MESA REPRESENTATIVA

Sindicato de maestros se declaró en conflicto por LUC y Ley de Presupuesto

El sindicato consideró que la Ley de Urgente Consideración "constituye una amenaza de avance de la educación privada al desmantelar el Sistema Nacional de Educación Pública".

Movilización de FUM-TEP este miércoles frente a Torre Ejecutiva. Foto: Marcelo Bonjour
Movilización de FUM-TEP frente a Torre Ejecutiva. Foto: Marcelo Bonjour | archivo.

La Mesa Representativa de la Federación Uruguaya de Magisterio (FUM) resolvió declararse en conflicto, según un comunicado que fue aprobado ayer sábado. Los motivos para tomar la decisión, indicaron, fueron la aprobación de la Ley de Urgente Consideración (LUC), la próxima Ley de Presupuesto y la situación de la Escuela Pública en el marco de la emergencia sanitaria.

Con respecto al primer punto expresaron que "la Ley de Urgente Consideración constituye una afrenta a la tradición autonómica de la educación uruguaya, un retroceso en el gobierno de Educación Primaria, disolviendo el CEIP -que tiene una tradición de más de cien años-, restringe la participación de docentes, estudiantes y la sociedad".

Además, el sindicato consideró que esta ley "constituye una amenaza de avance de la educación privada al desmantelar el Sistema Nacional de Educación Pública".

En el comunicado se convoca a "maestros, maestras, profesores, profesoras, funcionarios y funcionarias a conocer y analizar los contenidos de la LUC que fomenta la represión, limita los derechos de las mayorías y vulnera la educación pública", expresa el documento y agrega: "En tal sentido se rechaza el contenido de la Ley 19.889".

Al respecto de la Ley de Presupuesto, la Mesa Representativa de la FUM expresó: "Por primera vez en quince años discutimos un presupuesto donde se nos ofrece rebaja salarial, cercenamiento de derechos, recortes de programas educativos y en los comedores escolares, además con anuncios de políticas educativas sin la participación del magisterio".

Al respecto se pidió "mantener el presupuesto educativo sin recortes en cargos docentes y no docentes para sostener una Educación Pública para todos y todas", así como "reivindicar el carácter profesional del magisterio y exigir el mantenimiento de los derechos conquistados".

Los integrantes del sindicato exigieron además "el mantenimiento de los espacios de negociación para el logro de un convenio colectivo que implique mejoras en el quinquenio, sin pérdida salarial" y agregaron: "Es por ello que rechazamos cualquier propuesta que suponga desindexación".

Otro de los temas mencionados en el documento es en base a la situación de emergencia sanitaria que "ha demandado un gran esfuerzo por parte de maestras, maestros, funcionarias y funcionarios de primaria para sostener la vinculación con niños y niñas, así como mantener la higiene de los locales y los servicios del CEIP (Consejo de Educación Inicial y Primaria).

"Seremos celosos vigilantes del cumplimiento de los protocolos arrobados por el SINAE (Sistema Nacional de Emergencias) y acordados en el ámbito de ANEP (Administración Nacional de Educación Pública) para la seguridad de la salud tanto de niños y niñas, como de maestras y maestros, funcionarias y funcionarios", expresaron.

El sindicato les exigió a las autoridades además "el compromiso con los derechos de niñas y niños" y aseguraron que "la dificultad para mantener las prácticas de enseñanza y el vínculo pedagógico demandan la profundización de políticas de acompañamiento que permitan lograr aprendizajes significativos de niños y niñas".

Asimismo se resolvió "acompañar la plataforma de la Intersocial, especialmente el otorgamiento de una renta básica para enfrentar las consecuencias sociales y los efectos de la política económica del gobierno".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados