Negociación salarial

El gobierno accede a dos planteos sindicales

Anunció a los gremios que se redireccionan US$ 8 millones.

Consejo de Salarios. Los sindicatos siguen considerando que la Rendición de  Cuentas es insuficiente pese a los cambios anunciados. Foto: Marcelo Bonjour.
Sindicatos siguen considerando que la Rendición es insuficiente. Foto: M. Bonjour.

Los sindicatos del sector público se llevaron algo de la reunión del Consejo Superior de Salarios del sector público de ayer de tarde. Por un lado obtuvieron del gobierno la promesa de que los ámbitos de negociación trabajarán hasta el filo mismo del plazo constitucional que tiene el Poder Ejecutivo para presentar su proyecto de Rendición de Cuentas (30 de junio).

Por otro, se confirmó que habrá $ 100 millones (US$ 3,2 millones) para regularizar alrededor de 300 auxiliares de Primaria y que se modificará el financiamiento del incremento del personal subalterno de las Fuerzas Armadas lo que permitirá redireccionar otros $ 160 millones (US$ 5,12 millones).

Aún así, todo indica que el gobierno no alteraría sustancialmente el proyecto que, en principio, preveía un incremento de US$ 150 millones en el gasto. El gobierno quiere dar señales de que abatirá el déficit fiscal hoy en 3,7% del Producto Interno Bruto sin tener que subir los impuestos.

Elbia Pereira, dirigente de la Federación Uruguaya de Magisterio (FUM), dijo a El País que "estamos lejos de las aspiraciones sindicales y fuimos explícitos en ese sentido". La sindicalista mencionó como ejemplo que, por segunda Rendición de Cuentas seguida, no hay previsto un aumento salarial para las segundas cuatro horas de trabajo de cientos de maestros de "tiempo completo". Tampoco se crean nuevos cargos como pretendían los sindicatos de la enseñanza, ni se cumple con el convenio de aumento salarial firmado en 2015.

Reclamos: la enseñanza pide que, al menos, se alcance el 6% del PIB para la educación en 2020 y el 1% de PIB para la investigación. Foto: Marcelo Bonjour.
Foto: Marcelo Bonjour.

El compromiso de regularizar a los auxiliares había sido adelantado personalmente por el presidente de la República Tabaré Vázquez al presidente del Pit-Cnt, Fernando Pereira.

Los auxiliares de servicio son los encargados de limpiar, cocinar y a veces hasta de servir la comida en las escuelas. Antes de la regulación, estos trabajadores (en su mayoría mujeres) dependían de la contratación de la comisión de fomento la escuela y el director del centro educativo era quien firmaba como empleador.

La regulación, que implica la contratación de los trabajadores por parte del Consejo de Educación Inicial y Primaria, le quita esa responsabilidad a los directores, aumenta en unos $ 4.000 los salarios de estas personas y les da los beneficios de vacaciones y jubilación.

En la Rendición de Cuentas pasada, luego de la discusión parlamentaria, se dispuso una partida de $ 95 millones que permitió la regularización de 659 auxiliares. Ahora, con el incremento anunciado por el presidente Vázquez al Pit-Cnt, se regulariza a la totalidad de los trabajadores.

Joselo López, dirigente de la Confederación de Funcionarios del Estado (COFE), dijo a El País que la propuesta del gobierno es "totalmente insuficiente" y "estamos bastante lejos de llegar a algo aceptable", por lo que se mantiene el paro general de 24 horas de la confederación, la salud y la educación previsto para mañana. De todas formas, habrá nuevas reuniones en lo que queda de la semana para explorar la posibilidad de reforzar con nuevas partidas la salud, la educación, la Administración Central y el INAU.

Los sindicatos habían propuesto la semana pasada flexibilizar la meta de déficit fiscal. Pretendían que en 2019 fuera del 3% del Producto Interno Bruto (en vez del 2,8% que se trazó el gobierno como objetivo) y de 2,8% en 2020 (la meta oficial para entonces es de 2,5%). Ayer, según contó López, los representantes del gobierno en la reunión "dejaron la puerta abierta" a algún cambio en este sentido si el gobierno logra que se apruebe algún tipo de tributo sobre las pasividades militares más altas (ya fracasó cuando lo intentó en el Parlamento).

El sindicalista dijo también que se están "buscando recursos" para mejorar los salarios en el INAU y en el Inisa. Los sindicatos de trabajadores públicos creen que se debería recurrir a incrementos tributarios sobre los sectores de mayores ingresos y a revisar exoneraciones del Impuesto al Patrimonio para subir el gasto.

Mañana marchan al Palacio
En medio de la polémica por empleo de familiares, Bordaberry presentó un proyecto. Foto: G. Pérez

COFE, el sindicato que reúne a los trabajadores de los ministerios y servicios descentralizados, se concentrará mañana a las 10 frente al Palacio Legislativo con la consigna "En defensa de los servicios estatales". En una resolución de su Asamblea Nacional de Delegados se condena "el tratamiento que le ha dado el Poder Ejecutivo a la actual Rendición de Cuentas, donde una vez más se toma a los trabajadores estatales y a la población más vulnerable del país como variable de ajuste para equilibrar las cuentas públicas". El Presupuesto presentado por el gobierno está "condenando a los trabajadores de Salud Pública a no tener un solo incremento de salario real durante el quinquenio de este gobierno del Frente Amplio (FA)", agrega la resolución. "Se está descartando la posibilidad de ingreso de personal en los organismos del Estado que le brindan servicios a los sectores más necesitados de la sociedad. Se está apostando a la tercerización y privatización de servicios, los cuales necesariamente debe prestar el Estado a fin de garantizar la calidad de atención y ahorrar recursos económicos", señala. Se "sigue privilegiando a los grandes capitales otorgándoles exoneraciones inexplicables", sostiene.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)