ESCALADA GREMIAL

Sin acuerdo, hoy vence la "paz sindical" en el puerto de Montevideo

Las partes fijaron para hoy jueves la fecha de vencimiento para la paz sindical. La empresa Katoen Natie entregó ayer una nueva propuesta de convenio salarial a los dirigentes del Supra.

Vista de embarcaciones amarradas en el Puerto de Montevideo. Foto: Leonardo Mainé
Vista de embarcaciones amarradas en el Puerto de Montevideo. Foto: Leonardo Mainé

El sindicato y los trabajadores entendieron que era clave “bajar la pelota al piso” y negociar de manera más tranquila el convenio salarial con Terminal Cuenca del Plata (TCP). Pero toda “paz sindical” tiene su fin, y de no lograr sellar el acuerdo entre las partes, el sindicato vuelve a quedar de manos libres para definir nuevas medidas.

Esta es la situación que vive el Puerto de Montevideo. Pues las partes fijaron para hoy jueves la fecha de vencimiento para la paz sindical. La empresa Katoen Natie entregó ayer una nueva propuesta de convenio salarial a los dirigentes del Sindicato Único Portuario y Ramas Afines (Supra).

El hecho fue visto como un avance en la negociación, ya que en los días previos no se había logrado acercar las posiciones de trabajadores y empresarios. El sindicato portuario reunirá a su dirección hoy para estudiar la propuesta y definir el camino a seguir. En el caso de entender que el nuevo planteo de la empresa no es de recibo, se convocará a una Asamblea General de Trabajadores de TCP para instrumentar las acciones que consideren necesarias. La adopción de nuevas medidas de lucha es una de las posibilidades.

El punto alto de conflictividad tuvo lugar cuando el gremio definió un paro general nacional de 72 horas que afectó la actividad portuaria a gran escala. La medida fue criticada directamente por empresarios, y también jerarcas del gobierno que la consideraron “un golpe al hígado”, según reconoció en ese momento el secretario de la Presidencia Álvaro Delgado.

Pero semanas atrás, el Supra y Katoen Natie habían logrado un preacuerdo de convenio salarial, que días después se cayó ante nuevos planteos del gremio portuario. Esa situación generó malestar en la empresa, y motivó la intervención de la cúpula sindical de la central única de trabajadores, Pit-Cnt, así como también una mediación del gobierno.

“En una de las cláusulas la empresa dijo que tenía una interpretación y nosotros la consideramos de otra manera. Hasta no resolver eso no vamos a firmar”, dijo Álvaro Reinaldo, secretario general del Supra dos semanas atrás.

La controversia llevó a Katoen Natie a retirar todo el convenio, y despertó la crítica del sindicato, desde donde se sostenía que había acuerdo “en un 99%”. En el gobierno se entendía que existían dificultades en el texto que se podían corregir, y por eso se resolvió mediar.

Terminal Cuenca del Plata en el Puerto de Montevideo. Foto: Katoen Natie
Terminal Cuenca del Plata en el Puerto de Montevideo. Foto: Katoen Natie

Ayer, en diálogo con El País, el sindicalista Reinaldo consideró “bueno” que exista una nueva propuesta de Katoen Natie, pero aclaró que el asunto aún “no está encauzado”. “El escenario es complicado y por ponerle un título: la empresa no está respetando la negociación colectiva que debe ser de buena fe. Está mandando cosas que no son de buen negociador, más que nada lo digo por un preacuerdo que no se respetó”, comentó.

Si bien dijo que no estudiaron en profundidad el planteo, sí alertaron que la nueva propuesta salarial tiene elementos que no estaban en el anterior texto preacordado. “Esperaremos a mañana (por hoy) a analizar fríamente todo y definir con serenidad los pasos a seguir”, agregó.

Ancap sin convenio.

El Puerto no es el único foco de conflicto. Luego de entender que se adoptaron medidas gremiales que no se ajustaban a lo convenido, el directorio de Ancap encomendó a servicios jurídicos y a la gerencia general la realización de las gestiones necesarias a fin de rescindir el acuerdo marco del convenio colectivo, que estaba vigente desde el año 2000.

Según la resolución aprobada el pasado martes, a la que tuvo acceso El País, no se está cumpliendo la normativa, la cual establece que “toda medida gremial motivada por conflictos no resueltos deberá adoptarse previo agotamiento de la instancia en la Comisión de Asuntos Laborales y mediando un preaviso de cuarenta y ocho horas”.

Camión de transporte de combustible de Ancap. Foto: Estefanía Leal
Camión de transporte de combustible de Ancap. Foto: Estefanía Leal

De acuerdo al directorio, el capítulo III del convenio (derechos sindicales) establecía conceptos “que a lo largo del tiempo han ido quedando desvirtuados o desactualizados”. Por ejemplo, se señala que los reclamos -“numerosos y de variada entidad”- son tratados en ámbitos bipartitos y “rápidamente escalan a medidas que afectan la operativa normal”.

“La administración de Ancap discrepa con la extensión de los ámbitos de negociación a cuestiones que son su potestad y responsabilidad exclusivas”, subrayan en la resolución.

En ese marco, se agrega que la Federación Ancap “continuó tomando medidas que no respetan lo acordado”, hasta tal punto que el sábado 23, a la hora 13, se comunicó al presidente del ente Alejandro Stipanicic la realización de un paro y el corte de las horas extras a partir de las 14.

En la resolución se señala que “la administración tiene la responsabilidad de asegurar el suministro a la población” y en función de ello “se entiende que corresponde dar por finalizado el acuerdo marco”. Por lo que se encomendó a la gerencia general la negociación de un nuevo convenio colectivo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados