Vázquez revisó su proyecto sobre el Ministerio Público

Servicio descentralizado conforma a fiscales

El anuncio del presidente Tabaré Vázquez de que los fiscales pasarán a depender de un servicio descentralizado con control parlamentario, y no de la Presidencia de la República como era su idea original, fue bien recibido por los operadores judiciales.

Vázquez ratificó el domingo, en cadena de radio y televisión, que enviará al Parlamento el proyecto de ley sacando a la Fiscalía del Ministerio de Educación.

"Este paso implica la jerarquización institucional de un actor relevante del sistema de Justicia. Con la descentralización propuesta, el Poder Ejecutivo pretende otorgar al Ministerio Público la mayor autonomía posible dentro del marco constitucional del país, en consonancia con la implementación del nuevo proceso penal aprobado por el Poder Legislativo", explicó el mandatario.

Y la autonomía era uno de los mayores reclamos de los fiscales.

La nueva ministra de Educación, María Julia Muñoz, había anunciado que los fiscales, la Dirección de Registros y la Junta de Transparencia y Ética Pública (Jutep) saldrían de la órbita de esa cartera y pasarán a depender de Presidencia de la República.

Ante el anuncio, el presidente de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), Jorge Chediak, se había mostrado totalmente disconforme. La Asociación de Fiscales también se había pronunciado mediante un comunicado en el que se apoyó la posición de su presidente, Juan Gómez, contraria al proyecto del gobierno. Incluso el Directorio del Partido Nacional se había manifestado en contra del proyecto de Vázquez. "No estamos de acuerdo con eso porque le quita independencia a los fiscales, en el marco del nuevo Código del Proceso Penal", había dicho el presidente del Directorio, Luis Alberto Heber.

Ante este rechazo generalizado, Vázquez dio lugar a los reclamos y las fiscalías pasarán a ser un servicio descentralizado.

Optimismo.

El anuncio de Vázquez fue bien recibido por los fiscales, aunque se mostró cautela.

El presidente de la Asociación de Magistrados Fiscales, Juan Gómez, dijo a El País que el nuevo planteo "significa un avance respecto a lo que se había planteado".

De todos modos, Gómez se mostró prudente respecto al anuncio, ya que no se conoce nada más que "el titular".

"Sin conocer los alcances del proyecto, en la medida que coincide con la posición de la Asociación de Fiscales, puedo decir que estamos de acuerdo y que nos causa beneplácito, que se opone con lo que se había anunciado", dijo el fiscal. "No sé si será acompañada por una reforma de la ley orgánica. Hay muchas cosas que no están en mi conocimiento", aclaró.

El fiscal de Corte Jorge Díaz, por su parte, dijo a El País que el cambio introducido es "ampliamente favorable". Díaz ya había manifestado en varias oportunidades que las fiscalías deberían estar por fuera del Poder Ejecutivo y tener el mayor grado posible de autonomía respecto al sistema político.

"Es una posición institucional que vengo reclamando desde antes de ser fiscal de Corte", recordó.

"Yo siempre reclamé el máximo de independencia posible", dijo el fiscal de Corte. "Escuchar a Vázquez me produce una gran satisfacción", agregó.

Vázquez no aportó muchos más detalles, pero aclaró: "El proyecto no propone la creación de un organismo autárquico o extrapoder, puesto que para ello sería necesario reformar la Constitución de la República. Propone, reitero, la creación de un servicio descentralizado con contralor parlamentario". La ministra Muñoz, en tanto, dijo que se debe "buscar la forma para que la Fiscalía tenga su independencia".

Este cambio va atado a la entrada en vigencia, el 1° de enero de 2017, del nuevo Código del Proceso Penal. Este establece los juicios orales y públicos y le encarga a los fiscales la investigación de los casos penales. La Suprema Corte prevé que se necesitarán unos 60 jueces nuevos para implementar el nuevo Código.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados