INTERNA SINDICAL

Radicales buscan expulsar a sindicato policial del Pit-Cnt

Todo comenzó con la respuesta policial a la movilización contraria a la instalación de la segunda planta de UPM que culminó con un policía agredido por los manifestantes y seis detenidos.

Patricia Rodriguez, presidenta del Sindicato de Funcionarios Policiales de Montevideo. Foto: Marcelo Bonjour
Patricia Rodriguez, presidenta del Sindicato de Funcionarios Policiales de Montevideo. Foto: Marcelo Bonjour

Una parte del Pit-Cnt quiere expulsar a los policías sindicalizados de la central. El jueves 12, durante los asuntos previos de la Mesa Representativa (MR), el Sindicato de Artes Gráficas (SAG) solicitó que la central sancione al Sindicato de Funcionarios Policiales de Montevideo (Sifpom).

Los gráficos propusieron que la representación de los policías sea suspendida hasta el próximo congreso. Una sanción de ese porte implica, en los hechos, la expulsión. Se trata de una acción que no tiene antecedentes recientes, según explicaron distintos dirigentes consultados.

Tras un intenso debate la MR resolvió pasar la discusión a una nueva instancia que tendrá lugar dentro de dos semanas. Los sindicatos con mayor presencia comunista y de grupos radicales se sumaron al planteo del SAG. Fue el presidente del Pit-Cnt, Fernando Pereira, quien puso paños fríos al momento de tensión y logró postergar una definición en acuerdo con sindicatos de las líneas más moderadas.

Todo comenzó con la respuesta policial a la movilización contraria a la instalación de la segunda planta de UPM que culminó con un policía agredido por los manifestantes y seis detenidos. El Secretariado ejecutivo del Pit-Cnt respaldó a los detenidos y el Sindicato Policial de Montevideo apoyó a sus compañeros que dispararon sus escopetas contra los manifestantes.

En la noche del jueves 5 un grupo de activistas se movilizó desde el Palacio Legislativo hacia el Centro. En el cruce de Libertador y Mercedes se enfrentaron a un efectivo policial que hacía guardia en una garita. Uno de los manifestantes golpeó al funcionario, según se puede observar en las imágenes que grabaron transeúntes y vecinos.

Al estar en inferioridad de condiciones el policía pidió apoyo y aparecieron varios patrulleros a toda velocidad y un grupo de choque de la Guardia Republicana. Mediante disparos de escopetas con carga no letal, dispersaron a los militantes. Hubo varios heridos leves entre los manifestantes.

Tiroteo.

El viernes 6 el secretariado del Pit-Cnt emitió un comunicado en el que dio a conocer “su enérgica condena a cualquier tipo de mecanismo represivo que pretenda resolver por esa vía los conflictos sociales”.

Manifestación contra UPM en el centro de Montevideo. Foto: Captura
Manifestación contra UPM en el centro de Montevideo. Foto: Captura

Además exigió que las autoridades investiguen “a fondo la actuación policial” y que se actúe “con firmeza en caso de constatar provocaciones que resultaran desencadenantes de los hechos y cualquier tipo de violación a los derechos humanos”.

Por su parte, el Sifpom, respaldó a los efectivos. También mediante un comunicado, ese sindicato aseguró que “la actuación policial se ajustó a la ley” ante una “agresión a la que es sometido un policía ante un tumulto violento que lo agrede”.

“Se requiere madurez y objetividad para criticar la función policial cuando la misma así lo requiere, pero cuando no existe un accionar por fuera del marco jurídico sino dentro del mismo, cualquier objeción que se hace resulta inadecuada y no permite advertir la verdad de lo acontecido”, sentenció el Sifpom en el comunicado.

En la tarde de ayer El País consultó sobre el tema a los principales referentes del Pit-Cnt. El único que aceptó hacer declaraciones fue el secretario general de la central, Marcelo Abdala, quien afirmó que “no están los votos” para sancionar a los policías. Por su parte, Patricia Rodríguez, presidenta del Sifpom, se limitó a declarar que “a algunos les cuesta asumir que el policía es un trabajador como todos”.

Esta polémica interna se ha vuelto un problema en el movimiento sindical. Algunos veteranos dirigentes creen que se trata de un momento “difícil” en el sindicalismo uruguayo. Uno de ellos dijo a El País que el enfrentamiento entre el Secretariado y los policías es un “síntoma” de un momento “estalinista” en que muchos dirigentes basan su accionar el “estás conmigo o estás afuera”.

Investigación.

El fiscal Alejandro Machado abrió una investigación de 30 días sobre los incidentes. Hasta ahora su tarea está centrada en buscar a quienes agredieron al policía y provocaron destrozos en comercios y un patrullero y aparecen en las imágenes del servicio de videovigilancia del Ministerio del Interior. Machado solicitó a la Policía que le remita cortes de imágenes donde se pueda identificar a los responsables.

“Hasta el momento no me han traído las imágenes que solicité. Vamos a traer a todas las personas que se puedan identificar”, confirmó el fiscal. Tras los incidentes, la Policía detuvo a seis personas. Tras el vencimiento del plazo de detención fueron liberadas. La Fiscalía registró la ropa que llevaban puestas aquella noche.

Machado confirmó a El País que no está investigando el accionar de la Policía. De hecho, los seis detenidos se negaron a prestar declaración, una medida que podría haber despertado el interés por continuar la investigación desde un ángulo diferente. En su momento se manejó que la defensa de los detenidos podría presentar una denuncia contra los efectivos policiales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados