REIVINDICACIÓN

Clasificadores pierden mercado y reclaman un salario de $ 30.000

China deja de comprar cartón y otros materiales y afecta a uruguayos.

Plantas de reciclaje: son 4 y dan trabajo a 128 personas. Foto: F. Ponzetto
Plantas de reciclaje: son 4 y dan trabajo a 128 personas. Foto: F. Ponzetto

La semana pasada una delegación de la Unión de Clasificadores de Residuos Urbanos Sólidos (Ucrus) se movilizó hacia el Ministerio de Trabajo para reclamar que se reintegren los boletos gratuitos que recibían las personas que trabajan en las plantas de clasificación y un sueldo mínimo de $ 30.000 para cada una de ellas. Pero hay un tema de fondo que preocupa a la Ucrus: China, el principal receptor de residuos del mundo, dejó de comprar muchos desechos reciclables, lo cual viene afectando a varios países, entre ellos Uruguay.

El presidente de Ucrus, Juan Carlos Silva, dijo a El País que la empresa uruguaya Pamer, que les compra la mayoría de los materiales que recogen de las calles y las usinas de basura, "dejó de tomarnos el cartón y el papel porque ya no se lo puede vender a China". Esta coyuntura refuerza una reivindicación que tiene el sindicato: que los clasificadores sean reconocidos como trabajadores y la tarea que realizan como un servicio, para poder acceder a un salario.

Silva acaba de regresar de un foro de clasificadores en Colombia y dijo que ya hay varios países —y multinacionales— que están reconociendo el trabajo que realizan como un servicio, por el cual pagan.

"La decisión de China, que era el destinatario de todo el mundo, produjo una hecatombe en Uruguay. Los clasificadores cada vez están ganando menos porque bajaron tremendamente todos los materiales. Pamer está comprando solo el papel blanco (el de color no). Se dejaron de comprar revistas y libros, son miles de toneladas que van a generar una contaminación ambiental", indicó Silva.

A comienzos de año, China anunció que dejaría de ser el vertedero del planeta. Y prohibió las importaciones de ciertos residuos sólidos desde el extranjero, medida que ya se anticipaba que podía tener efectos importantes sobre la industria mundial del reciclaje.

Reconversión.

Silva dijo que solamente hay 128 personas trabajando en las 4 plantas de reciclaje creadas por la Intendencia de Montevideo, que ganan unos $ 20.000. Y 105 clasificadores con empresa de levante de residuos por monotributo social (uno de ellos es él).

A su vez, indicó que la IMM se comprometió con el sindicato a cambiar 150 motocarros por caballos antes de fin de año y que hasta ahora han sido entregados solamente 6 de estos vehículos motorizados. En este sentido, comentó que de los 20 clasificadores que se presentaron a la prueba de conducir, solamente 6 la salvaron. En la parte teórica, algunos de ellos no comprendían qué se les estaba preguntando. "Hubo quienes no sabían qué quería decir la palabra calzada", ejemplificó el presidente de la Ucrus.

Silva también dijo que se está llevando a cabo el nuevo censo de clasificadores anunciado por la Intendencia, pero que éste está "mal hecho" y es en realidad un relevamiento".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)