Sector lácteos

Polémica por falta de leche para atender demanda

Enfrenta a Conaprole y sus distribuidores con el sindicato.

Conaprole: los tamberos piden que no negocie bajo presión. Foto: Juan Capurro
Abastecimiento en problemas. Foto: Juan Capurro

La semana pasada fue "caótica" para los distribuidores de los productos Conaprole (que representa las tres cuartas partes del mercado local de lácteos), dijo la presidenta de la gremial que los reúne, Natalia Pena, que espera que mañana una reunión clave termine un largo conflicto que ha generado severos perjuicios económicos.

"Todos los días hubo algún faltante de algún tipo de leche. El jueves nos dieron 20% menos de lo que se necesitaba. Queremos trabajar pero la leche no está. Esto desestabiliza. Muchas empresas están al borde del cierre", se quejó. La semana fue atípica porque el miércoles hubo paro general y ayer fue feriado pero, de todas formas, "fue la peor semana desde que comenzó el conflicto y hay zonas sin leche". Para el fin de semana hacían falta 240.000 litros en la zona metropolitana pero la disponibilidad no iba a pasar de 40.000, dijo.

Gabriel Calabuig, gerente de Recursos Humanos de Conaprole, reconoció a El País que se pudo atender solamente al 60% de la demanda debido a efectos "residuales" de las medidas sindicales. No se pudieron completar algunas líneas de producción, reconoció el ejecutivo.

No obstante, el sindicato asegura que "puso todo de sí para que se pueda distribuir leche, y si no se sale es por una decisión empresarial (...) en esta situación dejamos claro que no existen medidas gremiales de ningún tipo que afecten la producción de leche".

El abastecimiento en los próximos días dependerá en buena medida de lo que ocurra hoy en una reunión entre Conaprole y su sindicato que desde junio afectó la distribución, fundamentalmente de subproductos, a través de la no realización de horas extras y paros por turno que enfurecieron a las gremiales de tamberos, que le pidieron a la empresa que siguiera una línea dura.

El lunes pasado comenzó a trabajar un ámbito de negociación que tiene diez días para tratar de llegar a un entendimiento. Conaprole plantea que necesita una cláusula de paz a tres años por todo concepto, algo a lo que el sindicato se ha mostrado renuente. Calabuig señaló que ha habido avances pero que "no se llegó a un cierre ni a un preacuerdo y el final está abierto".

En la única reunión de negociación que se concretó el lunes pasado, el sindicato hizo un nuevo planteo vinculado a tickets de alimentación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)