NEGOCIACIÓN COLECTIVA

Pereira: "No tengo problemas con los descuelgues; el problema es si se incentiva"

El presidente del Pit-Cnt dijo que "la pandemia sirve para todo" y que "hay ramas de actividad que efectivamente han sufrido duramente los golpes y otros que no tanto".

Fernando Pereira, presidente del Pit-Cnt. Foto: Francisco Flores
Fernando Pereira, presidente del Pit-Cnt. Foto: Francisco Flores

Fernando Pereira, presidente del Pit-Cnt, dijo que no tiene problema con se realicen descuelgues salariales, pero sí con que estos se incentiven. "Si lo que plantean es un procedimiento de claridad, para mí no sería un problema. El problema es si se incentiva. Lo que no se puede hacer una política de promoción del descuelgue", señaló a El País.

Ayer el ministro de Trabajo, Pablo Mieres, anunció que la cartera negociará en el Consejo Superior Tripartito procedimientos concretos que permitan a las empresas "descolgarse" de los acuerdos establecidos en los consejos de salarios si argumentan y prueban que no pueden pagar los aumentos decididos.

Pereira dijo que no está en conocimiento de dichos protocolos, pero aclaró: "Partimos de la base de que si hay procedimientos claros, donde efectivamente se pueden analizar los números y una empresa circunstancialmente no puede pagar los aumentos de salarios, es posible utilizar el descuelgue. De hecho ya se podía utilizar".

"Que haya protocolos no me parece mal. Me parece mal que se promuevan prácticas que después puedan generar naturalmente abusos como en muchos casos ha pasado (...) Cualquiera puede decir 'yo no puedo'. Lo que no puede pasar es que no lo demuestre claramente. Mucho más cuando los aumentos son tan austeros, porque que alguien se descuelgue por un aumento del 3% cuesta creerlo. Muchas veces son salarios de 20.000 pesos o menos", sostuvo.

Además manifestó que "la pandemia sirve para todo" y que "hay ramas de actividad que efectivamente han sufrido duramente los golpes de la pandemia y sus efectos económicos y otros que no tanto, pero si uno las escucha tienen el mismo problema".

"En esta situación hay que analizar esto como una cuestión circunstancial. Si a esto se le suma facilitar los descuelgues, puede generar situaciones no deseadas (...) No tengo problemas con los descuelgues, porque parto de la base de que la supervivencia de las empresas es fundamental para el mantenimiento del empleo, pero tiene que ser sumamente demostrado y acordado tripartitamente", añadió.

"Hubo una negociación salarial para nosotros dolorosa donde los incrementos van a ser menores al crecimiento de los precios, pero esto hay que tomarlo en cuenta en una situación muy excepcional. Lo que hay que intentar en la ronda que viene es volver a los niveles salariales que teníamos y rápidamente intentar que crezcan. Todavía en Uruguay hay 400.000 trabajadores que ganan menos de 20.000 líquidos (...) Cuando se dice 'no hay impuestos' me gustaría saber qué significa un 5% de rebaja a los trabajadores de la educación. ¿No es un impuesto, un quita? Llamésmole de la manera que quieran, pero hay una quita", sumó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados