CONFLICTIVIDAD SINDICAL

"Hay grandes posibilidades de ir agrandando este conflicto", dijo dirigente del supergás

El conflicto inició cuando Acodike notificó a los empleados sobre el despido de un funcionario, que hasta hace un mes se desempeñaba como secretario general del sindicato.

Trabajadores de Acodike en paro. Foto: @ALFAS39380381.
Trabajadores de Acodike en paro. Foto: @ALFAS39380381.

Desde el lunes de esta semana y sin fecha de finalización, los trabajadores de la empresa de supergás Acodike realizan un paro por el despido de cuatro trabajadores. La medida afecta la distribución de las garrafas, ya que además como forma de reclamo se tranca el portón de la planta y eso impide la entrada de camiones, informó a El País Andrés Guichón, dirigente de la Asociación Laboral de Funcionarios de Acodike (Alfas). 

Este miércoles a las 14:00 se realizó una reunión tripartita en la Dirección Nacional de Trabajo y se buscó llegar a una solución, pero fue posible, dijo Guichón a El País.

Sobre las 16:00 horas, el dirigente sindical contó que no hubo "ningún avance" y que hoy a las 19:00 horas realizarán una asamblea frente a planta de Acodike. "Hay grandes posibilidades de ir agrandando este conflicto",  afirmó y agregó que la empresa "se niega rotundamente" al reintegro de los trabajadores.

"Hay grandes posibilidades de ir agrandando este conflicto", dijo el dirigente sindical en referencia a que se pueda afectar la distribución de las otras dos compañías de supergás. 

El conflicto inició cuando la empresa notificó a los empleados sobre el despido de un funcionario, que hasta hace un mes se desempeñaba como secretario general de Alfas, por "notoria mala conducta". El trabajador había sido suspendido durante 14 días tiempo atrás, por tener un conflicto con un compañero. 

A partir de ese hecho dejó su lugar en la secretaría y comenzó a ir al psicólogo, indicó Guichón. Sin embargo, hace pocos días la empresa recibió una denuncia de tres extrabajadores que responsabilizaban al funcionario por acoso laboral, lo que llevó a su despido. 

"Ese informe lo recibimos, lo llevamos al abogado y él nos dijo que no hay nada contundente que la empresa pueda probar, son declaraciones basadas en nada", indicó el dirigente en referencia a que no se contó con más información para efectivizar el despido, además de las declaraciones de acoso. 

El sindicato afirma que las personas que declararon en contra del funcionario despedido son "rompehuelgas" contratados en un anterior conflicto. Guichón indicó que esa misma medida de contratar empleados para trabajar durante el paro fue tomada nuevamente por la empresa en la noche de ayer martes. "Sabíamos que a las 21:00 iba a ir personal nuevo con la intención de sacar garrafas", expresó.

"Nosotros pusimos una carpa el lunes, no se trabajó y tampoco se trancó el portón. El martes tampoco se trabajó y cuando nos enteramos de esa intención ayer de noche, en un horario en que la planta no trabaja y con gente que entendemos que no está capacitada para hacerlo, decidimos trancar el portón", relató. 

El dirigente indicó que de esta forma se impidió la entrada de un camión que llegó a la planta con el objetivo de llevarse las garrafas que se estaban llenando. "Ellos siguieron produciendo igual, nosotros estábamos trancando un camioncito y con eso la gerencia de la empresa nos filmó y al rato apareció el comisario a consultar qué era lo que estaba pasando". 

Tras una mediación del comisario se llegó al acuerdo de que la empresa no trabajara más en el llenado de garrafas y que los trabajadores no trancaran más el portón. La planta no está siendo ocupada, afirmó Guichón.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error