour

Te arrastraste como cucaracha (...) te pasaron por el piso". Los dichos del hoy expresidente de la comisión interna del Hospital Español, César Pisciottano, a la encargada del servicio de higiene del centro de salud, sumados a una serie de denuncias contra dirigentes de la Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP) sobre la utilización de fueros gremiales durante ocupaciones, motivaron que el sindicato lo suspendiera por 10 años.

Funcionarios filmaron el 23 de diciembre de 2017 el enfrentamiento entre Pisciottano y la encargada de limpieza. En la grabación a la que accedió El País, el ex dirigente sindical reclamaba que se autorizara a trabajar a una funcionaria que pretendía cobrar una jornada doble el 25 de diciembre. Esta situación "violenta" junto a otros tipos de "agresiones" como la ocurrida contra la abogada de la FFSP y las denuncias sobre la utilización de los fueros sindicales, fueron los motivos por los que se definió su suspensión, informó a El País un dirigente de la federación que prefirió mantenerse en el anonimato.

Pisciottano dijo a El País que "lo que enfureció a la dirigencia nacional fue una nota radial en la que critico que se tomaron medidas sindicales con fueros sindicales" cuando se ocupó el Patronato del Psicópata el año pasado. El exsindicalista entiende que si bien no es ilegal, sí es inmoral utilizar los fueros cuando se ocupa un centro y se percibe el salario. Un fuero sindical es una garantía que gozan los trabajadores para no ser despedidos y que garantiza sus condiciones laborales.

Pisciottano señaló que la medida se adoptó también por "un video que ya había andado circulando de una discusión con una persona que ellos alegan que hay cierta violencia de género implicada". Pisciottano entiende que "es una discusión de alto voltaje donde se podían decir las cosas de otra manera, sin duda, pero en la que no hay violencia de género". Para el enfermero, la medida que es inédita "abre la puerta a que la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) me eche porque tengo todavía el sumario del agua caliente". ASSE le inició un sumario administrativo por denunciar a El País que el Hospital Español estuvo todo un fin de semana sin agua caliente ni calefacción, lo que llevó a que los trabajadores tuvieran que usar jarras eléctricas para poder bañar a los pacientes. "Al tener expedientes abiertos como dirigente sindical, ahora que no voy a tener amparo ninguno, me pueden ejecutar", señaló Pisciottano. El exsindicalista no va a recurrir la decisión.

Él "me denigró" y me "humilló"

En una carta que la encargada de higiene envió a su jefe, la funcionaria describió que la situación vivida con Pisciottano le causó "stress" y "miedo". Señala que el enfermero "me denigró como ser humano llamándome cucaracha arrastrada" y que también la humilló. La situación le causó problemas de salud, aseguró.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º