CONFLICTO EN ANCAP

Sindicato acusa a Jara de “neoliberal”

Los dirigentes de la Federación Ancap (Fancap) realizaron un paro y se manifestaron frente a la sede de la empresa.

Marta Jara. Foto: archivo El País
Marta Jara, presidenta de Ancap. Foto: archivo El País

El clima está cada vez más tenso en Ancap. La gestión de la presidenta, Marta Jara, es “neoliberal” porque quiere entregar la empresa estatal a las multinacionales. Eso argumentan los dirigentes de la Federación Ancap (Fancap), el sindicato de trabajadores del ente, que ayer realizó un paro entre las 10 y las 14 horas y se manifestó frente a la sede de la empresa en Avenida Libertador.

Los trabajadores harán asambleas para definir un plan de acción en los próximos días, después que la empresa quitó a los empleados el 30% de una partida que cobraban tras un accidente que ocurrió el año pasado en la Terminal del Este, donde murió un empleado, Julio Fiordelmondo.

El trabajador, de 52 años, había sufrido una descarga eléctrica en enero de 2018, cuando trabajaba en el complejo ubicado cerca de José Ignacio, donde está la boya petrolera. Falleció algunas semanas después en el Centro Nacional de Quemados.

En un comunicado, el gremio informó que esta decisión de recortar un 30% una de las partidas que cobran tiene “un claro sesgo economicista que poco contribuye al cambio cultural” que hay que promover en materia de seguridad y salud laboral.

Esa partida se entrega a los funcionarios a cambio de determinados indicadores, como la seguridad laboral.

El presidente del sindicato del ente, Gerardo Rodríguez, dijo a El País que se trató de un “castigo económico” a los trabajadores, en represalia porque habían presentado una denuncia penal tras el accidente en Maldonado.

Mercado

Ayer en la manifestación, los trabajadores denunciaron que Jara quiere “desmantelar todo” y entregar el mercado a una multinacional. ¿Por qué? “Jara viene hablando de cerrar plantas en el interior y entregar el combustible en boca de refinería”, dijo Rodríguez.

Además, el sindicato teme que se empiece a hablar seriamente de importación de combustibles, lo cual a su juicio significaría cederle el terreno a las multinacionales y que exista una “guerra de precios”. ¿Y por qué afirman que la presidenta de Ancap es neoliberal? “Desde que entró al ente, ha perseguido a los trabajadores y 218 funcionarios perdieron su puesto. Tiene un plan de eliminar áreas estratégicas”, dijo Rodríguez.

El gremio se declaró en sesión permanente y convocó a una Asamblea Representativa para definir el plan de lucha, si no hay avances en las negociaciones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)