El retorno a las obligaciones

Levantan el paro pero será lenta la limpieza

Asamblea de Adeom pasó a un cuarto intermedio; la recolección de basura acumulada llevará 3 días.

La mayoría de los contenedores de Montevideo se vieron colapsados. Foto: L. Mainé
La mayoría de los contenedores de Montevideo se vieron colapsados. Foto: L. Mainé

Luego de cinco días de paro, los trabajadores de la Asociación de Empleados y Obreros Municipales de Montevideo resolvieron en la noche de ayer levantar la medida de paro que afectaba el servicio de recolección de basura en la capital. Estiman que en tres días la situación se normalizará.

"Si bien hubo avances en algunos puntos, entendemos que en otros siguen siendo insuficientes. En haras de continuar una negociación, y para evitar que se siga cuestionando que mantenemos a la población de rehén, resolvimos levantar la medida de paro", dijo Dora Lorenzo, dirigente del sindicato.

La asamblea del jueves había otorgado la potestad al secretariado ejecutivo de Adeom de resolver por sí solo las medidas que entendiera de acuerdo a los resultados de la reunión con la Intendencia.

El compromiso fue que desde las 22:00 horas los camiones de la Intendencia volverían anoche a trabajar. Consultada sobre cuándo podría quedar normalizado el servicio, y cuándo los contenedores dejarán de estar desbordados, Lorenzo aseguró que eso depende de la zona. "Hay lugares que tienen diferente metodología de recolección", indicó.

Según Adeom, hay lugares que tienen más personal y más camiones y, en otros sitios, donde hay una mayor densidad poblacional, los trabajos pueden verse enlentecidos.

Fuentes de la Intendencia aseguraron a El País que el área más complicada es la del Municipio D. Otros municipios han informado en sus cuentas de redes sociales que ayudaron a mejorar el entorno de los contenedores. En las últimas horas, la comuna, junto a organizaciones sociales y empresas privadas, limpiaron, en efecto, varias calles y liberaron en parte los contenedores para evitar los desbordes. El único Municipio en el que no hubo problemas de recolección fue en el B —que abarca la zona del Centro, Ciudad Vieja y Palermo, entre otros barrios— ya que allí el servicio es privado.

El Municipio CH, la zona de la capital más densamente poblada, intervino en 250 contenedores en donde fueron levantados 10 mil kilos de basura, según informó su alcalde Andrés Abt. En tanto, el del Municipio E, Agustín Lescano, anunció en su Twitter: "Dada la situación de limpieza en Montevideo, el Municipio E ha aumentando el horario en el que los dos camiones aspiradores funcionan".

Riesgo sanitario.

La posibilidad de decretar la esencialidad estuvo siempre arriba de la mesa. Ayer de tarde, el ministro de Salud Pública contestó cómo era el estado sanitario de la ciudad tras un pedido de la Intendencia al ver un aumento problemático en la cantidad de basura afuera de los contenedores.

"Actualmente no se visualizan elementos que puedan constituir una emergencia sanitaria, pero dadas las condiciones climáticas y la evolución de esta situación no se descarta que dicha emergencia pueda presentarse", se indicó.

El MSP agregó que todas las semanas controla los contenedores de la capital y que de seguir esta situación iba a vigilar de manera "más estricta" para "salvaguardar los intereses de la población".

El paro de Limpieza también generó repercusión política. Algunos legisladores de la oposición pidieron que se decrete la esencialidad. "Reclamamos al señor intendente el ejercicio de la autoridad conferida para la defensa de los derechos de todos los montevideanos", señaló el Espacio 40 del Partido Nacional en un comunicado.

Los trabajadores, que habían trasladado al gobierno departamental 12 puntos reivindicativos, solicitaron por ejemplo el traslado de una jefa administrativa tras una denuncia de acoso laboral realizado por una funcionaria.

Ayer, el director de Recursos Humanos, Eduardo Brenta, volvió a repetirles que no se la trasladará hasta tanto "no se dilucide los aspectos de la investigación". La Intendencia anunció que los funcionarios de salud ocupacional evaluarán si en esa área se viven situaciones de "inestabilidad emocional" que puedan ser consideradas.

Además, se acordó un protocolo para la intervención de los guinches. Esta resolución fue planteada luego de que un camión de la Intendencia quedara varado en el medio de la vía pública tras un problema mecánico y, como no había camiones públicos, se decidió contratar un servicio privado, algo que disgustó a Adeom.

El sindicato manifiesta ahora estar en cuarto intermedio a la espera de la continuación de la asamblea, y asegura que se seguirá negociando con la Intendencia los reclamos planteados.

Hasta el momento no hay una fecha prevista para la realización de esa nueva reunión gremial, después de que ayer el ejecutivo de Adeom debatiera al menos por cuatro horas si levantaban o no las medidas.

"Nosotros seguimos en preconflicto", aclaró Lorenzo y no descartó tomar nuevas medidas en función de cómo evolucione el diálogo con las autoridades departamentales.

Nicolás Barriola, Mercedes Ros,  Andrés Abt. Foto: Cecilia Aguiar
Colaboración del Municipio CH

"Desde que empezó el paro fortalecimos la limpieza alrededor de los contenedores. Sabemos que la competencia de limpieza no es de nuestro municipio sino de la Intendencia pero levantamos lo que queda en las calles con dos aspiradoras que tenemos", dijo ayer el alcalde del Municipio Ch Andrés Abt mientras se desarrollaba la asamblea de Adeom. Se trabajó en torno a 250 contenedores y fueron recogidos unos 10 mil kilos de basura, actuando principalmente en los barrios La Blanqueada, Tres Cruces y Parque Batlle. "No podíamos quedarnos con los brazos cruzados ante una problemática que tenemos en el territorio y viendo las quejas de los vecinos", comentó.

Eduardo Brenta, director de Gestión Humana y Recursos Materiales de la IMM. Foto: F. Flores
Paros en contra del medioambiente

"En la última rendición de cuentas se creó una gerencia vinculada a los temas medio ambientales. Los funcionarios que van para ahí salen de la división Limpieza y ellos querían saber si mantendrían los mismos derechos y partidas salariales", explicó ayer el director del Departamento de Gestión Humana de la IMM, Eduardo Brenta, antes de que se levantara el paro. "Les dijimos que iba a ser así y que la intención era priorizar los temas medioambientales. Hicimos un enorme esfuerzo en la contratación de todo lo disponible para efectuar la limpieza del entorno de los contenedores y tratando de mitigar el impacto del paro".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)