EMPRESAS

Cierres de Colgate y Fleischmann fueron por "decisiones corporativas", según el gobierno

Olga Otegui, subsecretaria del Ministerio de Industria, compareció ante el Parlamento y se refirió al cierre de Fleischmann y Colgate-Palmolive y a la situación de Caputto. El diputado Walter Verri cuestionó: "¿Qué Uruguay productivo hay, dónde está el Ministerio de Industria para defenderlos?".

Foto: Fernando Ponzetto.
Fleischmann despidió a 29 trabajadores a mediados de febrero. Foto: Fernando Ponzetto.

Este miércoles, el Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM) brindó explicaciones al Parlamento después del cese de la producción de las empresas Fleischmann y Colgate-Palmolive.

Asimismo, el MIEM anunció que estudia medidas para colaborar con Caputto, empresa citrícola que en febrero solicitó concurso de acreedores.

Olga Otegui, subsecretaria del MIEM, compareció ante el Parlamento y luego justificó el cierre de Colgate-Palmolive como "una decisión corporativa".

"Colgate-Palmolive es una empresa que traía buenos niveles de productividad, con una calidad crediticia sin problemas, no estaba dando ningún indicador que diera una posibilidad de cierre. Evidentemente fue una decisión corporativa de la multinacional que integran", dijo en rueda de prensa y agregó que el caso de Fleischmann "es muy similar".

Respecto a Caputto, Otegui explicó que solicitó al Poder Ejecutivo entregar un "salvataje" para la empresa salteña.

Walter Verri, diputado colorado que hoy asumió la presidencia de la Comisión de Industria, dijo a El País que se sintió "muy frustrado".

"Sentí que el Ministerio de Industria me estaba contando una verdad de un Uruguay que no existe. Una de las asesoras nos dio una realidad de cuál era la situación de la región, cómo estaba la competitividad y el PBI de cada país, como para demostrarnos que Uruguay no era una excepción en todo esto y que si perdemos una industria eso también ocurre en otros países del mundo. Como un consuelo, nos mostraban que como los otros están mal nosotros podemos estar mal", contó.

"Otro de los economistas nos planteó las diferentes acciones que ha llevado adelante el Ministerio de Industria con 180 herramientas de diferente tipo, que algunas de ellas pueden ser buenas, eso no lo discuto, pero que no han dado resultado. Si el Uruguay en los últimos cuatro años ha perdido 40.000 puestos de trabajo, muchos de esos vinculados a la industria y donde todos los días vemos que se cierran empresas, porque Fleischmann y Colgate-Palmolive es la última foto de la muestra; pero no nos olvidemos de las lácteas y las arroceras que han cerrado", añadió.

"¿Qué Uruguay productivo hay, dónde está el Ministerio de Industria para defenderlos?", recalcó.

Sobre esta misma línea se pronunció el diputado blanco Rodrigo Goñi quien consideró que el MIEM es un ministerio "ausente, de adorno, que no tiene respuestas para nada". 

"Otra vez, como pasó con Pili, lo dejan venir arriba al problema cuando ya es mucho más grave y a pocos días de levantar la cosecha siguen sin solución. Es una industria muy importante para el país", remarcó Goñi. 

Según el diputado, la situación de Caputto es el mejor ejemplo para ver cómo aborda la cartera la situación de las industrias del país. "No hace absolutamente nada. Nosotros le reclamamos que por favor no nos manden de vuelta, como ya se está anunciando, un proyecto de ley -entre comillas de solución- como pasó con Pili que no alcanzaba, que no servía para nada, que era tarde y era malo".

"Hoy están dadas las condiciones para abordar soluciones que por lo menos permitan no solamente levantar la cosecha y evitar un montón de consecuencias que serían catastróficas, sino también permitirle vías de viabilidad y sustentabilidad porque la empresa la tiene", indicó y agregó que el "salvataje" que propuso la cartera "con esta actitud del ministerio es 'enterraje'".

Con relación a las citrícolas, el diputado colorado Verri dijo que "tampoco nos dan respuestas". "La situación de la citricultura no es Caputto solamente, es también Paysandú".

"Nos hemos cerrado al mundo, mientras nuestros competidores como Nueva Zelanda, Perú y Chile tienen tratado de libre comercio, producen más barato y tienen beneficios. Así no podemos competir", finalizó.

MÁS

La opinión de Vázquez: "Es la evolución natural de cualquier país"

El pasado 18 de febrero, en el Consejo de Ministros, Tabaré Vázquez se refirió a esta situación. El mandatario señaló que lo que está sucediendo "es típico de una evolución histórica" y dijo que "en el país han cerrado muchos emprendimientos a lo largo de decenas de años, por ejemplo frigoríficos, pero han ido abriendo otros emprendimientos". "Es la evolución natural de cualquier país, hay empresas que terminan su vida útil y cierran. Y otras que abren, pero a veces es más noticia que se cierra una empresa que se abren tres", agregó el presidente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)