CONFLICTO SINDICAL

Se agotan las existencias de cemento de Ancap

La planta de Minas del ente está parada hace dos meses.

Ancap: el sindicato quiere que haya más personal en Minas; preocupa que en breve falte el producto. Foto: archivo El País
Ancap: el sindicato quiere que haya más personal en Minas; preocupa que en breve falte el producto. Foto: archivo El País

El gobierno observa con inquietud la prolongada paralización de la planta cementera que Ancap tiene en las cercanías de Minas porque quedan unos cuatro días de existencias del producto que fabrica, que es crucial para la industria de la construcción. La planta está parada desde hace más de dos meses porque el sindicato entiende que el personal es insuficiente.

Ancap hizo una propuesta de trabajo con guardias que permitirían retomar la producción. El directorio mantiene una propuesta de ingreso de personal realizada en marzo. Pero en el gobierno ya se asume que los tiempos de negociación están cerca de terminar y que habrá que tomar decisiones, según supo El País.

El 3 de abril pasado el director blanco de Ancap, Diego Labat, había revelado a El País la paralización que obligaba a traer cemento de la planta de la empresa en Paysandú para atender la demanda del sur del país. La situación, según Labat, incrementa las "amenazas" sobre un negocio que está en caída y en el que la competencia es creciente.

Los trabajadores de Ancap reclaman el ingreso de personal en la planta de Minas, que comenzó a funcionar en 1956. El año pasado trabajaban allí 245 personas de las cuales 140 estaban en la plantilla de la empresa pública. En Paysandú se desempeñaban el año pasado 300 personas, de las cuales 175 son trabajadores propios de Ancap.

La división de cemento de Ancap perdió US$ 12,3 millones en 2017, menos que los US$ 27 millones de 2016, pero acumula un rojo en los últimos quince años de US$ 207 millones.

Según el sindicato, el directorio incumplió distintos acuerdos para mitigar la falta de personal. "Dichos acuerdos y sus sucesivas prórrogas vencieron el 31 de diciembre de 2017 y durante todo ese tiempo, muchos trabajadores estuvimos realizando hasta 16 horas por día y en régimen de turnos rotativos, incluso sin descansos semanales. No podemos ser cómplices de prorrogar un acuerdo indefinidamente sustentado en las falacias del Directorio", que ha generado "descreimiento", dijo un comunicado del sindicato el 5 de abril. El sindicato cuestionó la compra de un horno destinado a la planta de Paysandú que nunca se instaló. "Ancap miente impunemente al decir que no hay recursos disponibles para contratar personal para hacer operativas y rentables las plantas de cemento ni para completar los procesos de modernización, ni para realizar los mantenimientos necesarios o para pagar deudas a los funcionarios, pero sí hay dinero de los uruguayos para malgastar creando nuevas gerencias", agregó el 16 de abril.

Cada vez más competencia

Ancap mantiene una participación importante en el mercado del cemento pero debe enfrentar la competencia de "Cementos Artigas" y del producto importado. Además comenzará a funcionar otra planta de capitales privados en el este del país. Ancap ha debido a veces comprarle el producto a su competencia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados