NEGOCIACIÓN SALARIAL

No hubo acuerdo entre el sindicato de domésticas y la patronal y vuelven a reunirse

El sindicato considera que corresponde otorgar el aumento, cercano al 8% y retroactivo al 1° de julio, y la Liga entiende que hay que replantear la situación tras la crisis originada por el COVID-19.

Se estima que hay unas 100.000 trabajadoras domésticas en Uruguay. Foto: Shutterstock
Foto: archivo El País.

El Sindicato Único de Trabajadoras Domésticas y la patronal no lograron ponerse de acuerdo en la instancia clave que tenían ayer de negociación salarial y no hubo acuerdo.

El sindicato considera que corresponde otorgar ahora el aumento total, cercano al 8% y retroactivo al 1° de julio mientras que los empleadores entienden que a raíz de la crisis originada por la llegada del coronavirus, hay que replantear la situación y lo firmado en el convenio.

Lucía Gandara, del Sindicato Único de Trabajadoras Domésticas, dijo a El País que no hubo acuerdo porque "el convenio salarial está vigente hasta julio de 2021".

"El Poder Ejecutivo dijo también que los convenios que están vigentes se tienen que respetar. Nosotros nos basamos en dos leyes: en la ley de los Consejos de Salarios y en la ley de negociación colectiva que no se pueden bajar los convenios así porque sí. Se tendrán que hacer cargo los empleadores si no se puede pagar el aumento", explicó. 

"Desde el primer momento fuimos por el 7,92%. Pasamos varias opciones de cómo poder pagarlo para que no vean perjudicados los bolsillos de los empleadores porque con esto del COVID-19 lo agarran de pretexto y no ven que también los bolsillos de las trabajadoras lo vemos disminuidos con esta inflación en los últimos 18 meses, una diferencia de 4,27%", agregó.

El convenio salarial del sector doméstico rige hasta el 30 de junio de 2021 y establece que las trabajadoras reciben desde el 1° de julio un aumento de 3,5%, que sube a 4,54% en el caso de los salarios que (tras el incremento) no superen en más de un 25% el Salario Mínimo Nacional por 44 horas semanales. Asimismo el convenio señala que a los 18 meses de vigencia hay un correctivo por la diferencia entre la inflación acumulada durante este período y los ajustes salariales otorgados. Ese correctivo sería de 4,27%, por lo que el aumento total sería de 7,92%.

Mabel Lorenzo, presidenta de Liga de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios del Uruguay, indicó a El País que "la posición de las trabajadoras domésticas pasó para atrás todo lo que se había negociado hasta la fecha y dijeron que no aceptaban ninguna propuesta".

"Revirtieron la posición (...) Si se estuvo negociando hace más de un sobre propuestas y contrapropuestas y en el día de ayer digan que todo va a foja cero sin explicaciones, es como que se perdió el tiempo. Espero que razonen, pero realmente no nos cayó bien esa vuelta de tuerca", puntualizó.

"A esta altura creo que tenemos que cuidar y preservar la tranquilidad de tantas familias que quedan afectadas porque no olvidemos que el lugar de trabajo es la casa de cada uno", sumó.

El próximo jueves, a las 14.30 horas, se volverán a reunir. Gandara dijo que presentarán "otra forma de cómo  puedan pagar ese 7,92% y no se vayan a fundir" mientras que Lorenzo remarcó que buscarán "soluciones".

más

Despidos

Hasta ahora, según los cálculos del sindicato de trabajadoras domésticas, ha habido entre 1.400 y 1.500 empleadas despedidas en el país debido a la crisis económica por la pandemia. A esa cifra llegan por los registros del Banco de Previsión Social (BPS), sumado a los casos que fueron presentados ante el sindicato, dijo a El País la dirigente gremial Yaneth Mazzoleni.

Hay cerca de 80.000 trabajadoras domésticas registradas ante el Banco de Previsión Social (BPS) pero la cifra real es bastante más alta, ya que se sabe que aun hoy existe un alto número de trabajo en negro. El Sindicato Único de Trabajadoras Domésticas calcula que, en total, son unas 115.000 empleadas en el país.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados