CONFLICTO

Pit-Cnt: que ruralistas abandonen los Consejos de Salarios "es un disparate antidemocrático"

El secretario general de la central sindical, Marcelo Abdala, criticó que mientras el Pit-Cnt mantuvo ayer reuniones durante horas para tratar de "encontrar salidas", los ruralistas se retiraron de los Consejos de Salarios.

Marcelo Abdala. Foto: F. Ponzetto
Marcelo Abdala. Foto: El País

Ayer martes las gremiales rurales más representativas se retiraron de los Consejos de Salarios molestas con lo que consideran decisiones arbitrarias del Poder Ejecutivo, expresando preocupación por la aplicación de un correctivo salarial que entienden no está justificado a partir del 1º de julio y también por el largo conflicto de Conaprole.

El secretario general del Pit-Cnt, Marcelo Abdala, dijo este mediodía en rueda de prensa que "es un disparate anti democrático" que se hayan retirado de los Consejos de Salarios, y "especialmente lo que hace la Asociación de Cultivadores de Arroz (ACA)".

El dirigente sostuvo que en la negociación colectiva pasada la ACA se retiró de los Consejos de Salario, "por tanto en este caso el Poder Ejecutivo decretó. A quién compete interpretarse un decreto es al Poder Ejecutivo. 
Distinto es si hubiera habido un convenio colectivo donde las tres partes interpretan".

Abdala señaló que ayer el Pit-Cnt mantuvo reuniones vinculadas al sector lácteo durante horas, "tratando de encontrar salidas". El movimiento sindical estuvo "tratando de contribuir a que se desarrolle una salida por las vías de la negociación y esta gente retirándose de los Consejos de Salarios", criticó.

El dirigente insistió en que la medida de los ruralistas es "lamentable" y adelantó que la central sindical ubicará lo sucedido "con mucha jerarquía" en la plataforma del paro general de 24 horas que tiene previsto para el próximo 22 de agosto.

También informó que van a pedir una reunión con la Unión Nacional de Trabajadores Rurales y Afines (Unatra) "para tentar todos los caminos de difusión y los caminos organizativos que permitan fortalecer la posición de los trabajadores", así como solicitarán reuniones "al más alto nivel" con el Ministerio de Trabajo y con el de Agricultura, Ganadería y Pesca "para que haya políticas que permitan jerarquizar la vida de la gente".

El correctivo en cuestión, que es uno de los puntos que molesta a las gremiales, "en salarios que llegan a los $20.000 es de $400 por trabajador. Realmente da verguenza la posición de la patronal", añadió Abdala.

Para el secretario general de la central sindical, la salida de los ruralistas de la mesa "tiene que ver con vaciar de contenido la negociación colectiva. Esperamos que esto quede encapsulado aquí y que no signifique una generalización de una situación que sería muy negativa para el mundo del trabajo".

El movimiento sindical quiere discutir empleo, desarrollo, también quiere discutir salario y los ingresos de los trabajadores, pero lo democrático es sentarse, conversar, buscar acuerdos, hacer todos los esfuerzos hasta el final para llegar a acuerdos. No retirarse de la negociación". 

"Total rechazo" de los trabajadores

Marcelo Amaya, presidente del Sindicato Único de Trabajadores del Arroz y Afines (SUTAA), dijo que reaccionan “con total rechazo” ante el retiro de las gremiales de la negociación.

“Si bien habían demostrado sus intenciones, habían pedido la apertura de su grupo unas semanas anteriores, cuando nos presentamos a negociar con una plataforma de nueve puntos plasmaron en la negociación colectiva sus intenciones de adjudicarles un 0% de aumento a sus trabajadores y rechazaron la plataforma”, señaló.

Y aseguró que “hay un mar de fondo en todo esto”, opinó, que es “debilitar una herramienta que ha dignificado la vida del trabajador rural, que ha mejorado sus condiciones de trabajo, que es una de las principales herramientas de distribución de ingreso y es una de las herramientas que contribuye con el aumento de las jubilaciones”.
“Retirarse de la negociación por $300 o $400 no me parece que sea el verdadero motivo”, insistió Amaya.

María Flores, dirigente del Sindicato Único de Trabajadores del Tambo y Afines (Sutta), dijo que ayer se encontraron “en un marco que no era el esperado y nos descolocó a todos”.

“Ni siquiera se leyó la postura de los trabajadores”, se quejó Flores. “Ahora vinimos a plantearlo al Secretariado Ejecutivo del Pit-Cnt y veremos las medidas que vamos a tomar de aquí en adelante, que pueden ser diferentes medidas en el interior. Vamos a estar en asamblea permanente con los trabajadores y vamos a elevar todo lo que vayamos haciendo”.

Flores opinó que puede haber “muchas intenciones políticas” detrás de la retirada de la mesa, “porque hay un montón de cosas que hace tiempo vienen pasando”.

MARCELO ABDALA

El Poder Ejecutivo promete ayuda a Pili

El gobierno transmitió a la empresa Pili que se votará un proyecto de ley para otorgarle un préstamo que le permitirá saldar sus deudas.

El secretario general de la central sindical destacó que "en la emergencia se dan garantías del cobro de la deuda que Pili mantiene con los productores remitentes de leche para la empresa y de los trabajadores, en donde el Estado hace de protagonista de esta cuestión" y que hay que tener en cuenta que "es una salida en la emergencia, habrá que ver desde un punto de vista estructural cómo se invierte, cómo se desarrolla el trabajo a más largo plazo".

De todas maneras, dijo que "por lo pronto a nosotros nos gustó y respaldamos la iniciativa del Poder Ejecutivo, al tiempo que estamos haciendo todos los esfuerzos por propender a una salida negociada que sea en defensa de la industria, en defensa de toda la cadena productiva y también de los trabajadores".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º