NEGOCIACIONES BAJO LA LUPA

Gobierno de Brasil sigue atento conflicto en el gas

Sindicato amenaza con control obrero en MontevideoGas

Petrobras y el sindicato de trabajadores del gas no logran alcanzar un acuerdo. Foto: F. Flores
Petrobras y el sindicato de trabajadores del gas no logran alcanzar un acuerdo. Foto: F. Flores

Ya van más de 30 días de negociaciones, sin embargo, el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) no logra que Petrobras y el sindicato de trabajadores de MontevideoGas se pongan de acuerdo sobre el futuro laboral de 37 trabajadores de la compañía uruguaya que la firma brasileña plantea despedir.

En una asamblea de más de 100 trabajadores, la Unión Autónoma de Obreros y Empleados de la Compañía del Gas, resolvió ayer definitivamente activar el control obrero de la empresa que había dejado en stand by el 1° de abril tras las negociaciones y ahora además no descarta que se realice también una huelga de hambre en caso que el gobierno desactive la primera medida.

Pero la amenaza ya no solo molesta en la propia empresa, sino en el gobierno de Brasil que sigue atentamente todos los detalles de las negociaciones, confirmaron a El País en círculos diplomáticos.

Ayer, la empresa Petrobras, propietaria de MontevideoGas y Conecta, informó en un comunicado que “inició negociaciones con el gobierno uruguayo para la recomposición de la ecuación económico-financiera de la concesión de la distribución de gas natural, conforme determinó el reciente laudo arbitral de la Cámara de Comercio Internacional”.

La empresa manifestó a los trabajadores su “profunda preocupación” por la “amenaza” del control obrero en MontevideoGas.

El uso del gas natural no desplegó en la última década como se planeaba. Foto: D. Borrelli
Foto: D. Borrelli

Mientras tanto, siguen las negociaciones luego de más de un mes de reuniones sin éxito en el Ministerio de Trabajo. “MontevideoGas sigue dialogando con el gobierno y el sindicato, haciendo propuestas y abierta a alternativas que aseguren los ahorros económicos que necesita para mitigar su déficit”, señaló en el comunicado mencionado.

Inicialmente, la empresa había resuelto despedir a 20 personas, luego, tras una serie de negociaciones en el MTSS, planteó dejar sin efecto la medida si el gremio no rechazaba su propuesta de desvincular a nueve personas que ya tenían causal jubilatoria.

Esto también fue rechazado desde el sindicato que en los últimos días mantuvo varias reuniones con representantes del Poder Ejecutivo.

El sindicato mantuvo una reunión ayer con el ministro de Industria, Energía y Minería, Guillermo Moncecchi, pero en el mismo no hubo ningún tipo de acercamiento, todo lo contrario. Según los trabajadores, de un total de 160 empleados, la empresa tiene intenciones de despedir a varios integrantes de su plantilla en varias etapas.

Los sindicalistas denuncian que la firma quiere eliminar los tomaconsumo para tercerizar la tarea, así como a los trabajadores que distribuyen las facturas, quienes atienden los teléfonos en llamados de emergencia, y a los empleados que instalan los medidores.

El presidente del sindicato, Alejandro Acosta, señaló a El País que ya está definido que de no haber un acuerdo en estos días, se activará el control obrero de las instalaciones de la multinacional a partir de las 06:00 horas del 23 de abril.

La empresa apuesta todo ahora a “la recomposición de la ecuación económico-financiera de la concesión de la distribución de gas natural” terminada por el reciente laudo arbitral de la Cámara de Comercio Internacional.

En el mismo comunicado ya comentado, la firma señaló que “a la luz de dicho laudo es de esperar que el Estado uruguayo cumpla con esa decisión arbitral a la mayor brevedad posible. Resulta imperioso encontrar una solución tanto para Conecta como para MontevideoGas, pues cada día que pasa sin lograrse, las empresas y sus accionistas pierden más dinero debido a la falta de condiciones estructurales de viabilidad del sector de gas natural del país”.

El País intentó sin éxito comunicarse con el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, así como con el subsecretario de la cartera, Nelson Loustaunau y negociadores de la secretaría de Estado.

posición

Petrobras dice que no negocia su salida

La filial de Petrobras en Uruguay así como la subsecretaria del Ministerio de Industria, Energía y Minería, Olga Otegui relativizaron versiones de prensa brasileñas que dieron cuenta esta semana acerca de que la multinacional iniciaría “negociaciones con el gobierno de Uruguay para devolver las concesiones de distribución de gas natural”. La información no fue confirmada a El País por la empresa; es más, en un comunicado a su personal, la firma negó tal información. “Respecto de noticias de prensa sobre la salida de Petrobras del país, Petrobras Uruguay informa que en el momento no hay ninguna negociación en curso para la enajenación de sus activos en Uruguay”, señaló.

Por su parte, Otegui dijo ayer a radio Uruguay que “nosotros oficialmente no tenemos esa información. La empresa no es lo que nos dice en las reuniones oficiales”, explicó. Añadió que “las condiciones son mejores que las del año anterior y dependen de los valores, de la situación de Argentina (...) “somos optimistas y las condiciones van a mejorar (en cuanto al precio y la disponibilidad)”, apuntó.

El pasado 1° de abril, los trabajadores habían suspendido la medida de control obrero de la empresa luego de que el gobierno generara nuevas instancias de negociación que finalmente no llegaron a buen puerto. Ahora, a más de un mes de reuniones y asambleas, los trabajadores están decididamente dispuestos a activar varias medidas sindicales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)