TECNOLOGÍA

Sexting, una nueva forma de extorsión

Capacitan a profesores uruguayos sobre cómo hay que actuar cuando un alumno es acosado tras enviar fotos sexuales.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El fenómeno llamado sexting es cada vez más frecuente en Uruguay. Foto: F. Ponzetto

Amanda Todd tenía 12 años. Le gustaba conocer a extraños a través de la cámara web. Uno de ellos, le pidió que hiciera topless. Ella aceptó el pedido y él capturó imágenes de la escena. Un año después, ese hombre la contactó por Facebook y le exigió que haga "un show nudista" frente a la cámara a cambio de no difundir las imágenes en la red social. Amanda se negó y sus antiguas imágenes comenzaron a viralizarse. Ella entró en una depresión aguda, tuvo crisis de pánico, sufrió acoso escolar y cayó en un círculo vicioso de drogas y alcohol. A los 15 años, se suicidó.

El fenómeno, llamado sexting (envío de fotografías desde el celular con contenido sexual), cada vez es más frecuente en Uruguay y en el mundo. El Centro Nacional para Menores Desaparecidos y Explotados de Estados Unidos (Ncmec, según su sigla en inglés) asesora a padres, niños, maestros, profesores y hasta a la policía en este tema.

"El problema es que muchos casos de sexting en niños de 5 a 15 años terminan convirtiéndose en sextorsión (cuando alguien amenaza con divulgar las imágenes enviadas)", comentó a El País Cynthia Mejía, coordinadora de este centro que desde hace 15 años empezó a desarrollar programas de prácticas saludables en Internet.

Luego de la sextorsión, el que envió las imágenes empieza a sufrir ciberacoso de su grupo de amigos y luego en acoso en un salón de clase, agregó Mejía.

El Ncmec recibe denuncias de este tipo de hechos de todo el mundo a través del sitio (report.cybertip.org). Luego, deriva a la policía correspondiente. En los últimos años, el centro recibió más de 800 casos sobre sextorsión. La mayoría de ellos los recibe de los proveedores de servicios de Internet (Google, Facebook, por ejemplo). Un aspecto que le llamó la atención es que los propios niños han empezado a hacer las denuncias. "No es un problema nuevo, sino que lo identificamos más y ellos lo denuncian", puntualizó Mejía.

Cada vez más niños cuentan con un teléfono con los que pueden llevar a cabo este tipo de acciones. El 18,8 % de la población entre 6 y 11 años cuenta con un smartphone, según la última encuesta del Instituto Nacional de Estadística en 2014 sobre el tema. Y más del 90% de los mayores de 8 años manifestó haber utilizado una computadora en el último mes.

Cómo los atacan.

El Ncmec recorre EE.UU. para hablar sobre sextorsión y también sobre la alfabetización digital, el problema de encontrarse con contenidos inapropiados y cómo proteger los datos en línea.

Y, desde hace un tiempo, tuvieron que aceptar que el sexting es muy difícil de prevenir en su totalidad. Por lo que, con el problema presente, debían adoptar nuevas formas de atacarlo. "Para los padres es muy incómodo este tipo de cosas. Pero debemos hablar sobre ello", comentó Mejía.

En tal sentido, crearon un cómic que está disponible gratis en el sitio NetSmartz (en español y en inglés). "Enviaste un sext. ¿Y ahora qué?", comienza diciendo esta animación.

"Quizás te enamoraste. Quizás fue una broma o un reto. Quizás parecía que no tenías elección en absoluto. No importa el motivo por el que decidiste enviar un mensaje de sexting, probablemente pensaste que sería privado. Pero no fue así", continúa.

Este servicio ofrece una guía sobre cómo abordar la problemática. Primero, sugiere la denuncia. Se puede hacer a través del sitio web del servicio en cuestión. Si son "confiables", estos servicios "trabajan arduamente en evitar imágenes sexuales de menores" y las retiran con celeridad. También sugieren denunciarlo a la policía e incluso con un profesor para evitar la viralización en una escuela.

En segundo lugar, insta a los niños a hablar con amigos que se preocupen por la persona afectada y puedan defenderlo al negarse a enviar la imagen y manifestar que no está bien compartirla. También a hablar con adultos de confianza (un padre, tío o abuelo) y comentarle cómo se siente ante la situación.

También sugiere dejar de comunicarse con el chantajeador, bloquearlo y eliminarlo de la lista de contactos.

Llegaron a UrUguay.

De la mano de la Embajada de Estados Unidos, el Ncmec —que recibe financiación del Departamento de Justicia y de Facebook y Twitter esporádicamente— llegó al país para brindar talleres a niños, maestros y padres sobre qué hacer cuando ya se está en un episodio de sexting.

Más de 350 niños y unos 100 profesores recibieron los talleres en Montevideo, Colonia y Soriano, que se viene impulsando desde 2012 en octubre, un mes declarado de concientización de seguridad cibernética por el gobierno de EE.UU. y del que el gobierno uruguayo ha imitado la iniciativa.

"Escuela de seguridad", educación de los policías.

Durante los talleres brindados en Soriano, un oficial de la Policía de Treinta y Tres presentó "Escuela de Seguridad", un programa educativo que se ofrece en su departamento. El objetivo de la charla es brindar información sobre la seguridad en general. Y uno de los tópicos centrales fue la seguridad cibernética. En la instancia dieron a conocer episodios que ocurrieron en Uruguay sobre el tema y las consecuencias que tuvo en la justicia penal. "Esto no son delitos cibernéticos, son delitos que están en el código penal", contó este oficial, según relató a El País Pablo Castro, director de Comunicación de la Embajada de EE.UU.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)