Publicidad

Frente al agravamiento de la crisis hídrica, gobierno anunciará el lunes nuevas medidas

El presidente Luis Lacalle Pou anunció que se dará una reunión clave con autoridades de varios ministerios y organismos; las reservas de Paso Severino se agotan y los pronósticos de lluvias no son alentadores.

Compartir esta noticia
Luis Lacalle Pou
Luis Lacalle Pou, presidente de la República.
Presidencia

Uruguay vive la sequía más importante del último siglo y ante la prolongada escasez de lluvias el gobierno tiene a estudio aplicar una nueva serie de medidas para enfrentar la crisis del agua. La más importante, hasta ahora, fue la modificación de los valores de sodio y cloruros máximos que contiene el agua que llega a los hogares a través de OSE.

La situación, sin embargo, continúa siendo crítica ya que pese a las medidas, se agotan las reservas en Paso Severino, la mayor fuente de agua dulce que abastece el área metropolitana. Ante este escenario, el lunes habrá una reunión clave entre las autoridades del gobierno para analizar el panorama actual y tomar medidas.

OSE evalúa construir un “dique de contención” en el río San José para sumar así un embalse de agua dulce, tal como informó El País el 3 de junio. Esta firme posibilidad es estudiada por el gobierno y estará arriba de la mesa este lunes, según indicaron al medio fuentes del gobierno. De esa manera, se repetiría el mismo proceso que con la represa provisoria que se colocó en Belastiquí por un costo de US$ 500.000 y que está operativa desde el 23 de mayo. Esta se realizó con el objetivo de ampliar las reservas de agua que vienen desde el Río de la Plata hasta Aguas Corrientes.

En el encuentro convocado para las 17 horas en Torre Ejecutiva participará el presidente Luis Lacalle Pou junto a autoridades de los ministerios de Defensa, Economía y Ambiente. También habrá representantes de OSE y la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP). Y además, asistirán el secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, y el prosecretario de Presidencia, Rodrigo Ferrés.

Ayer, Lacalle Pou calificó como “importante” la reunión que se dará al iniciarse la próxima semana, y contó que será para “hacer una evaluación de lo que se está rápidamente transformando en una emergencia”. En ese sentido, según supo El País, el gobierno analiza cuáles serían las ventajas de declarar una situación de emergencia por el déficit hídrico.

Por otra parte, el Ministerio de Desarrollo Social (Mides) anunció que continuará por al menos un mes más el subsidio de dos litros diarios de agua embotellada para la población vulnerable que, por recomendación del Ministerio de Salud Pública, no deberían consumir del servicio que hoy brinda OSE y que ofrece valores en sodio y cloruros superiores a los normales.

La medida atenderá a un universo de cerca de 20.752 personas que ya reciben este beneficio desde mediados de mayo pasado, y que están comprendidos en el programa Asignaciones Familiares - Plan de Equidad (Afam-pe) o tienen Tarjeta Uruguay Social. En el primer caso los beneficiados son y seguirán siendo -por otro lapso de 30 días- mujeres embarazadas y niños menores a dos años, y en el segundo aquellos que a su vez integran el programa de enfermedades crónicas del Mides.

Fuentes de la cartera indicaron a El País que los recursos invertidos en esto, como gasto extraordinario, alcanzan un total de $ 52 millones. La segunda partida -de $ 26 millones- ya fue pagada en la jornada de ayer. Las partidas se costean entre OSE y Rentas Generales.

Contexto

Hace dos semanas, el mandatario aseguró que el suministro de agua de OSE “no se va a suspender” aunque no lleguen las lluvias en la cuenca del Santa Lucía que permitan comenzar a revertir la sequía. “El agua va a estar garantizada, lo que hay que medir es la calidad”, remarcó. En ese momento, el director del Sistema Nacional de Emergencias (Sinae), Sergio Rico, dijo a El País que “en los hogares nunca va a faltar agua, el tema después es si es bebible o no”.

Hasta este miércoles, Paso Severino tenía 3.790.000 metros cúbicos (m3) de una capacidad de 67.000.000 m3. De esa manera, se registró casi un 14% menos del volumen de agua que había una semana atrás, cuando el nivel era 4.400.000 m3. Cabe recordar que OSE utiliza a diario unos 200.000 m3 de dicha reserva para ser distribuida en el área metropolitana. Pero antes de que llegue a los hogares se mezcla con agua más salada del sur, proveniente del Río de la Plata.

Una de las medidas a largo plazo apunta al proyecto Arazatí. El pasado miércoles se abrieron los sobres y dos empresas se interesaron por la construcción de una nueva planta potabilizadora de agua para el área metropolitana. Por un lado, lo hizo el Consorcio Aguas de Montevideo -promotor de la iniciativa-, integrado por las firmas Saceem, Berkes, Ciemsa y Fast Industria e Comercio LTDA y Grupo Arazatí conformado por las empresas Teyma y la Compañía Electrotécnica Industrial (CEI).

Por otra parte, dado el escenario actual, los ministerios de Salud Pública y de Ambiente, junto a OSE y la Unidad Reguladora de Servicios de Energía y Agua (Ursea) recomendaron el jueves una serie de “cuidados” en el consumo de agua. Una de las recomendaciones es solucionar las pérdidas del hogar “tan pronto como sea posible”, para evitar “desperdiciar grandes cantidades de agua”.

Además, solicitaron que las personas se den “duchas más cortas”, y no “desperdiciar” agua mientras se aguarda que caliente. También pidieron “reutilizar el agua” en el hogar, por ejemplo, “al lavar frutas y verduras”, recogiendo “el agua en un recipiente y usándola para regar tus plantas en lugar de desecharla”.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad