en paysandú

Siete denuncias de explotación sexual infantil en las últimas dos semanas

En 2014 hubo 25 denuncias de explotación sexual infantil en el departamento de Paysandú. Según autoridades del Programa Claves, que trabaja por el buen trato de adolescentes y niños, el aumento de las denuncias se debe aque "se está desarmando la cultura del 'no te metas'"

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Siguen saliendo a la luz casos de explotación sexual en el interior del país.

En las últimas dos semanas fueron denunciados siete nuevos casos de explotación sexual infantil en el departamento de Paysandú.

Estos datos, recogidos por El Telégrafo, surgen de informes de actividades de 2014 y 2015 que expuso el Programa Claves, que trabaja para identificar y promover capacidades fortalecedoras frente a la violencia y promotoras de buen trato hacia la infancia y la adolescencia.

Los informes se presentaron primero en la sede del Ministerio de Turismo y Deporte ante autoridades de organismos que apoyaron estas iniciativas y luego en el encuentro "Trata y Tráfico de Personas", organizado por el Programa Claves, junto con Comunidad y Cambio y el Movimiento Juntos con la Niñez y la Juventud en Chile.

El coordinador del programa Calves, Nicolás Iglesias, dijo a El Telégrafo que luego de presentada la campaña en Paysandú y de las actividades realizadas en la Semana de la Cerveza, hubo siete nuevas denuncias de explotación sexual infantil. Estas se suman a las 25 recibidas durante 2014.

Iglesias opinó que "si en menos de un mes se denunciaron siete situaciones es porque existe al menos una decena", y señaló que el aumento de denuncias en las últimas semanas pueden atribuirse a "una mirada crítica por todos los hechos que ha vivido el propio departamento".

"Mi sensación como montevideano que va a Paysandú es que se está desarmando la cultura del ´no te metas´ o ´eso no pasa acá´”, y agregó que le llamó la atención “cómo la explotación sexual de menores en Paysandú existe en las calles céntricas".

"Me entristeció mucho escuchar a los adolescentes en el liceo que alguna alumna había dejado el liceo para comenzar a prostituirse porque lo necesitaba o porque precisaba ayuda económica y no la encontraba. Y que eso pasara en las calles Uruguay y Florida, en las avenidas", contó.

Según Iglesias la visibilidad de los casos “está cambiando por un actitud de acción, y esa situación, que se sabía, está ahora siendo denunciada".

El coordinador informó que pudieron comprobar “que existen redes para la explotación y trata de personas” pero que también percibieron “una gran preocupación y un gran interés de un montón de organizaciones y personas en cambiar esa situación”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados