REPRESENTATIVIDAD CUESTIONADA

Lucha sindical entre bomberos en medio de graves incendios en Rocha

De un lado reclaman nuevos vehículos para combatir las llamas, mientras que del otro dicen que ya se compró el equipamiento que faltaba.

Incendios forestales en Rocha. Foto: Ricardo Figueredo
Personal del Ejército se prepara para combatir los incendios. Foto: Ricardo Figueredo

Al tiempo que decenas de bomberos, policías, militares, funcionarios municipales y vecinos luchaban contra un feroz incendio en La Esmeralda, Rocha, en Montevideo se debatía sobre la legitimidad de la representación de los dirigentes sindicales de los soldados del fuego.

En la mañana de ayer John Seballes, delegado de los bomberos ante el Sindicato Policial de Montevideo (Sifpom), aseguró a El País que actualmente no pueden cubrir todas las demandas. El dirigente advirtió que falta personal y hay carencias en materiales de trabajo.

Del otro lado apareció José Cáceres, presidente del Sindicato de Bomberos, quien confirmó que falta personal, pero que hay un proyecto para transferir militares al organismo y recordó que se adquirió más de 70 unidades de transporte de personal y camiones que trabajan bajo normas europeas. Cáceres aseguró que Bomberos responde a todas las emergencias.

Ingreso de personal.

“El último ingreso de personal combatiente fue hace cuatro años y si a eso le sumamos que cada año se retiran otros compañeros, la ecuación nos da que no podemos afrontar las innumerables llamadas que recibimos día a día y mucho menos un incendio de gran magnitud como el que se desarrolla en Rocha”, dijo Seballes a El País.

En ese sentido, explicó que Bomberos cuenta con una plantilla de entre 1.500 a 1.600 efectivos en la actualidad en todo el país. Destacó que se necesitan al menos 1.200 nuevos funcionarios. “El año pasado manejábamos que un bombero trabajaba por tres, pero ahora podríamos decir que un bombero trabaja por cuatro”, dijo.

Por su parte, Cáceres remarcó que de acuerdo a las normas internacionales una dotación de bomberos debe estar integrada por cinco efectivos por vehículo. Sin embargo, en algunas zonas del interior ese número se reduce a dos o tres personas por unidad.

El dirigente destacó que le presentó al presidente electo, Luis Lacalle Pou, una propuesta de transferir militares para la Dirección de Bomberos.

Por otro lado, Seballes recalcó que existen “vehículos en situación de retiro y vehículos que transitan por la ciudad y por la ruta sin permisos ni habilitaciones de tránsito”.

Personal en la entrada a Punta del Diablo que trabaja en el incendio en La Esmeralda. Foto: Ricardo Figueredo.
Personal en la entrada a Punta del Diablo que trabaja en el incendio en La Esmeralda. Foto: Ricardo Figueredo.

En cambio, Cáceres mencionó que a partir de un incendio ocurrido en el año 2015 en Fraile Muerto, Cerro Largo, donde falló gran parte del equipamiento técnico, el sindicato denunció las carencias con las que se trabajaba. Los representantes del Partido Nacional por Cerro Largo citaron al Parlamento a los responsables del Ministerio del Interior, que más adelante resolvieron la compra de nuevo equipamiento.

“Falta mucho, pero se dio el puntapié inicial. Todo el equipamiento de Bomberos es muy caro. El Ministerio priorizó la Policía y nos había dejado un poco de lado”, dijo Cáceres.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados