Consejo de Salarios

Reproches y frágil tregua en los súper

El gobierno le pidió al gremio flexibilizar su posición.

Comercio: Fuecys logró agremiar a aproximadamente a la mitad de los trabajadores de los supermercados y se augura conflictividad. Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour

La Cámara Nacional de Comercio y Servicios le reprochó ayer fuertemente al sindicato del comercio (Fuecys) sus "movidas" recientes en supermercados que afectaron la atención a los clientes en un local en la avenida 8 de Octubre y otro en Punta Carretas. Las tratativas del Consejo de Salarios sectorial siguen muy trabadas, por lo que el gobierno empezó a plantear fórmulas de acercamiento a las partes. Las empresas plantearon que las medidas sindicales "no ayudan".

Ayer el sindicato accedió, como gesto, a dejar sin efecto una medida de protesta prevista originalmente en una gran superficie comercial para este fin de semana. El gobierno le pidió al sindicato que acceda a ubicarse en el sector "intermedio", lo que implicaría un ajuste salarial menor al que estaba buscando el gremio que era de dos puntos sobre la inflación anual. A cambio, el dirigente Carlos Baiz dijo a El País que Fuecys planteó para aceptar estudiar el pedido que se mantengan y actualicen beneficios como el "quebranto de caja" y se otorguen otros nuevos como la entrega de 50 boletos mensuales de ómnibus a los trabajadores. El sindicato también quiere que se siga pagando "antigüedad", algo que las empresas querían eliminar. Originalmente su planteo era que se considerara como "dinámico" al sector, lo que hubiese supuesto incrementos anuales de 8,5%, 8% y 7% en cada año de vigencia del acuerdo. Para el sector intermedio los ajustes sugeridos son de 7,5%, 7% y 6%. La inflación en los últimos doce meses se ubicó en 8,31%.

De todas formas, las posturas siguen distantes ya que ayer la delegación empresarial reiteró que la oferta del sector patronal son ajustes anuales equivalentes a la media de la inflación que se verifique en el año. La pérdida de poder adquisitivo se compensaría a los trabajadores transcurridos los dos años de vigencia del convenio, algo que el sindicato rechaza de plano.

Las empresas aducen que hay una situación de estancamiento en las ventas y que crecerían 2% en 2019 por lo que no pueden acceder al planteo sindical de mantener el poder adquisitivo.

El sindicato planteó al comienzo de las negociaciones un salario mínimo en el sector de $ 25.000 nominales retroactivos al 1° de julio pasado (en el último convenio logró que llegara a $ 20.000), que el acuerdo tenga dos años de duración y que el sector se autocalificara como "dinámico". También quiere que se declare el 21 de junio como el Día del Trabajador del Comercio y que sea un feriado pago no laborable.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º