Sindicatos

Conflicto en Conaprole está muy cerca del final

Hoy decide asamblea; cláusulas de paz hasta 2020 y 2022.

¿Final?: la empresa vio caer fuertemente sus ventas de subproductos y manejó la posibilidad de bajar el precio a los productores. Foto: Fernando Ponzetto
¿Final?: la empresa vio caer fuertemente sus ventas de subproductos y manejó la posibilidad de bajar el precio a los productores. Foto: Fernando Ponzetto

En Conaprole se perfila un acuerdo que permitiría a la principal empresa láctea del país encarar la primavera, que es la etapa de más remisión de leche y el verano, que es cuando más vende en el mercado interno, con cierta tranquilidad. Quedaría así atrás un larguísimo conflicto que comenzó el 21 de junio y que preocupó muchísimo a la cooperativa, que vio caer sus ventas de subproductos fuertemente y al gobierno porque llegó a afectar el suministro. El sindicato de Conaprole decidirá hoy si aprueba el principio de acuerdo a que se llegó a última hora del martes.

El borrador del entendimiento establece una cláusula de paz en todo lo vinculado a regímenes de trabajo hasta enero de 2020 y de tres años para el resto de los temas a partir de la suscripción del acuerdo, según supo El País.

Un eventual acuerdo en la cooperativa, además, permitiría destrabar de una vez el muy demorado acuerdo del Consejo de Salarios del sector lácteo, un sector que atraviesa severos problemas de rentabilidad. Los lineamientos de este acuerdo, en sus aspectos salariales, ya están básicamente acordados. Las empresas Calcar, Claldy y Pili pidieron "descolgarse" de algunos de sus contenidos para lograr un convenio que se adecue más a su complicada situación. El acuerdo en Conaprole no contendrá nada diferente al laudo que se acuerde para el conjunto del sector lácteo.

La empresa ha puesto muchísimo énfasis en que necesita una cláusula de paz lo más amplia posible para poder concentrarse en la pelea por los mercados externos.

Conaprole pretendía originalmente que la cláusula tuviese una vigencia de tres años para todos los temas.

El sindicato quiere asegurarse que no se apliquen medidas disciplinarias a trabajadores agremiados incluso al que se refirió a los tamberos remitentes de la empresa como "canarios comebosta" en una red social. Pero fuentes de Conaprole aseguraron que los temas disciplinarios quedan totalmente por fuera del convenio y que las decisiones al respecto corresponderán a la dirección de la empresa.

Conaprole es la empresa que más exporta en Uruguay y tiene alrededor de 1800 empleados. Sus remitentes plantearon durante todo el conflicto que la cooperativa adoptase una línea dura porque, sostienen, en los últimos cuatro años los salarios de la empresa han subido 34% por sobre la inflación mientras que en ese lapso a los tamberos se les ha mantenido sin cambios el precio de la materia prima que envían. De todas formas, los dirigentes de la Asociación Nacional de Productores de Leche ya comunicaron que dan su aval a este principio de acuerdo que se cerró al caer la tarde del martes en presencia del ministro de Trabajo, Ernesto Murro y del director de Trabajo, Jorge Mesa.

El acuerdo señala que "la negociación (futura) se llevará de acuerdo al principio de buena fe en un clima de buen relacionamiento y sin medidas sindicales motivadas por los temas inherentes a la presente cláusula. "Los acuerdos a los que se llegue se irán implementando por un período inicial de 6 meses en carácter de prueba; vencido dicho plazo las partes suscribirán los acuerdos respectivos en caso de ser satisfactoria la prueba relacionada", agrega. Indica también que "en cualquier momento, las partes podrán solicitar la intervención de la Dirección Nacional de Trabajo a los efectos de favorecer el desarrollo de las negociaciones según el espíritu de lo acordado".

El lunes en una reunión que mantuvo el directorio de Conaprole con varias gremiales se barajó una caída en los precios a aplicar a las remisiones de agosto pero Sebastián Hernández vicepresidente de la Sociedad de Productores de Leche de Florida dijo a El País que la posibilidad fue rechazada tajantamente por los tamberos. "Los costos son altos y los números no dan por ningún lado", comentó Hernández. El endeudamiento del sector es muy alto y no declina, agregó.

Las gremiales lecheras quieren reunirse pronto con el ministro de Ganadería, Enzo Benech, para solicitar algún alivio, como podría ser el abatimiento de la tarifa eléctrica para el sector. La llegada de la primavera ayuda siempre a los tamberos a abatir algo los costos porque la producción de leche pasa a ser más barata.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º