Sindicatos en alerta

Gremio de UTE admite que incumplió guardia

La inédita situación afectó arreglos para restablecer servicios.

Relación muy tirante: por primera vez en 25 años, Aute no cumplió con la guardia mínima y el directorio cuestionó al sindicato. Foto: Gerardo Pérez.
Relación muy tirante: por primera vez en 25 años, Aute no cumplió con la guardia mínima y el directorio cuestionó al sindicato. Foto: Gerardo Pérez.

La relación entre el directorio de UTE y el sindicato de la empresa está en un momento particularmente malo y eso generó que por primera vez en 25 años el gremio dispusiera levantar una guardia gremial durante un conflicto la semana pasada, debido a un diferendo con las autoridades de la empresa eléctrica, lo que afectó el restablecimiento del servicio a un conjunto de usuarios.

La situación ocurrió el jueves pasado y afectó a 1.299 usuarios. Hay intercambio de acusaciones entre las partes y la situación podría agravarse el próximo mes cuando una asamblea general extraordinaria del sindicato podría decidir profundizar el conflicto.

El directorio de UTE emitió el viernes un documento en el que señaló que "en el transcurso de una jornada que era ejemplar, una decisión que lamentamos de la dirigencia de Aute rompió un compromiso de décadas: ayer jueves 12 de julio de 2018 Aute retiró la guardia y se debilitó uno de los pilares históricos de su prédica y práctica: la defensa de los destinatarios del servicio de UTE".

Había en ese momento cinco cables subterráneos que debían ser reparados con urgencia porque había clientes con interrupciones del servicio de más de quince horas. Para hacerlo "UTE había dispuesto el plan de trabajo de siempre, el que siempre se activa en las emergencias aun en días de paro, direccionando a las cuadrillas de las empresas contratadas que estaban trabajando para que se concentren únicamente en la reposición de servicios interrumpidos", explicó el directorio. Según el directorio, esto fue comunicado al gremio y no cumplió el convenio laboral de la empresa pública.

"El problema no es que se haya cambiado de opinión con respecto al Convenio Laboral, el problema es que mientras este Convenio esté vigente hay que respetarlo, y si ahora algunos piensan que reponerle el servicio eléctrico a la población ya no es prioritario tendrán que hacerse cargo. UTE no cambió de proceder ni de idea, y se compromete una vez más a cumplir su mandato legal de garantizar el acceso a la energía de todos los uruguayos. Eso no es ni será negociable", agrega el documento.

Otra campana

El sindicato de UTE entiende que la empresa sí incumplió el convenio al permitir que actuaran en las reparaciones 6 móviles de empresas contratadas. Sebastián Herrera, presidente del sindicato, dijo a El País que "en 25 años de convenio siempre hubo guardias" y que la decisión fue "para nada agradable" pero que se adoptó en respuesta a lo que se consideró "una demostración de fuerza" del directorio de UTE.

Para esta semana está prevista una negociación en el Ministerio de Trabajo y Herrera señaló que el diálogo con UTE no es fluido. "Con la UTE no vamos a ir a ningún lado", señaló Herrera.

El conflicto se origina en la oposición del sindicato a los recortes de inversiones y en el pedido de más personal y de que se implemente un sistema de evaluación del personal que tendría "una contrapartida salarial".

La tesis del sindicato es que la falta de inversiones y de personal explican los cortes de energía que están ocurriendo (UTE anunció que compensará económicamente a los usuarios que sufran estas situaciones, ver página B4). El 1º de julio se vieron afectados por un apagón 45.000 usuarios.

UTE tiene alrededor de 6.680 trabajadores y necesita 1700 más, sobre todo en sus sectores operativos y comerciales y la mitad de esa cifra los necesita ya, dijo Herrera. Las dificultades afectan fundamentalmente a las localidades más pequeñas, indicó.

Herrera denunció también que se postergan inversiones muy necesarias y eso repercute en el servicio. El gobierno dispuso que UTE le traspasara el año pasado a Rentas Generales US$ 220 millones, para contribuir a paliar el desequilibrio en las cuentas públicas que se ubica hoy en 4% del Producto Interno Bruto. Entre 2015 y 2017 UTE le traspasó a Rentas Generales US$ 630 millones. En ese último año había ganado US$ 492 millones. La situación le genera "enormes dificultades" a UTE, dijo Herrera y "está comprometiendo la calidad del servicio". Por ejemplo, no se cambian transformadores con la frecuencia necesaria, se postergan inversiones y no se ejecutan algunas tareas de mantenimiento, aseguró. "Ese es el telón de fondo. A UTE se le pide más rentabilidad", explicó.

Denuncian prioridad para clientes grandes

El sindicato de UTE acusó en un comunicado a la empresa de dar prioridad a la hora de restablecer servicios a los grandes consumidores y a "clientes importantes por sobre los reclamos de los hogares... los recortes del presupuesto que aplica UTE no los aplica para todos igual".

"Es tiempo que el directorio de UTE realmente dé respuesta sobre los problemas de los usuarios. ¿Hasta cuándo van a seguir haciendo "caja" con UTE a costa del deterioro del servicio? ¿Hasta cuándo van a seguir sosteniendo esta injusta tarifa eléctrica para los hogares uruguayos? Los trabajadores seguiremos defendiendo el derecho al acceso a la energía y por lo tanto seguiremos luchando para defender el servicio público de energía eléctrica", agregó.

En abril pasado el sindicato de UTE ya hizo un paro general de 24 horas. Actualmente está ocupando varios sectores de la empresa y próximamente hará lo mismo en otros. La asamblea del mes próximo puede suponer "partir las aguas", advirtió Herrera. El sindicato de UTE dice que las empresas tercerizadas pagan "bajísimos salarios".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)