DURAZNO ES EL MÁS AFECTADO

Diez departamentos bajo agua y más de 8.500 personas fuera de sus viviendas

Hay 390 militares trabajando en las zonas afectadas, con 33 vehículos terrestres y fluviales. Unos 6.500 clientes estaban ayer sin luz en el interior del país.

Varias ciudades uruguayas están afectadas por las inundaciones. Foto: Daniel Rojas
Hay meteorólogos privados que adelantan un fin de semana con precipitaciones. Foto: Daniel Rojas

A metros del Puente de la Barra de Santa Lucía apareció ayer el cuerpo sin vida del funcionario de OSE que había desaparecido en la tarde del martes, durante las inundaciones. El hombre de 44 años fue evacuado de su casa el lunes, pero regresó al lugar en su camioneta para retirar algunas pertenencias. La hipótesis de Bomberos es que el hombre no hizo pie y la fuerte corriente que había en ese momento lo arrastró río adentro.

La cantidad de evacuados por las inundaciones ascendió a 8.614 personas en 10 departamentos, según el relevamiento realizado ayer por el Ejército Nacional. El Sistema Nacional de Emergencias (Sinae), que en general siempre se demora con la suma de afectados, comunicó a últimas horas de ayer una cifra inferior: 8.500 desplazados en 9 departamentos: 2.781 evacuados y 5.719 autoevacuados.

Anoche permanecían cortadas en diferentes tramos 12 rutas nacionales y decenas de caminos. En Canelones hay 2.011 desplazados; en Florida 749, en San José 588; en Soriano 300 y en Treinta y Tres 116. Otros departamentos con menor afectación son Flores y Rocha, en donde hay 13 desplazados en cada uno. En Maldonado hay 8 y en Colonia 7. En Montevideo solo 3 personas abandonaron sus hogares.

El comandante en jefe del Ejército, general Claudio Feola, comentó ayer en rueda de prensa que muchas de las familias evacuadas son las del propio personal militar que está a cargo de la asistencia en esta emergencia.

Hay 390 militares trabajando en las zonas afectadas, con 33 vehículos terrestres y fluviales. Unos 6.500 clientes estaban ayer sin luz en el interior del país, de los cuales 3.430 casos eran afectados por las inundaciones. En Montevideo se debieron desplegar 40 brigadas y más de 100 operarios para atender las incidencias provocadas en la red de energía eléctrica por los vientos. En total, 1.164 suministros quedaron interrumpidos en la capital.

Varias ciudades uruguayas están afectadas por las inundaciones. Foto: Daniel Rojas
Miles de uruguayos debieron abandonar sus casas. Foto: Daniel Rojas

Durazno y Florida.

En Durazno se registró una cifra de 5.299 personas fuera de sus hogares, pero faltaba agregar otros habitantes que seguían auto-evacuando. Para hoy aún se espera que llegue al Yi el agua proveniente desde Polanco del Yi y Sarandí del Yi. Por lo tanto, se puede generar un repunte del río, aseguraron desde el Comité Departamental de Emergencias.

Se mantiene por lo tanto el estado de alerta y las precauciones pertinentes para aquellos hogares que se encuentran dentro de la franja hasta los 13 metros. Ante los anuncios de fuertes vientos, ayer llegó a realizarse un simulacro de evacuación del campamento de desplazados, efectuándose un traslado desde las carpas hacia el interior del gimnasio del Centro de Integración Barrial de Las Higueras.

Varias ciudades uruguayas están afectadas por las inundaciones. Foto: Daniel Rojas
Las inundaciones se han dado en 10 departamentos. Foto: Daniel Rojas

El Ministerio de Defensa desplegó en ese departamento 60 carpas para que las personas tengan donde quedarse mientras el agua del río Yi se mantiene fuera de su cauce. Además, prepara y distribuye alimentos y los efectivos militares se encargan de retirar las pertenencias de los desplazados a requerimiento del Sistema Nacional de Emergencias (Sinae).

Para eso, hay 70 subalternos y siete oficiales del Batallón de Infantería Blindado abocados al servicio de las definiciones de quienes toman las decisiones de gestión, como el Centro Coordinador de Emergencias Departamentales (Cecoed). Asimismo, integrantes del Regimiento Pablo Galarza de Caballería Blindado Nº 2, asistieron a 35 familias.

“Hay recaudos y lineamientos coordinados”, dijo el subsecretario de la cartera, Andrés Berterreche. El Cecoed de Florida informó que además de los 149 evacuados, la cantidad de autoevacuados fue estimada en 600 personas, de las cuales 100 son de la localidad de 25 de Agosto y el resto de la capital departamental.

Estos vecinos se alojaron en casas de familia o en espacios ofrecidos por personas cercanas. La atención se realiza en la piscina municipal y el salón Juan Pablo II, informó el director del Sistema Nacional de Emergencias, Fernando Traversa. Tanto en Florida como en San José, el despliegue logístico y operativo de recursos incluyó a efectivos del Ejército pertenecientes al Batallón Sarandí de Ingenieros de Combate Nº 2, el Batallón de Infantería Mecanizado Nº 15 y el Batallón Manuel Artigas de Infantería Mecanizado Nº 6.

Varias ciudades uruguayas están afectadas por las inundaciones. Foto: Daniel Rojas
Hay 390 militares trabajando en las zonas afectadas, con 33 vehículos terrestres y fluviales. Foto: Daniel Rojas

En Florida, ayer los vientos causaron estragos y junto con las aguas destruyeron equipamiento urbano y árboles, y provocaron un desastre en el Parador de la costanera. Aunque el nivel del río estaba bajando, hay 16 pasos cortados.

“El Gobierno suspendió la recorrida planificada por el gabinete en los departamentos de la zona oeste del país para el viernes 21 de junio”, confirmó el prosecretario de la Presidencia, Juan Andrés Roballo, en conferencia de prensa.

“En su lugar, los ministros están coordinando recorridas en los departamentos afectados por las inundaciones, para atender y supervisar directamente las acciones del Estado en el territorio”, anunció.

Varias ciudades uruguayas están afectadas por las inundaciones. Foto: Daniel Rojas
Varias ciudades uruguayas están afectadas por las inundaciones. Foto: Daniel Rojas

Para hoy jueves y para mañana, el Instituto Uruguayo de Meteorología prevé buen tiempo, con cielo nublado, sobre todo el territorio nacional.

La temperatura mínima irá en descenso, hasta los 7°C pero la máxima ascenderá hasta los 17°C en la jornada de mañana viernes. Los vientos ya no soplarán tanto como ayer, estabilizándose en el entorno de los 25 km/h. No se pronostican lluvias hasta el sábado.

Vigilando en los techos por miedo a los robos

DANIEL ROJAS

Las lluvias hicieron que el río Negro llegara sobre Mercedes a una altura de 8,59 metros. Desde ayer se encuentra estable también frente a Villa Soriano.

Unas 300 personas eran atendidas por el Comité Departamental de Emergencia a raíz de las inundaciones que en el caso de Mercedes afectaron a 1.000 personas, la mayoría de las cuales decidieron autoevacuarse con ayuda de familiares y vecinos. Algunos incluso trasladan a su familia y optan por pasar la noche en el techo de su vivienda de forma de evitar robos.

"La altura máxima que UTE previó fue 8,67. Estamos dentro los parámetros normales", dijo a El País la directora de Políticas Sociales María Fajardo.

Por otro lado, la altura del lago de Palmar alcanzó durante el día 41,63 metros y al caer la tarde bajó a 41,59 y continuaba descendiendo.

Fajardo explicó que las autoridades siguen asistiendo a las familias que están ubicadas en el Velódromo Municipal de Mercedes. Ayer se hizo presente en el lugar "gente de Salud Pública y asistentes sociales". También se recibió ayuda en todo momento de personal municipal y del batallón Asencio. "Después de esto empieza la regresión y el tema de la vuelta a casa", dijo Fajardo, pero aclaró que eso "depende del clima".

Para el fin de semana se prevén lluvias y en Mercedes rezan para que los pronósticos no se cumplan.

"Si no hay un buen clima no se airean las casas, nosotros no estamos apurados a sacarlos del Velódromo, queremos que la gente vuelva a las casas con las condiciones básicas de higiene", explicó Fajardo desde el Comité de Emergencia, donde se tiene un panorama exacto de cada manzana, padrón y nombre de las respectivas familias que pueden verse afectadas a medida que avanza el río.

Una mujer refugiada en el Velódromo, Rosana Sosa, indicó: “Muy bien la gente que nos ayudó a cargar nuestras pertenencias y la que trabaja aquí en el comedor. Acá hay niños que hoy (por ayer) no fueron a estudiar porque no tienen championes ni ropa seca”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)