PREOCUPACIÓN POR EL TONO DE LOS CONFLICTOS

Empresarios alertan sobre una nueva conducta sindical tras el control obrero

En la industria preocupan las medidas planteadas en los últimos días por los sindicatos y las asocian directamente al control obrero que realizaron en abril los trabajadores del gas.

Sindicato de Buquebus bloque el ingreso al Puerto de Montevideo. Foto: Darwin Borrelli
Sindicato de Buquebus bloque el ingreso al Puerto de Montevideo. Foto: Darwin Borrelli

En abril y pese a una orden judicial que lo prohibía, trabajadores de MontevideoGas llevaron adelante el control obrero de Petrobras, esta semana, un grupo de trabajadores sindicalizados de la panificadora Friopan ocupó la empresa y echó a perder más de 2.000 kilos de masa y ayer, por un lado, trabajadores de Ancap amenazaron con un paro de 24 horas en plantas y por otro, el sindicato de Buquebus bloqueó el ingreso a los puertos de Montevideo y Colonia.

En la industria preocupan las medidas planteadas en los últimos días por los sindicatos y las asocian directamente al control obrero que realizaron en abril los trabajadores del gas, lo que para algunos, sentó un mal precedente. El presidente de la Cámara de Industrias del Uruguay, Gabriel Murara, dijo a El País que aquella medida “fue un precedente negativo para el país y para la inversión” de futuras empresas que buscan instalarse en el país, como es el caso de la pastera finlandesa UPM.

“Acá tenemos un decreto que prohíbe el control obrero, tenemos una sentencia judicial que prohibía el control obrero y lo primero que hicieron después de la sentencia fue hacer el control obrero, de alguna manera hay que ponerle límites a las cosas”, señaló el empresario al ser consultado sobre la polémica generada tras la ocupación de 32 trabajadores de la planta de fabricación de panificados Friopan.

Según contó a El País el delegado sindical de la empresa e integrante de la Mesa Coordinadora de Panes, Miguel Rosales, la empresa anunció la semana pasada que despediría a 18 trabajadores dado que había adquirido dos máquinas “muy tecnificadas” y que requerían de menos personal para su funcionamiento.

Friopan
Friopan

De acuerdo a la versión de los trabajadores, se intentó sin mucho éxito sentarse a dialogar con los empresarios para intentar “reubicar” a los trabajadores. Tras la negativa, se definió activar una ocupación que se desarrolló hasta este martes.

Pero durante estos días, se viralizaron fotografías y un video de un trabajador en el que mostraba las condiciones en las que había quedado la planta procesadora de masa de la empresa. “El día de ocupación, lo único que quedó fueron las cuatro amasadoras que quedaron ahí que se desbordaron, el que sabe, sabe que no había 2.000 kilos. Se conservó lo que más se pudo, se dejó la precámara encendida, las cámaras de frío de materia prima también, lo único que quedó lamentablemente en proceso fueron las cuatro amasadoras pero no son 2.000 kilos”, indicó.

Friopan
Friopan

Sin embargo la versión de la empresa es otra ya que nunca estuvieron planteados despidos sobre la mesa. Una de las propietarias de Friopan, Tania Fernández, declaró a El País que “esto jamás fue por temas económicos” y que la única intención era “mejorar la calidad de los productos importando dos máquinas desde Suiza”.

Fernández señaló que los trabajadores “entendieron que esas máquinas las debían manejar ellos pero nosotros somos los empleadores” y somos quienes definimos quién es el más apto para esa tarea, agregó la abogada. Por su parte, Rúben Fernández, el padre de Tania, indicó a El País que preparan una “demanda” por daños y perjuicios, contra los trabajadores que llevaron adelante la ocupación.

De los 115 empleados que tiene hoy Friopan, 38 están adheridos al sindicato y los otros 77 no.

Murro llamó a Friopan y “lamentó” lo sucedido

El ministro de Trabajo Ernesto Murro se comunicó en las últimas horas con la familia Fernández, propietaria de la empresa panificadora Friopan y “lamentó” los daños en la empresa debido a la ocupación de las instalaciones por parte del sindicato, indicó a El País, el empresario Rúben Fernández. La familia prepara una denuncia contra el sindicato por daños y perjuicios porque “si uno hace daño tiene que hacerse responsable”, dijo Fernández que agregó que de ganar el juicio, donaría el dinero a un centro de educación público.

Audios con amenazas.

Luego de que se divulgaran las fotos de cómo quedó la planta de la empresa alimenticia Friopan después de que el sindicato la ocupara, empezaron a circular dos audios en los que Fernando Silva, integrante del sindicato, insulta y amenaza a Carlos, un trabajador al que acusa de ser el responsable de difundir las imágenes del momento.

“Perro, lambeta, ¡yo te lo digo! Mañana te voy a hacer sentir el rigor a vos y a quien sea. Vos no tenés que difundir nada porque no sos parte de la empresa, vos no sos dueño, hermano, sos un trabajador igual que yo”, le dijo Silva en uno de los audios difundidos. En un segundo audio le pidió que reconozca que fue él quién difundió las imágenes luego de la ocupación. “Espero que vos des la cara, legalmente vas a dar la cara gracias a este video, por difundirlo. Hay un acta firmada que después te la vamos a hacer leer”, dijo y agregó: “Que pases bien, nos estamos viendo mañana”.

La forma en la que ocurrió la ocupación no fue bien vista en el Pit-Cnt. Su secretario general Marcelo Abdala, dijo a El País que “los trabajadores debemos hacernos responsables” de todas las medidas adoptadas. Ejemplificó que en su caso cuando realizaba medidas de este tenor con la Unión Nacional de Trabajadores del Metal y Ramas Afines (Untmra), “entregábamos la planta en mejores condiciones a cómo la recibíamos”. Sin embargo, si bien añadió que la ocupación es un “último recurso”, existe intencionalidad en las imágenes que se viralizaron dado que se “muestra un tipo de masa que se hubiera perdido igual”.

En su misma línea fue el presidente de la central obrera Fernando Pereira que apenas conocido el caso, escribió una columna en su cuenta de Facebook. “En este caso como consta en el acta que se labró con el escribano actuante, se preservó toda la masa pronta, salvo 30 kilos de una masa que se llama espuma y que no puede preservarse, todo esto documentado”, añadió. La empresa desmintió esta información. “Nosotros defendemos la ocupación como modalidad del derecho de huelga, pero hemos sostenido insistentemente que es una medida que se adopta después de agotar todas las instancias previas y de agotar las instancias de diálogo y otras medidas de lucha”, señaló Pereira

Conflicto en Ancap

El otro conflicto es el que ocurre en Ancap. El sindicato amenazó ayer con realizar un paro de 24 horas en todas las plantas y dependencias el 5 de junio en reclamo a que se cumpla el convenio colectivo. Afirman que Ancap “aplica sanciones arbitrarias exponiendo al gobierno al incumplimiento del compromiso asumido con los trabajadores”.

Bloquearon el acceso a puertos por conflicto en Buquebus
Buquebus. Foto: Darwin Borrelli.

El Sindicato Único Nacional de Trabajadores del Mar y Afines (Suntma) bloqueó ayer el acceso al puerto de Montevideo y el de la terminal fluvial de Colonia, desde donde sale parte de la flota de la empresa naviera Buquebus con destino a Buenos Aires. La firma -propiedad del empresario argentino Juan Carlos López Mena- y el sindicato de trabajadores se retiraron esta semana de la Dirección Nacional de Trabajo (Dinatra) del Ministerio de Trabajo sin llegar a un acuerdo que pusiera punto final al conflicto que arrastran hace meses.

En un comunicado, el sindicato informó sobre “el fin del proceso de negociación con la empresa” y que era “inminente enfrentar a la patronal que quiere arrebatar conquistas históricas”. De acuerdo a lo que informó el sindicato, en febrero la empresa despidió a 18 trabajadores y “a partir de ese momento querían despedir a 120 trabajadores más”, apuntó.

“Los despidos se reducirían de 120 a 80 si los trabajadores aceptan una rebaja salarial del 14%, más los francos por trabajar los días de descanso y la prima por antigüedad, aumentando el porcentaje de la rebaja salarial”, añadió. Ayer los trabajadores bloquearon en dos ocasiones el acceso al puerto de Colonia y sobre la tarde y noche, obstaculizaron el acceso al de Montevideo, retardando durante horas la partida del buque Francisco.

La Administración Nacional de Puertos (ANP), denunció la medida tomada por el sindicato de Buquebus en Colonia, tanto ante la Prefectura Nacional como ante la Policía. En tanto en Buquebus indicaron que la decisión de despedir a trabajadores responde al “daño muy importante” que la situación “regional y nacional” provocó en la empresa. Antes de llegar a esta decisión, añadieron, se realizaron “todo tipo de ajustes internos”. La compañía opera hoy solamente dos embarcaciones, una que une Montevideo con Buenos Aires, y otra que hace el trayecto entre Colonia y la capital argentina.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)